jueves, 20 de noviembre de 2014

Rafael Cortiella: Lassiter


Lassiter es el duro protagonista y da título a unas novelas tipo bolsillo que empezaron su andadura en 1972 y aun hoy continúan en activo. Ambientadas en el salvaje oeste fueron de gran éxito en Alemania durante cerca de 40 años. Se juntaba en ellas aventura, violencia y algo de sexo, ya que el protagonista era bastante mujeriego. En el 2010 alcanzó su número 2000 y pronto llegarán al 2200. Las primeras novelas son de origen americano y las escribió Jack Slade (seudónimo de Willis Todhunter Ballard), al comprar la editora alemana la licencia y ser un éxito se fueron produciendo más novelas con escritores anónimos alemanes pero manteniendo ese nombre. Algunos escribieron más de 500 como Günter Bajog, otros estuvieron cerca de 8 años como Martín Barkawitz. Muchas de las portadas fueron realizadas por nuestro artista español Rafael Cortiella.



martes, 18 de noviembre de 2014

Gente Menuda diario ABC

Durante 10 largos años (1989-1999) dentro de la revista Blanco y Negro del diario ABC aparecía cada domingo el suplemento Gente Menuda dedicado al cómic. 16 páginas con personajes de Bruguera, e incluso de la Marvel como Spiderman, Conan o otros como Tintin o el Teniente Blueberry... La impresión no era muy buena pero acercaba el cómic a los niños por una vía diferente. Otro punto negativo es que dedicaban tan solo dos páginas por personaje por lo que las historietas se alargaban con eternos continuará. Pero en fin mejor eso que nada que es lo que abunda ahora en la prensa.
Anacleto de Vázquez ocupó muchas portadas de Gente Menuda recicladas del tebeo Pulgarcito aumentando algo la imagen de las antiguas portadas.


jueves, 13 de noviembre de 2014

Reseña: [Rec]4: Apocalipsis de Jaume Balagueró


Un gran barco de transporte, el Zaratustra, ha sido alquilado para que los científicos intenten conseguir una cura contra la temible mutación que eliminó a casi todos los habitantes de un edificio y a dos familias que celebraban una boda en Barcelona. Los científicos tienen la baza de mantener retenida para su estudio a la persona que estuvo más tiempo en el edificio afectado, la reportera Ángela Vidal y a otros supervivientes que han estado en contacto con las violentos hechos provocados por el virus. El caos no tardara en hacer aparición…


Otro cambio de registro para la saga de terror más exitosa del cine español. Llega [Rec]4: Apocalipsis, película que traslada la acción a un barco en alta mar, un lugar cerrado que comporta pasillos angostos, atmósfera claustrofóbica y poco espacio para reaccionar a los embates de los rabiosos zombis. La diversión o el terror, según se mire, están servidos, perjura su director, Jaume Balagueró, por última vez.

Lo mejor de las otras películas de la saga Rec es que mezclaban zombis con la cotidianeidad barcelonesa. Ver unos personajes que podrían ser nuestros tíos, abuelas o hermanos en un ambiente y lugares reconocibles, aumenta la sensación de desasosiego y es más terrorífico cuando se desata el festival de sangre.

[Rec]4: Apocalipsis va por otros derroteros y la sensación de proximidad se pierde bastante, aunque conserva personajes muy nuestros como la abuela desorientada, Nic el gordo friki de los ordenadores y algún que otro toque de humor muy hispano. Por contra abundan los tópicos, desde los soldados pasados de vueltas encargados de proteger el barco, pasando por el papel de héroe protagonista interpretado por Paco Manzanero, que parece un autentico mercenario sacado de la célebre trilogía de Sylvester Stallone. Héctor Colomé esta excelente como el duro doctor que dirige la operación, pero su modo de proceder ya ha sido visto en cientos de películas. Como apunte disparatado, en algunos planos me recordaba físicamente al mismísimo Doctor Spock de Star Trek.


[Rec]4: Apocalipsis se convierte en una película de acción al estilo americano y consigue estar a la altura, con mucho menos presupuesto que estas, pero ya no es una película donde abunda la sugestión, el suspense, y el terror. Pierde ese toque propio que la hacía distintiva y más con la forma mareante de rodar las escenas de violencia en la que no se acaba viendo nada, y con ruidos y músicas estridentes, como en muchas películas yanquis al estilo.

Un acierto recuperar a Manuela Velasco como homenaje para este broche final, en el que vemos su transformación en chica guerrera a lo Teniente Ripley. Y lo bien que queda gritando, sudorosa, con top ensangrentado, exageradamente asustada y corriendo arriba y abajo. Aunque alguna de estas escenas, como en la que huye del contenido de diversas jaulas abiertas, hubiese quedado más creíble con más presupuesto...

Jaume Balagueró dando intrucciones a Manuela Velasco

Tan solo la escena de la cocina tiene ese espíritu Rec tenso y de “cagarse” que tenía que haber invadido más metraje. Funciona bien como película de zombis que atacan a lo bestia, donde hay pocos lugares donde esconderse, pero con menos sustos y más rutinaria, aunque posee algún buen giro de guión.

 Ver la película con alguien así al lado es otra experiencia...

En los cines Gran Vía 2 en Barcelona tuvo lugar el miércoles 29 de octubre el preestreno de la película con una muy buena ambientación llevada a cabo por personal de Port Aventura caracterizado de zombi, la presencia del director de film y algunos de los actores.

