miércoles, 24 de noviembre de 2021

Crítica teatro: Pecats imperdonables / Aquitània teatre

El estreno de Pecats imperdonables estaba anunciado unas semanas antes de que estallase el estado de alarma provocado por la Covid, y en ese limbo se quedó, hasta ahora que se ha estrenado en el teatre Aquitània. La obra está dirigida por Edu Pericas y adaptando las particularidades del texto original latinoamericano de Benjamin Cohen.

El fundador de una empresa familiar catalana ha muerto. Sus hijos y principales herederos no han ido gestionando muy bien este legado, pero aun queda un buen patrimonio a repartir y esto generá una fuente de suspicacias y desconfianzas entre ellos. Cada año por San Juan la familia se reúne en una casa rural propiedad de los padres. Este año en ausencia del padre y con la herencia de por medio la reunión sera algo más explosiva de lo habitual. Los hermanos, sus respectivas parejas e incluso la criada, se verán abocados a un juego de sospechas y sorpresas en el que, incluso, si hay que asesinar, se asesina…

Pecats imperdonables es una comedia por todo lo alto en la que el enredo y las situaciones rocambolescas se van haciendo mayores a medida que aumentan las risas del público. La función contiene sorpresas de guión y no sabes muy bien por donde va a tirar, y esto es de agradecer. Los actores son sólidos, dotados y ya conocidos en el arte de la comedia.


El título de la obra viene dado porque cada uno de los siete protagonistas tiene interiorizado uno de los siete pecados capitales. No es que darse cuenta de esto te haga disfrutar mejor la obra, pero no deja de ser curioso, y en algunos, como la lujuria que salta más a la vista con la genial Susanna Garachana, genera mucha diversión. El contraste de carácteres de los dos hermanos interpretados por Miquel Sitjar y Francesc Ferrer es una gran baza con sus contantes tiras y aflojas, y Sitjar cuando va siendo llevado al limite con su ira es muy gracioso. Agnès Busquets aparece en el programa de TV3 Polonia, por lo que sus dotes para la comedia están más que contrastadas, como podemos comprobar una vez más. La verdad es que los siete actores nos provocaran risas constantes y atención a las intervenciones de Jofre Borràs ¡Olé!

La obra es una alocada comedia coral de enredos, intriga y traiciones muy entretenida que no da respiro, pero que cuenta con un aliciente extra, y es que como en aquellos antiguos libros “elige tu propia aventura”, pero llevado a lo digital, el público en determinadas ocasiones, en concreto ocho, a través del móvil podrá elegir entre dos opciones, por donde va ir la obra o como van actuar determinados actores e incluso elegir el final de la misma. Algunas opciones son muy disparatadas y votando con mala leche se incrementa la diversión, ya que dependiendo del resultado los actores han de cambiar de tercio sobre la marcha. Hay que felicitar el afinado montaje ya solo por esto y a todo el equipo ya que el esfuerzo interpretativo y escenográfico es el doble de complicado, ya que han de memorizar los diferentes caminos, sincronizándose todos y no sabiendo por donde irán los tiros hasta el resultado de la votación en directo. Hay que decir que una de las elecciones provoca una de las partes de más risas de la función.

Esto ya genera una sinergia entre el público y los actores en la que estos juegan mostrando la resignación de lo que les estamos dictando que hagan. De hecho en la función que asistí hubo un momento en que ellos mismos se estaban riendo de lo que estaban diciendo y casi no podían continuar.

Toda la acción se desarrolla en el comedor de la casa rural, donde los personajes irán entrando y saliendo en ese afán por hacerse peti qui peti con el botín. Pecats imperdonables es por todo esto una comedia interactiva en la asistiremos al suspense de saber quien se quedará con la herencia a través de un torrente de buen humor con esta familia muy alocada en la que nadie se puede fiar de nadie. Además nosotros seremos, en cierta manera, los dioses que decidirán el devenir de algunos acontecimientos y para los enganchados al móvil, por una vez, podrán usarlo en el teatro, sin molestar a nadie, eso sí, en silencio, claro está.

