miércoles, 17 de septiembre de 2014

Reseña: Marte ida y vuelta de Pierre Wazem Ediciones La Cúpula


Pierre es un dibujante de cómics en horas bajas. No tiene trabajo, ni hace mucho por buscarlo, y las deudas le apremian. La relación con su mujer es peculiar y distante. Tiene dos hijas pequeñas pero aún así no esta centrado. La crisis, la insatisfacción y la apatía le embarga. Tal vez empezar su cómic Marte ida y vuelta podría ayudarle a reconciliarse consigo mismo...


Nos encontramos con otro cómic en el que el protagonista es un dibujante de cómics. En este caso Pierre no está demasiado contento con la vida que lleva pero tampoco hace mucho por cambiarla. El trabajo no llega, en esta profesión es siempre discontinuo y duro. Está desmotivado, sin inspiración para narrar nuevas historietas y ya ha plasmado las vivencias personales de familiares para enfado de estos. Lo más temido y duro para un autor de cómic son las crisis creativas, que no te vengan las ideas hecho que vemos en las vivencias del protagonista.

En Marte ida y vuelta asistiremos a la cotidianeidad de Pierre. Sus pensamientos íntimos, las conversaciones con su compañero de estudio, un dibujante mucho más pragmático. Todo este costumbrismo está muy bien narrado. Atención a la larga escena de sus hijas jugando a pegar cromos con su madre sentada en el sofá.

Pierre es vago, un poco viva la virgen, cuando tenía dinero consumía coca y se iba de putas. Ahora tiene algún que otro ligue. Con este comportamiento poco honesto es difícil identificarte con él y sentir algo de simpatía por el personaje, aún estando todo muy bien relatado.

Todo esto cambiará al empezar su cómic Marte ida y vuelta, pues será una catarsis para él. Se enfrentará a sus miedos y a sus vivencias pasadas. Entrará en una especie de dimensión desconocida donde Marte es la puerta a ambos mundos, el real y el imaginario. El cómic en esta fase se vuelve diferente y extraño, aunque ya habían pistas extrañas en sus inicios.


Pierre Wazem, el autor de esta obra, ha creado una historia realista que entra en los caminos de la fantasía cuando su protagonista empieza a dibujar y sumergirse en su mundo de imaginación. Tal como se dice el protagonista asimismo: ¿Sabes por qué me encanta dibujar? Porque esta en mí. Nadie me lo puede quitar. Es un poco como si estuviera bajo el agua.

El dibujo de Wazem es clásico, caricaturesco y sencillo, al estilo de los cómics de Monsieur Jean. Sin muchos fondos y un predominio de la oscuridad en su viñetas.

MARTE, IDA Y VUELTA
Autor Pierre Wazem
Editorial: La Cúpula
Formato: Color
Medidas:17 x 23,2
Encuadernacion rústica
Páginas: 132
Precio: 18,90 €

lunes, 15 de septiembre de 2014

el arte de SantiPérez Dominguez

Es una suerte que Santi Pérez Domínguez haya vuelto al mundo del cómic 20 años después de que lo dejara.. Podemos disfrutar de sus trabajos con cuenta gotas en la revista Cthulhu de la editorial Diábolo y en ese magnífico tomo de historias de terror titulado Various Horror Visions con una exquisita recopilación de este género. Son historias de miedo que piden una segunda lectura más detenida.
El autor sigue en forma, experimentando y sorprendiendo con sus guiones y dibujos y su trabajo le costará inventar nuevas historias. Sus influencias gráficas que nunca ha ocultado son Bernie Wrightson, Richard Corben y Mark Schultz, aunque estas van cambiando con los años. Es un placer deleitarse con sus dibujos de terror.
Ojalá pueda seguir creando nuevas historietas y proyectos y no se aleje del poco lucrativo mundo del 9º arte.
En un reciente Salón del cómic el autor tuvo el siguiente gran detalle. El primer crimen del mundo. ¡Nuevamente muchas gracias Santi!