Fotos de la presentacion  [rec]4 en cines Gran via 2. Podeis ver más fotos en Facebook y página Facebook El rincón del Taradete

Título: REC 4 Apocalipsis
Director: Jaume Balagueró
Reparto: Manuela Velasco, Paco Manzanedo, Héctor Colomé, Ismael Fritschi, Críspulo Cabezas, Paco Obregón, Mariano Venancio, María Alfonsa Rosso, Cristian Aquino, Javier Laorden, Carlos Zabala y Emilio Buale
Guión: Jaume Balagueró y Manu Díez
Música: Arnau Bataller
Director de Fotografía: Pablo Rosso
Director de Arte: Javier Alvariño
FX Maquillaje: David Ambit y Lucía Salanueva
Sonido Directo: Xavi Mas

Género: Terror
Nacionalidad: España
Fecha de Estreno: 31 de Octubre de 2014

lunes, 10 de noviembre de 2014

Reseña: Batman año 100 de Paul Pope en DeBolsillo


En el año 2039 el gobierno controla la sociedad con mano dura. No hay libertad, todo está bajo el control de los agentes federales. Una sociedad oscura y sin esperanza. Lo que no significa que no exista el crimen y la corrupción. Parece que los superhéroes tampoco existen, pero hay una anomalía llamada Batman, que no ha sido controlada y no se sabe muy bien si es tan solo una leyenda del pasado. Un agente federal ha sido abatido y el principal sospechoso no es otro que el hombre murciélago. Gordon, nieto del comisario James Gordon, investigará su existencia; paralelamente Batman y su equipo intentarán averiguar qué ha ocurrido y qué se esconde tras este asesinato, y la corrupción gubernamental intentará acabar con todos ellos.  

Bienvenidos a un futuro nada halagüeño, triste y desalmado, a un futuro de cómic distópico al estilo Orwell, Bradbury o Huxley.


Estamos ante una de las historias más interesantes de Batman de los últimos 8 años. Fue creada en 2006 por Paul Pope como guionista y dibujante y coloreada por José Villarrubia, y no en vano se llevó dos premios Eisner (los mas importantes en Estados Unidos en la industria del cómic) a la mejor serie limitada y al mejor escritor / artista.

El cómic se inicia con una trepidante y brutal persecución de Batman por parte de la policía federal. Podemos sentir su sudor, su sufrimiento y sus heridas y vibrar con la magnífica narración cinematográfica que utiliza Paul Pope en esta larga escena. Una tensión que se dilata al intercalar acertadamente en ella la comisión en Washington que está siguiendo los hechos, la presentación del Capitán de policía Gordon y la actividad del equipo de apoyo del hombre murciélago. Más de 40 páginas que se leen de un tirón con emoción y nos presentan la trama de la historia a la vez que nos sumergen en las calles de la decadente Gotham City. El resto de páginas siguen estando a la altura, muy bien resueltas en sus enfoques utilizando muchos planos detallistas y con predominio de viñetas rectangulares. Paul Pope impregna la narración de un halo de ciencia ficción con elementos fantásticos como los telépatas y otros artilugios. Estamos en el futuro, pero salvo estos pocos cambios tecnológicos, tanto podría ser 2039, como 2000, o 1939.

¿Quién se esconde bajo la máscara de Batman? La investigación de Gordon destaca por su originalidad al mezclar la realidad y la ficción, con el origen real de los tebeos de Batman en el año 1939, o sea su primera aparición, y las publicaciones posteriores más emblemáticas como Batman año uno o El regreso del caballero oscuro ambas de Frank Miller. El Comic contiene diversos pequeños guiños para los fieles seguidores, mientras avanzamos en la intrigante investigación de lo que se esconde tras el asesinato del agente federal. De hecho algunas viñetas recuerdan la Gotham City que retrató Frank Miller en sus obras.


 Destaco también el acierto de las apariciones de Batman a través de cámaras de seguridad o holollamadas, que consiguen un efecto de intensidad y furia en su figura casi de “película de terror asiática” en la forma en la que están dibujadas con un color y unos halos de luz chisporreantes. Al igual que el efecto que usa el hombre murciélago al ponerse una dentadura postiza para convertirse en una figura más temible. ¡Impresionan las viñetas en que predomina el rojo! También es digno de mención el efecto de velocidad que se consigue con la utilización en las viñetas de luces distorsionadas.

Paul Pope es un guionista y dibujante alternativo que inició su carrera como dibujante manga para Kodansha. Ha publicado en distintas editoriales americanas, destacando en trabajos como One-Trick Ripoff, Heavy Liquid, 100 % y más recientemente en la exitosa Battling Boy. Su historia corta “El compañero adolescente del héroe” en la serie Solo de DC, ya le valió un Eisner en esta categoría en 2006. Ha trabajado en el campo de la publicidad con diversos y variados trabajos, incluyendo el diseño de moda, y en la ilustración. En 2010 fue distinguido como Master Artist por el American Council of the Arts. La crítica ha afirmado que su estilo al dibujar recoge lo mejor de los clásicos americanos como Jack Kirby, Alex Toth, y Frank Miller y de europeos como Hugo Pratt, Guido Crepax y Daniel Torres.