Pecats Imperdonables / Aquitània Teatre
Entradas: 24€
Desde 12 de noviembre de 2021 hasta 23 de enero de 2022
Martes a Viernes: 20:00 h / Sábado: 17:30h y 20:00h / Domingo: 18:30 h
Dirección: Edu Pericas
Reparto: Toni González, Susanna Garachana, Eva Barceló, Agnés Busquets, Miquel Sitjar, Peter Vives, Rubén Yuste
Autor: Benjamín Cohen
Adaptación: Edu Pericas

martes, 23 de noviembre de 2021

Crítica teatro: L´Habitacio tancada / Sala Versus Glòries

Resulta difícil trasladar el género de terror a una obra de teatro y es algo que no suele suceder, de hecho la última vez que tuve ese placer fue con obra “la luz mas oscura” de Sergi Vizcaíno en 2016 en el desaparecido Club Capitol, así que es motivo de alegría que en la Sala Versus Glòries esté en cartel L´habitació tancada dirigida por Loredana Volpe.

La obra adapta tres relatos clásicos que son The Monkey’s Paw de W. Jacobs, Blind Spot de Barry Perowne y Hounds of Tindalos, uno de los relatos más conocidos de Frank Belknap Long y es que La compañía teatral La Salamandra se esta especializando en adaptar textos clásicos.

En The Monkey´s Paw dos hermanos esperan la llegada de una amiga en común de un largo viaje. Esta llega con cierta preocupación pues trae consigo una pesada carga, una especie de talismán que tiene el supuesto poder de conceder tres deseos. Y ya se sabe lo que se dice… ¡Ten cuidado con lo que deseas! La segunda historia presenta a Víctor Chalmers, un científico y escritor, que pretende viajar a través del tiempo y del espacio con la ayuda de una potente droga, pasando por toda la historia de la humanidad hasta llegar a los mismísimos orígenes del mundo para encontrar todas las respuestas. El problema es que igual despierta a quien las tiene… Bienvenidos a Hounds of Tindalos. La tercera historia, Blind Spot, nos presenta a un dramaturgo torturado pues ha olvidado como resolver un crimen que acontece en una habitación con una puerta cerrada. Tal vez solo necesite un poco de ayuda extra…


L´habitacio tancada es como aquellas antiguas películas de la Hammer en el sentido de que no vais a pasar miedo y si esto fuera un cómic estas historias podrían aparecer en aquella mítica cabecera llamada Creepy introducidas por el anfitrión de esa revista, el Tío Creepy, que aparecía al inicio y al final de las historias. Escribo esto, pues el montaje de la obra se apoya demasiado en ir alternando los tres relatos a medida que avanzan, con lo que se precisa de cierto dinamismo y agilidad, que no se consigue en estas transiciones. Esto no hace fluir la obra y además tanto salto de un relato a otro, no la beneficia, lastrando y haciendo perder el punch de los mismos. Hubiese sido preferible realizar una primera ronda de saltos de una historia a otra y luego ya continuar cada relato de forma seguida hasta su desenlace, o usar esa mencionada fórmula de presentación de la revista Creepy, con un maestro de ceremonias siniestro o similar, que aportaría algo de vidilla al conjunto.

Y lo bueno, es que todos los actores están estupendos y salvan la obra a pesar de todo. Chap Rodríguez Rosell esta brillante como ese dramaturgo que no recuerda la solución del enigma de la habitación cerrada  captando rápidamente nuestra atención en cada aparición y Marc Pujol da credibilidad con su actuación a su viaje al pasado y a la locura. No ayuda tampoco a meterte en las historias que algunos actores interpreten dos papeles, creando confusión, y a esto se le suma que los relatos escogidos estén ya algo vistos, La pata de mono (The Monkey´s paw), siendo el que más interés despierta por la historia que cuenta, fue incluso adaptado en un especial Halloween de la serie de televisión Los Simpson. El relato de la regresión es algo previsible si ya estas talludito en estos temas de suspense, aunque respira muy bien ese estilo lovecraftiano con seres innombrables e indescriptibles que Belknap Long imprimió al relato con toques de H.G Wells. Es una lástima por que L´habitacio tancada es una arriesgada apuesta teatral que va perdiendo algo de fuelle a medida que esta avanza.