jueves, 11 de septiembre de 2014

Antonio Bernal Romero: Cromo Relampago Delta y otros superheroes

Si hay una película de superhéroes imposible esa es la española Supersonic Man (1979) del director Juan Piquer Simón. Hoy da risa, pero en aquel año se puso toda la carne en el asador de la que se disponía en materia de efectos especiales. Un plagio de baja estopa de Superman con un argumento inexistente que solo permite su visionado con amigotes y en plan cachondeo. ¿Quién sabe si el director recordó este cromo de Antonio Bernal Romero de 1972 para componer el traje del superhéroe?


Otros cromos de esta colección tomaron inspiración en modelos superheroicos pero con ese sabor añejo que tan bien sabía imprimir Bernal . Dos más cortesia del amigo Emilio Delliafonte.


miércoles, 10 de septiembre de 2014

Antonio Bernal Romero: cromo Treeman y otros Guardianes de la Galaxia

Imaginad encontraros en un atardecer de otoño con este ser en un bosquecillo. ¿No seria para salir corriendo? Otro fantástico cromo de Bernal que parece ser un árbol animado.


Y al más puro estilo Guardianes de la Galaxia (gracias a Emilio Delliafonte por enviarlo):

Uno que ya apareció por aquí pero vuelve como un  "yo soy Groot" a lo español:



martes, 2 de septiembre de 2014

Entrevista a Rafael Cortiella Joancomartí (2ª parte)


Presento aquí la segunda parte de la entrevista. Rafael Cortiella tiene en su haber una gran infinidad de trabajos como portadista y en su dilatada carrera como pintor. El autor es meticuloso y conserva muchas reproducciones de sus trabajos en diferentes ambitos desde los inicios de su carrera. En sucesivas entregas veremos algunas de estas obras historicas bajo la etiqueta 100 % autores. Despegamos con otra selección de su variado arte:
 

ENTREVISTA A
RAFAEL CORTIELLA
(2ª Parte)


-¿Qué relación guardas con la película Psicosis?
Hice la publicidad a pluma en la prensa escrita de Psicosis (1960). El cartel lo hizo Mac / Macario Gómez que ahora esta exponiendo en la Filmoteca de Catalunya. Este dibujante lo hacia muy bien e hizo muchísimos carteles. Yo entonces era un chaval, dibujaba a Alfred Hitchcock junto a frases parecidas a “póngase los pelos de punta”.  También hice los carteles de La Montaña siniestra (1956), El último tren de Gun-Hill, (1959) La batalla de Siracusa (1960).

 Sus dibujos para la publicidad de la película. Veremos más de Psicosis en futuras entradas.

 Dibujos para carteles de películas y publicidad en diarios obra de Cortiella

-Además pasaste a cómic los clásicos de la literatura como Tom Sawyer (1967), La isla del Tesoro, Viaje al centro de la tierra... realizando los dibujos interiores de estas novelas.
Sí, trabajé en tres o cuatro de estas novelas. Y también, creo, en Historia de dos ciudades.

A finales de los sesenta el autor realizaba tanto cómic como portadas:

 Amistad Maldita (1968) Homo Faber (1970) para Toray

Dos portadas de 1969 para Toray Ediciones. 

 Portada de la serie Spy para Ediciones Ferma en 1969

-Realizas las portadas de El Javanes, otro héroe marino del dibujante Carrillo.
Sí, sí. Hice bastantes portadas para este cómic, creo que para Toray.


-A inicios de los sesenta te marchas con tu familia a Bélgica por motivos laborales. Cuéntanos un poco.
Me fui con mi mujer. En Bruguera existía una agencia de unos belgas que abrieron mercado que se llamaba Ali. Manfred Sommer estuvo en Bélgica trabajando un año y cuando se marchó me propusieron de ir y ocupar su lugar. Allí también empecé a trabajar para Inglaterra haciendo historietas para Valentine. Estuve un año hasta que no puede resistir más porque hacia un frío... Mi mujer se hubiera quedado ahí pero yo estaba muy unido a mi familia y me encontraba muy solo en Bélgica.