Sin lugar a dudas Batman año 100 es una de sus más destacadas obras. Su estilo de dibujo diferente, algo feista, oscuro y grotesco, pero también elegante, puede no atraer al lector en una primera ojeada, pero si se le da una oportunidad, le permitirá sentir muy viva esta diferente aventura del superhéroe. El autor quería que se sintiese la acción física y que la violencia, fuese palpable, por eso el traje de Batman es más rudo y se compone de duras botas militares, pantalones atados con cuerdas, y unos guantes que no le tapan las muñecas. Es un traje de trabajo, no para posar de forma "guay" sobre una azotea. Un nuevo diseño que puede chocar y no gustar a primeras. Otro punto a favor para comprar este tomo de DeBolsillo es que es una historia completa y autoconclusiva. No incluye incursiones de otras series que alarguen innecesariamente la trama, como ocurría con la reciente saga “El Tribunal de losBúhos”, y no hay que saber nada de la mitología sobre el hombre murciélago para disfrutar de veras con este cómic.

La serie completa que recopila DeBolsillo se compone de los 4 números americanos publicados en el año 2006. Este cómic ya fue publicado en España en 2008 por Planeta DeAgostini y ahora le llega el turno en esta línea de DeBolsillo para celebrar el 75 cumpleaños de Batman. Aunque esta edición es de tamaño pequeño, está claro que no cabe en un bolsillo, pero es más manejable, económica y está pensada para acercar el cómic a lectores ocasionales de este medio. La edición en tapa blanda es correcta e incluye las cuatro portadas originales.

Si te gusta el ambiente a lo Blade Runner, las historias potentes e innovadoras, los futuros distópicos y, claro está, Batman, este es tu cómic.

Guion y dibujo: Paul Pope
Color: José Villarrubia
Editorial: Debolsillo
Formato: Rústica, 240 páginas, 15 x 21 cm, a color
PVP: 14,95 €

lunes, 3 de noviembre de 2014

V Salon del cómic social: Conferencia Orgullo y Satisfacción con Ricardo Plástiko, Albert Monteys y Bea Tormo (1ª parte)


El pasado 18 de octubre tuvo lugar la mesa redonda dedicada a la nueva revista digital “Orgullo y Satisfacción”, en el marco del V Salón del cómic Social en Santa Coloma de Gramenet. El acto fue moderado por el dibujante Ricardo Plástiko y contó con la participación de Albert Monteys, uno de los fundadores de la nueva revista y ex peso pesado de El Jueves y la dibujante Bea Tormo, una de las ultimas incorporaciones de El Jueves y que decidió, de forma heroica, renunciar ante la situación de la portada censurada y además es una de las colaboradoras del exitoso blog Caniculadas. Sussana Martín ha realizado el cartel de este año del Salón Social


Orgullo y Satisfacción es la revista digital de humor que nace a consecuencia de la censura que sufrió el Jueves por parte de la editorial RBA al eliminar una de las portadas que hacía referencia a la monarquía cuando la revista estaba saliendo de imprenta y sin previo aviso.

En esta conferencia sabremos lo que piensa Albert Monteys sobre esta censura y otros aspectos de esta aventura tebeística.



-¿Por qué la revista Orgullo y Satisfacción se publica tan solo en digital?
 Se nos pasó por la cabeza editar la revista en papel, pero obviamente hay un señor RBA, al cual no le debemos caer muy bien, que domina todos los kioscos y podría decir “esto no lo enseñéis o no lo vendáis”, es una posibilidad y entonces seriamos pobres, con deudas y estaríamos jodidos. Ya sabemos que hizo Bruguera con la revista Tio Vivo en los años sesenta.

Por otro lado se habla desde hace años de la crisis del papel y en digital aunque hay gastos, el servidor, trabajo de diseño...estos son inferiores. También teníamos mucha prisa y queríamos que el numero 0 saliese con la coronación de Felipe VI, y aparte de dibujarlo era imposible, por tiempo, llevarlo a imprenta, distribuir los ejemplares, etc. Ya estábamos acostumbrados a dibujar rápido y de un día para otro en El Jueves, por eso nos pusimos las pilas, entregamos las páginas el día antes de la coronación y acabamos maquetándo durante la noche.

Realizamos la revista en una semana y nos aprovechamos de ese marketing que te da el escándalo real que provocó la censura del número de El Jueves. A veces he pensado que es absurdo, a mi el rey es algo que no me importa tanto, como otros temas mas jodidos que tienen que ver con la crisis, la inversión de capital... Lo del rey, es una anécdota, algo anacrónica, o una institución a eliminar si quieres, pero no es el principal problema de este país. Sin embargo todos los problemas que he tenido en la vida como dibujante han sido por culpa del rey, que es algo que no me explico. La portada que nos censuraron no era nada bestia, era algo blanda y hecha a ultima hora.

Publicamos “Orgullo y satisfacción” con todo el ruido mediático de las cosas que tienen que ver con el Rey. Todo esto hizo que se vendiera muy bien. Vendimos 35.000 que es una animalada, incluso en papel, pero en digital en este país es algo increíble. Fue una compra muy solidaria y comprometida. Optamos por poner un precio mínimo (1,50 euros) dando la oportunidad a la gente para que pudiera aportar lo que quisiera y muchos se lanzaron y pusieron unos céntimos de más. La media salió a 1,90 euros, lo que está muy bien porque nos garantiza tener un precio mínimo por página bueno. No teníamos una idea clara a seguir. No sabíamos cómo funcionaría pero ante el éxito del número 0, decidimos que para septiembre empezábamos como revista mensual. Un consejo: si algún día hacéis una revista, sacarla a partir del número 1 sinó genera confusión. Del 1 hemos vendido nueve mil descargas que también esta muy bien y ya contábamos con ello. De entrada ya pensábamos que si nos quedábamos con una tercera parte de las ventas ya seria bueno, ya sin la cobertura mediática y la compra solidaria del número 0. Para ir bien nos tendríamos que mover alrededor de los diez mil ejemplares por número y confiamos en ello. Llevamos solo dos números.