El poco espacio del escenario de la Sala Versus Glòries está bien aprovechado y partiendo del hogar de dos protagonistas nos traslada fácilmente a diferentes sets con muy poco atrezo. Por supuesto en un lateral del escenario esa puerta cerrada... Hay también un escritorio de trabajo donde el dramaturgo crea y en el que observamos particularmente, siendo este un blog de cómics, el detalle de varios ejemplares del manga, creo Evangelion, por el suelo. Esto cobra sentido al descubrir que uno de los relatos fue incluido en un episodio del anime XXXholic de Clamp y que también Frank Belknap Long escribió guiones para cómics.

Como en toda película de terror la música juega un papel importante, aquí de la mano de Alvar Llusá-Damiani, que nos acompaña en diversas ocasiones, siendo de un estilo repetitivo y ambiental, pero que ayuda a crear esa atmósfera de suspense. La iluminación tenue también ayuda a ello.

L´habitació tancada nos presenta un género de teatro que no es habitual con lo cual ya es un aliciente para acudir a la cita que presenta muy buenas interpretaciones, el punto flaco es el montaje  que hace que el espectáculo se haga algo lento y no se acaba de lograr esa magia y dinamismo que se pretendía con el mismo. Además de que al fin y al cabo no dejan de ser historias independientes. Así que ya sabéis si queréis unas dosis de misterio, suspense, asesinatos y maldiciones solo hay que cruzar la puerta del Versus Glòries que, en esta ocasión, sí que estará abierta…

L´habitació tancada / Sala Versus Glòries / De miércoles a sábado a las 20:30h / Domingo: 18:00 h
Del 10 de noviembre de 2021 al 5 de diciembre de 2021

Entradas: a partir de 14€
Duración: 80 minutos
Idioma: Catalán
Compañía: Cia. La Salamandra
Dirección: Loredana Volpe
Reparto: Marc Pujol, Patrícia Mendoza, Xavier Pàmies, Anna Casas, Chap Rodríguez Rosell, Ignasi Guasch
Autor: Loredana Volpe
Ayudante de dirección: Mar Panyella Bonet
Escenografía: Alba Cruells
Iluminación: Daniel Gener
Sonido: Alvar Llusá-Damiani
Audiovisuales: Montecarlo
Vestuario: Loredana Volpe
Música: Alvar Llusá-Damiani
Diseño gráfico: Loredana Volpe
Fotografía: Sergi Panizo
Producción: Cia. La Salamandra

miércoles, 17 de noviembre de 2021

Reseña cómic: Cab Halloloco de Jan / DQómics


Poco a poco, se están rescatando las obras del guionista y dibujante Jan más allá de su sempiterno Superlópez. Ahí están para atestiguarlo la recuperación interrumpida por el formato nefasto de Pulgarcito (Ediciones B, 2014), Don Talarico (Amaníaco Ediciones en 2012, 2017 y el tercer tomo con material inédito ya está en marcha) y Se busca personaje para cómic / Supér Rayón / Los mogollones de Lukas (DQómics, 2021)

Cab Halloloco es la última novedad que se recupera un antiguo personaje de Jan de la mano de la nueva editorial DQómics dirigida por José Luis Córdoba, antaño director de RBA y más tarde director de publicaciones de la división Panini en España, cuando esta comenzó a publicar los cómics Marvel. Una vez jubilado Córdoba decide montar su propia editorial de cómics que ya está dando sus primeros buenos frutos. No está mal para un hombre que de joven no leía cómics, cosa que, claro está, cambió con el tiempo al descubrilos en diferentes fases de su carrera profesional. DQómics nace en principio para recuperar obras olvidadas o no publicadas de autores nacionales.

 Cab Halloloco fue un personaje creado por Jan en 1982 para el tebeo Jauja, una publicación quincenal de la editorial Druida que pretendía hacerse hueco, cosa que consiguió durante poco tiempo, en la marabunta de títulos de la Editorial Bruguera en el campo de las revistas de humor para toda las edades. Jauja tenía calidad ya que en ella colaboraban tanto en la dirección como en el dibujo habituales de Bruguera desencantados con el mal rumbo que llevaba esta editorial. Así teníamos a Vázquez, Ricardo Oliván, José Luis Martín, Robert Segura, Bernet Toledano, Casanyes… incluyendo tiras de prensa estadounidenses. Jauja tuvo tirada media de 15.000 ejemplares. 