 Una ilustracion policíaca y otra infantil para Heidi

-Ahí continuas tus estudios artísticos en la Escuela Superior de Arte de Bruselas.
Sí, me daban los guiones en francés. Yo no lo hablaba y lo aprendí gracias a los guiones. En Ali, el director me decía “Es usted mi profesor de español”.

-A tu regreso vuelves a Bruguera y entras a mediados de los sesenta en Selecciones Ilustradas de Josep Toutain, donde realizas cómics románticos para Suecia, Noruega, Dinamarca. ¿Era tan movido el trabajo en ese estudio?
No lo sé porque yo trabajaba en casa, siempre en casa. Yo era freelance.

 Ilustración romántica para bolsilibro

El germen de Selecciones Ilustradas estuvo en la editorial De Haro. Cuando trabaja en Fecsa y buscaba trabajo como dibujante, el Señor Joaquín de Haro me llamó para trabajar allí. Estaban también Antonio Parras y Manfred Sommer. Era una pequeña editorial que estaba empezando. En aquel tiempo mi madre me decía que cómo iba a dejar una cosa segura como el trabajo en Fecsa, así que se lo dije a Toutain y lo cogieron a él, todo empezó ahí. Él se quedo en la editorial e hizo una gran amistad con De Haro, porque Toutain era muy creativo sobre todo en plan editorial.

 Dos portadas del autor

Nosotros teníamos mucha amistad con Francisco Hidalgo, un dibujante que después se hizo fotógrafo, ahora ya esta muerto, quedamos pocos. Hubo una época que aquí no había trabajo y se fue a Paris a vivir en la ciudad universitaria. Vio que en Francia había más trabajo del que podían hacer y llamó a Toutain. Se pusieron en contacto y Hidalgo empezó a mandar guiones para dibujar. Después en Inglaterra lo mismo, fueron Jaime Romeu y Jordi Macabich en moto y empezaron a venir trabajos de allí. Selecciones Ilustradas empezó en este contexto. Toutain era listo y fue cogiendo buenos dibujantes y los fue guiando. Yo era colaborador, no viví estas juergas del estudio, al igual que ni Bernal, Badia o Longarón.

-¿Por qué dejaste un poco aparcado el cómic a partir de 1975?
Porque era más fácil hacer una portada cada día o cada dos días que no una historieta de 50 páginas que te morías para hacerla. Sí he hecho cómic, pero no es lo que más siento, me gusta más ilustrar. Una portada la terminas, te olvidas y vas a otra, un cómic es lo que te decía antes, es de admirar porque hay autores que hacen historietas largas con el personaje que ha de aparecer en diferentes posturas, que sale de un sitio a otro...Esto es una maravilla pero no lo reconocen. En cambio uno te hace el dibujo con una escoba en un cuadro y te dicen que es magnífico.


-Estuviste mucho tiempo trabajando para la editorial alemana Bastei Verlag ilustrando las portadas del personaje del Oeste Lassiter y el editor de Bastei te entregó una medalla de oro por tu trabajo en Barcelona.
Fueron 12 años. La medalla aún la tengo, costaba ciento cincuenta mil pesetas, nos la dieron a doce autores, y nos hicieron una fiesta en el Hotel Princesa Sofía. Es la única vez que un editor me ha regalado algo... y ha tenido que ser alemán.

 Ilustraciones para los libros de Lassiter

-¿Cómo fue tu experiencia en el Club Dhin y por qué no continuó?
Yo era el tesorero. Se acabó porque no pagaban la cuota los dibujantes. Lo aguantamos mucho tiempo. El club lo creamos Francisco Macián, Badia Camps, Noiquet y yo. Después vinieron Pedro Alférez y Antonio Bosch Penalva. Intentamos que funcionara pero Macián murió de un ataque al corazón e hicimos presidente a Penalva. Yo llevaba las cuentas pero no salían. Era un club para luchar por los derechos de autor, pero cada dibujante lleva un reyecito dentro y era muy difícil gestionarlo porque uno era más bueno que otro o tenía más mercado y no nos poníamos de acuerdo. Todo el mundo quería sus derechos pero no sus obligaciones. Fue una experiencia bonita.