-Tengo la sensación que El Jueves se ha ido descafeinando con los años y más en los momentos en los que estamos. Mongolia ha recuperado el juego mas gamberro y provocativo. Hace falta una tercera vía que supongo querrá diferenciarse de estas dos. ¿Cómo será Orgullo y Satisfacción?
 Los fundadores Guillermo Torres, Manuel Bartual, Manel Fontdevila, Bernardo Vergara y yo, vamos organizando al resto de colaboradores, pero no somos asamblearios. A partir de el segundo número decidimos que cada uno haríamos un tema, porque al ser mensual y de la actualidad mas rabiosa era peligroso. El número uno que trataba sobre la democracia española, estaba bien pero nos pareció muy denso; el segundo trató sobre el mundo laboral y ya reaccionamos haciendo páginas de otro temas. En el tercer numero tocaremos la actualidad más reciente de los últimos dias de mes y nos hemos dado cuenta de que hacen falta series de personajes para que el público pueda agarrarse e identificarse con ellos. Al principio estábamos obsesionados con no parecernos a El Jueves, pero para este número ya tenemos algunos autores con nuevas series. Siempre te das cuenta de lo que funciona o no y lo de los personajes es una buena idea. En digital es mas difícil leer la revista, porque en papel lees lo que quieres, vas al principio, al final, lo lees de manera desordenada. En digital el problema es que empiezas por la primera página y acabas por la ultima. Tendríamos que hacer una lectura mas interactiva pero el pdf lo permite poco. Esto te obliga a organizar de forma diferente la revista, dándole al lector mas sitios donde amarrarse. Vamos descubriendo todo esto mientras caminamos.



-¿Hechas de menos el bufón de El Jueves?
El bufón menos. Mis personajes como Tato llevaba mucho tiempo haciéndolos, y son personajes que son nuestros y los acontecimientos que nos ha llevado a este punto han sido dramáticos, pero ha habido también ganas de hacer cosas nuevas. Nuestra relación con los dibujantes que están en El Jueves es buena. Hay una editorial que agrede a la revista, por decirlo así, y dentro de los agredidos hay reacciones distintas, pero todos somos victimas de un mismo problema.

-¿Por qué hay no hay chicas dibujantes?
Bea: A mi no me han tratado diferente, ni me han cogido porque sea chica o para cubrir el cupo. Tiene que haber más chicas en el cómic porque son buenas.

Bea que firma como Triz publica en diversos medios. Este chiste es de El Estafador

-Son muchos los que piensan que antes la revista El Jueves era más dura y daba más caña. ¿Qué piensas?
Por un lado me miro números antiguos de la revista intentando ver esa dureza que tenía antes y tampoco la veo tanto. Si que es posible que hubiese algún autor como Ivà que era muy bueno y marcó una época con sus historietas, que eran el paradigma de lo que debía ser el humor y bestia, e impregnaban un poco el resto de la revista que no era tan fuerte. Pero Ivà era contundente, acertado y genial al contar sus historias. Cuando entré en la revista hace 18 años, los veteranos me decían “es que los de vuestra generación sois muy blandos, muy de dibujo animado...” Tenía la teoría de que la generación de Ivà, de Gin... venían con un importante cabreo de serie ya puesto. Habían recibido ostias en el colegio, de lo padres, de los curas, en la mili... En mi generación había más comprensión en estos ámbitos. Yo el cabreo me lo tenía que inocular. Pese a que me pasen cosas y sea critico con el mundo, mi estado de ánimo era mas placentero, comparado con alguien que se crío en los años cincuenta en España y ya vienes con la mala ostia encima. Por eso los dibujantes de los setenta a la fuerza eran más duros que nosotros.

-Orgullo y satisfacción no tiene un número de páginas determinado y no se publica en papel. Es mensual, de páginas variables y aparte publicáis algunas historietas liberadas, compartidas en internet. ¿Es diferente hacer humor en Internet que en revista de papel?
Nosotros vivimos ahora de las redes sociales ya que es nuestro canal de comunicación. No se puede informar de que el numero dos de nuestra revista ya está a la venta y adiós. Los chistes mas obvios a los diez minutos ya están hechos. A los 20 minutos los obvios y algunos bastante geniales, con lo cual el trabajo de un humorista se complica muchísimo. A mí el primer chiste que me sale lo busco en internet con las palabras clave y ya está, lo que implica más trabajo. Hay algo bueno y es que cuelgas un chiste y a los cinco minutos sabes si ha gustado o no porque mucha gente opina, pero tiene el riesgo que es que al final la encuesta es la obsesión que marca tu trabajo, porque puedes acabar haciendo solo chistes de un tema que va a gustar. A mi me retwittean más las historietas de cinco viñetas contando algo que los chistes de una sola. Así acabas yendo más a eso y al final tienes el peligro de acabar homogenizando el contenido.