Jan aportó a la revista dos series memorables: Los últimos de Villapiñas con guión de Oli, las aventuras de una familia de pueblo y que pronto también será recopilada en un tomo y esta que nos ocupa Cab Halloloco, un vaquero al que le ocurren las cosas más disparatadas, y que te arranca más de una sonrisa. No en vano, la serie se titulaba Las extrañas historietas del más extraño cowboy al oeste de pecas: Cab Halloloco.

El cómic no deja de ser una parodia de los tópicos del salvaje oeste con un Jan en plena forma que presentaba cada semana historias autoconclusivas del personaje en dos páginas que acababan en un gag. Era tal la calidad del dibujo que no había color con otras series de la competencia del mismo estilo gag final a lo Bruguera. Jan desplegaba todo su arte en esas páginas con personajes súper expresivos que rezumaban vida y movimiento. Viñetas que nos sumergían en el western con buenos y trabajados fondos y una fuerza visual que te atrapaba. Un cómic que era una delicia visual y encima te hacia reír.

Los ochenta fue una época de esplendor editorial en el ámbito del cómic, en el sentido de que podías encontrarte en el quiosco nuevos tebeos como este Jauja, lo malo es que a veces duraban poco, en este caso una revista de salida quincenal que solo aguantó 12 números, esta vez, por una mala gestión de la editorial Druida que cerró al año de ser creada. Quedaron colgadas algunas historietas de este personaje que a la postre, fueron publicadas en la revista Superlópez en el año 1987 en la primera época de Ediciones B.


Cab Halloloco destacó en Jauja y muchos guardan un grato recuerdo del personaje con historietas que fueron leídas y releídas. Ahora han sido recopiladas, junto a las aparecidas en la revista Superlopez, en este tomo en tapa dura con el aliciente de que Jan ha creado una historia nueva para la ocasión de quince paginas que no tiene ninguna trama en concreto, siendo un poco floja de guión y que nos presenta al propio Jan que se va encontrando con todos los personajes que pueblan el mundo de Halloloco. Una especie de aventura fantástica y hasta algo melancólica en la que el autor vuelve a este mundo de indios y vaqueros y despropósitos varios. Aunque los personajes son los mismos el estilo de dibujo es el actual y no está al nivel de su época de máximo esplendor cuando abundaban los buenos fondos, los detalles, y ese estilo fresco y explosivo de dibujo tan peculiar, bonito, dinámico y divertido. Esto se aprecia al comparar la nueva trama con las historias cortas de los ochenta que la siguen. Jan no es muy amante de volver a sus personajes lejanos, pero también por suerte para nosotros algo está cambiando.



Para este tomo el propio autor ha vuelto a colorear todas las páginas antiguas por lo que lucen mejor ya que en aquellos locos años ochenta los colores algo aleatorios. El tomo se complementa con un prólogo de Miguel Pellicer Esteban, editor de la revista Jauja. Y ya puestos podían haber reproducido en este tomo, las dos portadas portadas, no solo una, que Jan dedicó al personaje en la misma Jauja y la de la revista Superlópez (ver segunda imagen de este artículo)

Cab Halloloco es un cómic de humor blanco muy divertido que solo por su brillante dibujo ya enganchará a niños y mayores. Un cómic que respira ese toque de vigor, fuerza y maestría que Jan  destilaba entonces y que parece haber ido perdiendo con el tiempo, tal vez por falta de esa ilusión motivadora con Superlópez, por la parte económica, por la edad, y la evolución de su dibujo más ahorrativo y con guiones más sencillos. Si leíste las historietas de este vaquero en aquellos años ahora puedes recuperarlas o descubrirlas si eres un nuevo lector y constatar que Jan es uno de nuestros más grandes dibujantes veteranos que tenemos en el campo de las revistas de humor de la factoría Bruguera, en la cual siempre destacó con su estilo propio, sin amoldarse a ningún otro, con trabajos de gran calidad.