 Tres historicos de Bruguera en una foto reciente Nadal, Cortiella e Ibáñez

Rafael Cortiella y Jordi Longarón bromean ante un original de la exposicion que el Salón del Cómic Internacional de Barcelona de 2012 dedico a este último con motivo del Gran Premio del Salón del Cómic. El motivo: el original era obra de Cortiella y se "coló" en su expoción.

Dibujo de Cortiella

-¿Creaste una academia de arte junto a Ángel Badia Camps. ¿Cómo fue esta experiencia?
Fantástica. Estuvimos unos 14 años. Cuando él se jubiló yo la continué dos años más hasta que también me jubilé. Conocimos a mucha gente, fue muy bonito y gratificante. Tuvimos casi cien alumnos.

-¿Por qué crees que la Editorial Bruguera quebró?
No lo sé exactamente. Yo pienso que al final no se vendía y también influyó la desaparición de la cabeza visible de la editorial.

-¿Conservas los originales de tus portadas?
De Bruguera nada. Alguna cosa reclamé a Ediciones B y me hicieron mandarles una lista de todo lo que les pedía, y al final solo me devolvieron veinte portadas que no les había indicado.

-¿Te afectó la entrada de las nuevas tecnologías en tu trabajo como portadista?
No, porque después de las portadas me pasé al video, a realizar carátulas de video. Firmaba como Joan porque ya empezaba a pintar y no quería mezclar una cosa con otra.


Cuando empezó a escasear el trabajo de ilustrador tuve que espabilarme porque la pintura es otra historia. Salió el video y fui a varias casas y me encargaron diversas carátula. No había documentación de ninguna clase porque eran todo películas de serie B. Me compré un Betamax porque con él podía parar la imagen de las películas y hacia un foto, a partir de ahí dibujaba la portada. Se me Habían acumulado hasta cincuenta portadas para dibujar, una de las casas de video me las pagaba a cincuenta mil pesetas cada una y tenía para hacer las que quería. Después vino Hacienda y se dieron cuenta de que los distribuidores de videos no pagaban nada y les metieron un palo que los hundieron. Después las grandes productoras sacaron sus carátulas de video con las fotos autenticas, pero antes en la serie B no había nada y por esto se hacía así. En una de las casas de video que trabajé compraban, por ejemplo, ocho películas a Italia de serie B, una del oeste, una erótica, una de terror y me indicaban que de cada una hiciera tres o cuatro portadas distintas, las imprimían y las vendían todas como films diferentes. Esta gente, eran dos hermanos, me explicaron que estuvieron durante siete meses ganando cada mes limpios 29 millones de pesetas. Era el boom en los ochenta, pero empezaron a hacer fiestas con secretarias de muy buen ver y en cuatro días tuvieron que volver a montar radios para coches que es lo que hacían inicialmente.

Realizó un gran número de estos trabajos. Acabó firmando algunas caratulas tambien como Cortiella

-Después inicias tu carrera como pintor, decantándote más por la figura femenina y has expuesto en un sinfín de galerías. Explícanos un poco.
No había trabajo de ilustrador y pintar también es algo muy libre. Ilustrar es divertido pero te obliga y pintar es más libre y también me gusta. Aún pinto.