A mí ya me han llamado Españofóbico catalán y repugnante españolista al hacer un chiste sobre el procés català. Es un tema en que estás en un lado de la trinchera o en el otro o te llevas ostias por todos los lados.


-¿El número de dibujantes variará en el futuro?
Todo el mundo que está con nosotros, a no ser que quiera irse, va a permanecer en la revista. Eso no quita que pueda entrar gente nueva poco a poco. Ahora van a entrar El Mundo Today y Alberto González, que hace guiones y los videos manipulados en El Intermedio.


-¿Habéis tenido limitaciones de contenidos?
En El Jueves teníamos pero no parecía tan grave para que dimitiéramos y era la censura en algunos chistes que no salieron por culpa de las marcas comerciales como por ejemplo con CocaCola. En el Jueves se batalló por esto y algún chiste se colaba, creo que en le 90 % de la prensa de kiosco no se habla de El Corte Ingles, de CocaCola y de una serie de marcas. Es la censura mas bestia que tenemos. Nosotros no dependemos de la publicidad. Cuando tu negocio empieza a ser mas la publicidad que las ventas... Nosotros el único activo que tenemos es la credibilidad, lo hagamos bien o mal, y lo hacemos porque queremos.

-Esta es una empresa virtual. ¿Cómo ha sido el proceso de creación? ¿La inversión?
El primer número lo hicimos con Caramba comics de Manuel Bartual para que todo estuviese correcto ya que Caramba podía vender publicaciones en papel o digitales. Supone pagar más IVA porque es mas caro el digital para efectos culturales que el IVA de papel. Un animalada. Para el segundo número Manuel nos dijo que Caramba lo quería mantener para los tebeos que va sacando por su cuenta y montamos una SL los cinco fundadores, pusimos cada uno 600 euros y ese es el capital de la empresa. Ese dinero está guardado por si alguna vez necesitamos los servicios de un abogado, y si ante la ausencia de problemas legales podamos hacer alguna cosa extra como postales, algún especial en papel...

Los beneficios de cada numero se reparten de esta manera: Un 10 % para Manolo el maquetista, editor y gestor de todo, porque aunque seamos una SL esta es la persona más responsable. Un 5 % para Sergio que es el informático. Es curioso porque Sergio es un chico que trabajaba en RBA hasta hace dos años y que fue despedido por la misma persona que nos censuró la portada a nosotros, con lo cual esta muy motivado para el trabajo. En el numero 1 consiguió algo importante y es que con tantas descargas por minuto el servidor no se cayera. Un 5 % es para el fondo de la editorial y el restante 80% se reparte entre los dibujantes. En el numero 0 la distribución se hizo a partes iguales y éramos 18 y se planteo como un finiquito. Y ahora de ese 80 % se paga según el trabajo / páginas hechas. De momento la cosa no está para tirar cohetes pero va razonablemente bien.



-¿Habéis pensado en liberar números antiguos?
De momento no. Tenemos una parte de nuestro trabajo que es gratuita, que es casi media revista. A nivel de pago se nos han ocurrido muchas ideas desde un precio minimo, etc... pero al final si la gente lo quiere descargar gratis lo va a conseguir.
Que la gente sea partícipe del proyecto ayuda. A veces pienso que si nos va muy bien y lo comunicamos la gente pensará ah estos cabrones... pues me lo bajo gratis. Yo espero que más que gente puntual, o de compra solidaria, tengamos lectores que nos sigan comprando habitualmente.

-¿Qué perfil de lector tenéis?
No tenemos ni idea
Bea: Mi padre no leía El Jueves aunque yo saliese, pero en cambio sí que se ha suscrito a Orgullo y satisfacción y le gusta.

-¿Qué hay para ti diferente entre El Jueves y Orgullo y Satisfacción?
Hay muchos puntos de vista. Gana el contenido. El Jueves me gustaba pero era algo que no fundamos nosotros, no era nuestro hijo. Aquí tenemos una implicación más emocional y hay que hacer las cosas bien. El numero 0 sobre la coronación no era muy bestia, no sentimos esa necesidad para demostrar nada, pero lo hicimos como nos dio la gana. En esta revista no intentamos forzar nada, no tenemos el objetivo de ser fuertes. Mongolia juega más con las ganas de provocar. De hecho en cada numero tiene a un abogado para consultar la portada y preparar la defensa por si fuera necesaria (risas).


-¿Qué nos puedes decir del tema denuncias?
Si te cae una denuncia a nivel de ventas es una buena noticia, pero mejor que tengas dinero para cubrirla o un sitio que sea potente como El Jueves que ya tenga abogado. Que el medio te respalde y no se desentienda, como ha ocurrido en alguna otra revista... Solo tienes que preocuparte de ir al juzgado cuando te llaman. Nosotros no tenemos abogado de momento. A ver, al final es tu vida y has de valorar si lo que vas a decir es tan importante como para meterte en un fregado y por eso es importante que detrás halla un revista que te cubra y que te facilite un poco. Por ejemplo yo no haré más chistes sobre Mahoma. Ver en una web islamista a alguien sujetando la revista acojona lo bastante y hay otras historias que no han salido sobre este tema que asustan y piensas ¿es tan importante el tema de Mahoma como para jugarte la vida? En mi caso no. Hay muchas cosas que me importan mucho, y puedo hablar de la religión y estoy dispuesto a perder mi puesto de trabajo pero la vida no.