 Algunas críticas de su arte:

“Un rendido homenaje a la mujer a través de la pintura” J.Jarabo (Gal.Art)

“No cabe duda de que el pintor se entrega a la figura femenina, joven, y bella, en distintos escenarios y situaciones. Cortiella se esmera con sus trabajos en el trato a estas jóvenes y nos las ofrece plenas de belleza y espiritualidad. Porque el artista cuenta con un fervor poético, un lirismo patente (...) un sello personal. C.B. El correo (Bilbao)


"Una de las facetas de esta muy buena pintura reside en la capacidad que denota Cortiella de concebir y plasmar atmósferas particularmente íntimas, secretas, plenas de una sensualidad comunicativa y a menudo intensa. Los problemas lumínicos y los relativos a una composición coherente, con la necearía contribución del factor cromático en el establecimiento de zonas armoniosamente contrastadas, son resueltos gracias al talento creativo del pintor". Carlos Baroja


-¿Cómo es este mundo de la pintura?
Es muy duro. Ha cambiado el concepto. Antes era exponer para enseñar, ahora es exponer para exponerte a que no vendas nada y tengas que pagarlo todo. Yo he expuesto en Mallorca, en Menorca, en Ginebra, en Madrid., también lo he hecho en Estados Unidos, aunque no fue ninguna maravilla, pero es la espinita de exponer allí. Me ganaba la vida así.


En una entrevista en La Massana Cómic Andorra el autor comento que se dedica también a pintar paisajes pero que le gusta centrarse en la figura femenina. La figura masculina no encaja tan bien en un cuadro, excepto cuando es, por ejemplo, de temática heroica.


 Reseña de una critica de La Vanguardia con motivo de una exposición en los ochenta. Fuente Bruguelandia nº 22:Buen conjunto de óleos en la que predominan, como en él es habitual, el tema de la figura femenina; la ve siempre, o casi siempre, con el recogimiento de un interior, a solas consigo misma y dentro de un entorno habitado por el silencio, un tanto expectante, de los objetos cotidianos que la envuelven. Se diría que pretende descubrir y revelarnos la secreta intimidad de sus personajes cuando, con el silencio del reposo o cansancio, parecen mirar dentro de sí mismas. Como en otras ocasiones, es evidente la exigencia de expresividad y soltura que el artista se impone a sí mismo”.

Has tenido encargos curiosos a lo largo de tu vida como el de ilustrar las cajas de juguetes Madelman. ¿Recuerdas otros encargos de este tipo?
Lo de los Madelman me llegó a través de Bardon Art. Jordi Macabich me lo encargó. Hice dos cajas. Cuando las entregué, Macabich me dio dos pruebas de grabado o sea dos cajas impresas sin los juguetes. La caja estaba tapada. Una tapa, la parte interior que estaba ilustrada también y la parte de posterior.


Pero mucho antes en la empresa Reamsa me encargaron unos dibujos para unas cajas de juguetes. La primera que hice fue La conquista del oeste, que era una caja inmensa llena de figuras y después hice Lawrence de Arabia, Guillermo Tell, Lucha en la pradera... Pues bien, se me ocurrió colocar una ventana en la caja con un plástico por detrás. Se lo propuse a Reamsa y empezó a presentar las cajas de los juguetes así. Ahora ya todas se presentan así. ¡Pero esto lo inventé yo! Pero no fui tan clarividente como para patentarlo

 Cajas de juguetes ilustradas por Cortiella para Reamsa, Jecsan y Gracia.

Como anécdota te contaré que hace un tiempo vino un conocido que coleccionaba artículos relacionados con juguetes antiguos de Reamsa, y me compró una pruebas de grabado. Vio las cajas de Madelman y me dijo que estas valían mucho dinero y que conocía alguien que me las compraría. Vino un coleccionista y me pagó muy bien las prueba de grabado de cada caja. Ahora he leído que una de estas cajas con todos los juguetes pueden valer cuatro mil euros.

Estas dos únicas cajas Madelman en que colaboro Cortiella son de las mas difíciles de conseguir porque cuando salieron en 1969 costaban la friolera de 700 pesetas. Contenían varios Madelman, un jeep y complementos. Un precio prohibitivo que hizo que no se vendieran muchas y tuviera poca distribución. El producto solo duro dos años y además como la caja estaba decorada también por el interior y servia como decorado es muy raro encontrar hoy en día una caja en buen estado y más con todo en su interior. De ahí su elevado precio

Otro día me llamó una persona y me preguntó si era yo la persona que había hecho los dibujos de Madelman, y me dijo:-le sabría mal que le viniéramos a buscar y le invitáramos a cenar? Pues sí, me vinieron a buscar con un coche me llevaron a una marisquería, toda llena de gente esperándome, y aplaudiéndome al llegar. Yo acojonado al principio. Me preguntaron cosas, cenamos, me regalaron un saquito de Madelman que aún guardo, me volvieron a traer y ya no he vuelto a saber más (risas). Es un mundo.

 Con estas ilustraciones como presentación de la aventura que se podia encontrar en el interior que niño podia resisterse a no querer estas cajas. 

-A mediados de los ochenta ilustras los típicos cuentos troquelados para niños en ediciones Susaeta.
Esto lo hice para Toray pero los derechos eran míos y los vendí a Susaeta. Estos originales sí los tengo.

 Ilustración para un cuento de la Editorial Susaeta en 1985. No era la primera vez que el autor dibujaba para un publico infantil:

 Cortiella  dibujó estas ilustraciones infantiles para libros de Toray en 1974

 Estas dos ilustraciones son para La Espiga de Ediciones Aries en 1979

-¿En la actualidad continuas pintando?
Sí, y ya no sé donde meter tantos dibujos.

En una entrevista hecha al autor en 2009 en La Massana Cómic, donde se le dedicó realizo una exposición, afirmó lo siguiente: También me dedico al paisaje, pero me gusta centrarme en la figura femenina, la masculina no entra demasiado en un cuadro. Excepto que sea de temática heroica, por ejemplo.

-Por qué crees que este 9º arte siempre ha sido poco valorado por los grandes medios?
Porque no lo han comprendido. Lo han menospreciado pensando que era un arte menor, y vale que en la historieta hay dibujantes malos como en la pintura, pero hay dibujantes que son excepcionales y precisamente existen ilustradores catalanes maravillosos no solo de ahora sino clásicos como Joan García Junceda, Isidre Nonell... ¿Hay algún museo dedicado a ellos? No. Si hay algún museo que tiene portadas mías son el de La Massana de Andorra y uno que hay en Huesca, que me llamaron diciéndome que tenían una portada de la revista Morbo, y yo les dije que esa portada era robada porque era mía y nunca la recibí (risas). Se la di y se la quedaron y no pasa nada, pero piensen que tiene una portada robada.

 Aunque el autor se dedica más a la pintura aun se arranca, por suerte para nosotros, con alguna que otra ilustración. Las iremos viendo en este blog junto a otro intersante material.

-Lees algún cómic habitualmente? ¿Cuál?
A mí el que más me gusta es Jordi Bernet, a parte que es intimo amigo mío. Me llenan su historietas. A mí me gusta la novela negra. Una de ellas es la Mortaja de Delives y cuando la leo ya me imagino unos dibujos de Bernet con sus sombras.

Entrevista realizada en julio de 2014

EL ARTE DE RAFAEL CORTIELLA
Presentamos una serie de curiosidades y obras retrospectivas de este autor de entre las miles que realizó:

Portada del disco de Albert Pla obra del autor

Precisosas ilustraciones que acompañaban este clasico de la literatura con portada tambien del autor.

Autor todoterreno a principios de los ochenta realizó calendarios con ilustraciones de animales.

Diferentes portadillas para cuentos infantiles.

El autor tambien publicó en la mitica revista El Papus.

Pip International fue una revista de cómics para adultos en lengua alemana de inicios de los setenta. Cortiella realizó algunos posters centrales jugando jocosamente con chicas y las reglas de tráfico.

 Storyboards para publicidad

Publicidad de 1967 con ilustración del autor.

Portada para Tumac serie publicada por Dalmau Socias Editors en 1979.

En próximas entradas iremos descubriendo más trabajos de Rafael Cortiella.