 Continuará

miércoles, 29 de octubre de 2014

Reseña: Superlópez La montaña de diamantes en Magos del Humor nº 165


El número 165 de la colección Magos del Humor incluye la última aventura de Superlópez titulada La Montaña de Diamantes, que se convierte en la historieta número 67 de este personaje que nació en el lejano 1973. Atrás quedan los más recientes, mediáticos y esperados episodios como el retorno del Supergrupo o “El ladrón del tiempo” con la parodia de la serie Doctor Who.


La portada es clara y contundente. Esta historia nos transporta al mundo real de los diamantes de sangre en África. Una portada explícita en la que Superlópez sujeta en un primer plano un diamante del que gotea sangre y no es habitual que en este tipo de cómics sea de su color: roja. Un diamante que nos presenta en sus pulidas caras a algunos de los protagonistas de la historia.

La aventura nos muestra cómo son obtenidos estos diamantes en las zonas de guerra, gracias a la esclavización del pueblo. Diamantes ilegales para el mercado negro. Un problema triste y verídico trasladado con la maestría de Jan a un tebeo de Superlópez para todas las edades. Eso por sí solo ya es un mérito. Jan se documenta para sus cómics, tarda sus buenos cuatro meses en dibujar uno. El primero de ellos lo emplea tan solo en la documentación de la trama. En este la historia nos presenta cómo personas de diferentes ámbitos como militares, mercenarios, políticos y delincuentes quieren hacerse con la mina, los tejemanejes que se cocinan en aquellos lares, las personas oprimidas, cómo alguna ONG intenta ayudar y el proceder de la temible Al Taeda. Pero un amigo  de Jaime está en peligro en esa zona, hecho que pondrá a Superlópez en conocimiento del problema. ¡La aventura está, así, asegurada!


Hace mucho que las tramas de Superlópez ya no buscan la risa fácil, y cuando no están centradas en la fantasía, nos presentan en forma de aventuras los problemas presentes en el nuestro mundo. Sus historias se convierten, así, en crítica social o de temáticas actuales, pero La Montaña de Diamantes se lleva la palma en realismo. Ya de entrada este es un álbum extraño pues Superlópez no aparece hasta la página 14 y sólo lo hace en 19 páginas de las 46 que contiene el cómic. No sé si esto es positivo, pero demuestra que Jan es un autor como la copa de un pino que no necesita de su creación estrella para continuar interesando a sus lectores. No se puede negar que Jan es fiel a lo que el mismo dice: “Crítico sí soy pero no intento informar, cuando dibujo intento hacer pensar de una forma indirecta o directa a los niños que están leyendo. Creo que ayuda a hacer lectores con criterio. No soy partidario de los cómics tipo gag que se hacían todos iguales y terminaban con una persecución con un garrote. No puedo hacer historias vacías de contenido"

Como ya es habitual en las historias de Superlópez el humor contenido es poco, tan solo la coña de los nombres de los protagonistas y las localizaciones, y algún que otro chiste recurrente y/o macabro. Los niños pueden descubrir una problemática real de África y los conflictos que allí se producen, aunque es algo confuso seguir quién es quién con tanto personaje y nombre de general, altezas y las diferentes situaciones inconexas que se narran en los diversos países.


El hecho de ser un acérrimo seguidor de Superlópez ayuda a que su lectura sea más clara, porque muchos personajes como Zorraima, Abu Sail, Kamba Balila o Mabila Kimbala ya aparecieron hace tiempo en otros álbumes como La guerra de Lady Araña (1999) o A toda crisis (2009) y hace que te sitúes más en el contexto y la acción. Sin olvidar a la delincuente de armas tomar Lady Araña, si bien al ser este un personaje más atractivo y maloso, rápidamente te familiarizas con ella, aunque sea la primera vez que la veas entintada sobre el papel.

Zorraima ya apareció en anteriores aventuras

Los capítulos se dividen según la acción que se desarrolla en los diferentes escenarios como Paris, la mina, Bombokie, Ahaggor Sahra… en los que se observa una buena ambientación y el contraste entre los decorados y los fondos más sencillos de África con algunos más detallados como los de Paris. Y es que la parte gráfica de Jan siempre esta a la altura y sigue siendo tan atrayente, bonita, viva, expresiva y animada como la primera vez que leímos un tebeo de Superlópez y nos atrapó para siempre. El autor domina y juega con la composición de la página a su antojo, pero su lectura siempre es fluida. Esta es la parte que no sufre altibajos, un dibujo flexible que muestra un dominio increíble, y que sigue agradando historia a historia.

La Montaña de diamantes esta especialmente recomendada para los fans de Superlópez y para los que quieran leer una historia que trata sobre las minas de diamantes de sangre. Pero si eres lector primerizo del héroe que ya peina canas, empieza antes mejor por otra de sus aventuras publicadas en Ediciones B.


Superlópez La montaña de diamantes
Colección: Magos del Humor nº 165
Autor: Jan
Encuadernación: Tapa dura
Número de páginas: 46
Ediciones B
Precio: 12 €

lunes, 27 de octubre de 2014

Sueños a ocho pesetas por Xavier Garriga

Hoy tengo la firma invitada de Xavier Garriga i Miracle, experto en el mundo de El Capitán Trueno y Jabato, con el que recupero este escrito, bonita declaración del amor que sentimos por este 9º arte. El texto original esta escrito en catalán y lo he traducido para esta ocasión.

Cuando Toni Raya y Abel Masana me comentaron que querían dar una unidad didáctica relacionada con el mundo del cómic pensé que los tiempos habían cambiado. Los tebeos (hoy llamados cómics, siguiendo la moda "guay" anglosajona) habían pasado de ser prohibidos y perseguidos en las escuelas a ser estudiados y explicados.

Los que hemos llegado, por edad, en el ecuador de la vida, crecimos con estas publicaciones durante toda la niñez y adolescencia. En algunos casos como el mío, todavía están presentes y espero que me acompañen hasta que el tren de mi vida llegue a la última estación.
   
Lo reconozco: toda la vida he leído TBOs !!!! ... y aún los leo, es más, ahora los colecciono, los estudio y me invitan a realizar charlas y exposiciones en bibliotecas y Salones.
  
Es posible que todavía no haya perdido la inocencia de aquel niño, que fue niño en los años 70 cuando aún todo estaba por hacer en aquella España "cutre" y oscura de pandereta y toro. Curiosamente en aquella época gris para la mayoría de gente, muchos niños y muchas niñas vimos el mundo en color gracias a  los tebeos. En mi caso particular veía mucho color gracias a las maravillosas portadas de TRUENO COLOR y de JABATO COLOR dibujadas y pintadas por el irrepetible Antonio Bernal. Estas portadas eran la puerta de entrada al quiosco donde semana tras semana los adquiría gracias a la paga que me daban mis padres, que, por cierto, cuando no llegaba, siempre quedaba la ayuda económica y desinteresada de mi abuela Pepita. Sueños a 8 pesetas cuando aún ni el país, ni su moneda se habían europeizado.
   
Aventuras trepidantes y dibujos de una gran fuerza expresiva me enganchaban cada semana, pasaba tardes enteras leyéndolos, repasando los antiguos y descubriendo los nuevos, saboreando aquellas hazañas extraordinarias que nos hacían vivir, lugares, situaciones y amores fantásticos. Eran otros tiempos y los héroes de papel salían de las viñetas y nos acompañaban por todas partes, eran nuestros amigos, amigos comunes de toda una generación o de varias ...
  
Y cuando ahora los leo me transportan a una época de mi vida que nunca volverá, es por eso que aún sigo soñando.


   

sábado, 25 de octubre de 2014

Mortadelo, Zipi y Zape y Superlópez en Tooty Uli Christian

En el año 1989 extrañas licencias se obtenían con los personajes que aun hoy perduran en Ediciones B: Mortadelo, Zipi y Zape y Superlópez. Recordamos una con estos gigantescos relojes de adorno. ¡Un reloj de amigos!



domingo, 19 de octubre de 2014

Reseña: los Hombrecitos Primeras Historias / Dolmen Editorial


Dolmen Editorial ha publicado el primer tomo de la serie Los Hombrecitos (Les Petits Hommes). Esta serie franco-belga de aventuras y humor fue creada en el lejano 1967 por Pierre Seron a la edad de 25 años, en colaboración con los guionistas Albert Desprechins y, más tarde, Mittéï, que utilizaba el seudónimo Hao, y finalizó en el año 2010 antes de retirarse de la profesión su creador Pierre Seron.

En España los más mayores del lugar la pudieron descubrir en la revista Spirou-Ardilla (1979) de la Editorial Mundis, que publicó dos historias largas. Cinco años más tarde se volvió a saber de ella con la edición de cuatro nuevas aventuras de Los hombrecitos en aquella revista de páginas suaves y muy finas llamada Fuera Borda (1984) de la editorial Sarpe. En 1991 Ediciones B publicó un solo tomo rebautizando la serie con el nombre de Los Peques. La historieta de esta serie “El Éxodo” encandiló a los lectores españoles y se publicó en las tres editoriales ya citadas, y eso que no es ni de lejos la mejor de todas. Ahora, gracias a Dolmen Editorial, por fin podremos descubrir poco a poco las otras cincuenta historias de Los Hombrecitos. Hemos tenido que esperar unos 30 años y aunque exteriormente ya no somos niños, este es un tomo de cómic tradicional para todos los públicos que aguanta muy bien el paso del tiempo. Y Seron a medida que avanzaba la serie, gracias a la renovación y experimentación gráfica que fue introduciendo en ella, aunque sin llegar a ser tan popular como otras, la convirtió en un cómic de culto.

A grosso modo la trama de Los Hombrecitos se inicia en el pueblo de Rajevols. Un científico descubre un pequeño meteorito en el patio de su casa. Al tocarlo el hombre se hace pequeño, pero es que además a todos los que toca también empequeñecen. En poco tiempo los habitantes del pueblo quedan reducidos al tamaño más o menos de un pitufo y tienen que irse a vivir a un lugar nuevo y más apropiado para sus nuevas estaturas. La aventura sazonada con humor comienza...


La edición de Dolmen editorial

El tomo publicado por Dolmen recopila las primeras 6 historietas publicadas de forma cronológica. Algunas permanecían inéditas en España:


Alerta en Eslapión (30 páginas)

Los militares quieren construir un campamento justo encima de la ciudad de Eslapión que es el conjunto de cisternas subterráneas donde habitan los Hombrecitos. Renaud y sus amigos emprenden una carrera a contrarreloj de sabotajes para impedirlo, pero no es fácil con su tamaño. En esta historia en un flash-back se narra por qué los hombrecitos son pequeños. Esta fue la primera historieta publicada en capítulos en la revista Spirou en 1967.

Los fugitivos (30 páginas)

No todo el mundo es un buen ciudadano en Eslapión, por eso en la ciudad también existe una prisión. Berto y Gus consiguen fugarse de ella y ante el temor de que por su culpa, los "grandes" los descubran, Renaud y otros hombrecitos inician su persecución.

El hombre que ríe (30 páginas) 

El hombrecito Gustavo encargado de recolectar champiñones, un alimento muy apreciado por nuestros héroes, tiene unos extraños síntomas: no puede parar de reír. Los médicos de Eslapión no saben que hacer, así que ha llagado la hora de buscar ayuda medica del exterior.

El gallo en su salsa (20 páginas)

Los Hombrecitos quieren construir una piscina en su ciudad. En el transporte aéreo nocturno de bloques de mármol para la nueva piscina, una de sus naves se estrella contra una veleta en forma de gallo en la iglesia de “los grandes” de Rajevols. Esto ha provocado destrozos que no han de ser descubiertos.

Pascuas para dos niños (6 páginas)

Historia corta en que los Hombrecitos ayudan a una familia a tener un día de Pascua como la tradición belga manda.

Ratones y hombrecitos (44 páginas)

Debido a un accidente los Hombrecitos se quedan sin un bien muy preciado: azúcar. Tendrán que realizar una incursión a Rajevols en su busca. En su regreso una de las naves no funciona bien y comprobarán que las distancias son mucho más largas para ellos.


En este recorrido que presenta el tomo vemos como el dibujo de Seron se va soltando y evolucionando en cada historia. Los fondos se van haciendo más completos y los dibujos más detallados y dinámicos en cada aventura. Su dibujo más moderno se asemeja al del gran dibujante André Franquin, esto es, un dibujo atractivo y simpático que ya entra de primeras. Por otro lado las siguientes tramas ya no serán tan sencillas y poseerán más misterio y emoción. Otro punto a favor de la serie son los graciosos juegos de palabras que ya aparecen en este primer tomo.

Según afirma la crítica, con la llegada del guionista Mittéï la serie ganó en aventura y ritmo y a partir de que Pierre Seron cogió en solitario las riendas de la serie, esta mejora todavía más convirtiéndose en una gran obra del noveno arte. Se introducen grandes decorados, maquinas y naves de ciencia ficción, más humor y emocionantes aventuras. También se va profundizando en la parte humana de los personajes. Seron experimenta con el leguaje del cómic, innovando y sorprendiendo al lector. Algo que ya asomaba tímidamente en los primeros números que aparecen en este tomo en el que se juega con la barrera de la realidad y la ficción. En un momento dado en una historieta se ve un cómic tirado al suelo abierto por una pagina en la que observamos una viñeta de una anterior aventura (página 134); en otra secuencia un hombrecito transporta un álbum de Spirou (página 64).

  Extras del tomo de Dolmen Editorial

Los Hombrecitos primeras historias se lee de forma amena pero hay que tener en cuenta que han pasado 44 años desde que las historietas fueron creadas y que con los números publicados por Dolmen la serie estaba arrancando. Otra parte que hace interesante la saga es la sorprendente combinación de naturaleza y tecnología en forma de naves y vehículos muy de ciencia ficción. Este tomo tiene, sin embargo, su valor histórico y lo mejor está por llegar con más acción y humor.


El volumen de Dolmen Editorial es muy atractivo con 194 páginas en papel grueso de calidad y en tapa dura al estilo de los de Johan y Pirluit. Esta línea editorial llamada Fuera Borda en homenaje a los más viejos del lugar, es toda una gozada. Incluso se han publicado las portadas originales, algo que no tiene la edición original de Dupuis. El tomo se complementa con 19 páginas de extras para saber más de la serie. El único punto negativo es que la calidad de impresión de alguna historieta, como por ejemplo “Los fugitivos”, no es la óptima, pero es lo máximo que la editorial ha podido conseguir ya que el material de origen de Dupuis provenía de escaneos, y aún así esta parte ha quedado mejor que en los propios tomo de Dupuis. En el futuro esto solo ocurrirá con alguna historieta corta. De todas formas Fernando Fuentes, rotulista y diseñador de estos tomos, nos lo explica mejor:

Como bien dices los materiales originales estaban escaneados, menos la primera historia del tomo. Y eso, desgraciadamente se nota. Lo que hicimos es mejorar esos materiales dentro de lo posible: igualamos el nivel de tinta negra en todas las imágenes, y retocamos un poco la línea, dado que cuando se escanea de material impreso siempre pierde definición. Aún así, algunas imágenes escaneadas estaban peor tratadas en origen que el resto del material y de hay puede venir que algunas se vean mejor que otras.

Los Hombrecitos primeras historias esta recomendado para todos los adultos que quieran disfrutar de una lectura entretenida y jovial e incluso puede llegar a gustar a los niños y jóvenes de hoy, si se les descubre a través de los mayores. Es lo que tienen los buenos clásicos. 


Guión: Albert Desprechins
Dibujo: Pierre Seron
Dolmen editorial
Formato: Libro cartoné, 192 págs. 21,5 x 28,5 cm, a color.
PVP: 29,95 euros

 ¡Los Hombrecitos han vuelto!