CAB HALLOLOCO
Autor: Jan
56 páginas/ color
Medidas: 21 x 29 cm.
PVP: 15 €
EditorialDQ




domingo, 14 de noviembre de 2021

Crítica teatro: Festejen la broma de Joaquín Reyes / Teatre Borràs


Festejen la broma, el nuevo espectáculo de Joaquín Reyes, es un gran compendio de pequeñas historias, anécdotas, vicisitudes, fobias, tontadas, canciones, curiosidades, e incluso acciones peligrosas, que Reyes va dispersando por aquí y allá de manera pausada, sazonando un menú variado, lo que se traduce en una hora y media de diversión delirante. El punto fuerte aquí es la manera de narrar los hechos con ese manejo curioso y exótico del vocabulario manchego y ese tono casi siempre reposado, pero que no da tregua.

Joaquín Reyes, aparte de actor y dibujante,  es un cómico del copón, como él mismo podría decir y en el espectáculo brilla en este sentido. Festejen la broma nos hablará de temas universales como el matrimonio, la soltería, los hijos, pero también de los dinosaurios y de Ernesto Sevilla… Todo con esa fina ironía y socarronería que domina tan bien, sin apenas inmutarse, a través del costumbrismo de lo absurdo.

La función también respira a intervalos ese tono de sus míticos programas de televisión como la hora ChananteMuchachada Nui, gracias a pequeños videoclips, y elementos visuales que apoyan algunas partes del monólogo. Son aquellas pequeñas píldoras, que tanto nos gustaban en televisión, trasladadas con lucimiento en el teatro. Ahí están pues las preguntas de chichinabo…

Lo que no encontraremos son sus características y geniales imitaciones, siempre con la misma voz, pero se suple con variedad de divertidos relatos y sobre todo por cómo los cuenta. Hay eso sí, bastantes partes escatologicas con “proezas” posiblemente inéditas en un teatro y alguna historia provocativa con cierto rey y sus hijas.

Por otro lado, Reyes nos sorprende con un número que es una especie de homenaje a los ventrículos, cosa bastante absurda, por que él no lo es, pero no olvidemos que estamos en el reino de la tontada, por lo que tendremos al comediante como si de un José Luis Moreno se tratase, saliendo muy bien parado y conociendo de paso, a un tal Braulio.

Festejen la broma presenta a un Joaquín Reyes en su salsa. Sus estudiados movimientos por el escenario, esos bailes, o gestualidad de sus manos, son buenos, mientras narra sus múltiples historias. Si eres fan de este gran comediante no te lo puedes perder.  Una obra con un buen ritmo y risas. Como no podía ser de otra forma, la función se cierra con el entrañable hit hijo de puta hay que decirlo más… Aunque aquí queda un poco deslucido con la mezcla del video proyectado.

Festejen la broma es humor disparatado, la mayoría blanco, pero que reparte también y en definitiva, hace sonreír, que buena falta nos hace.  Además, incluye un pequeño guiño al mundo del cómic, así que, ¿qué más se puede pedir?

Festejen la broma / Teatre Borràs
11 de noviembre de 2021 al 14 de noviembre de 2021

Entradas: 25€
Duración: 80 minutos
Idioma: Castellano
Reparto: Joaquín Reyes
Gira:
Santiago de Compostela/ A Coruña / A Abanca / 9 nov 2021
Vigo Pontevedra / Teatro Afundación Vigo /  20 nov 2021
A Coruña / Palexco / 21 nov 2021
Castellón / Palacio de Congresos de Castellón 10 / dic 2021
Tarragona Palau Firal i de Congressos / 11 Dic 2021
Ibi /  Alicante / Teatro Rio / 12 Dic 2021
Gijón Asturias / teatro de la Laboral/  18 dic 2021
Cuenca /Teatro Auditorio de Cuenca / 13 enero 2022
Sevilla / Cartuja Center Cite / 13 feb 2022
Málaga / Fyma / 11 jun 2022

miércoles, 10 de noviembre de 2021

Reseña cómic: Stillwater de Chip Zdarsky y Ramon K Perez / Ecc cómics



Últimamente se están publicando en España cómics de suspense y terror de nivel. Son historias que te atrapan por la originalidad del argumento desde sus primeras páginas. Dan fe de esto las recientes Un cesto lleno de cabezas y Hay algo matando niños. Hoy reseñamos Stillwater, otra maravilla de historia que no puedes dejar de leer.

Stillwater es un pequeño pueblo norteamericano perdido, de esos en que parece haberse detenido el tiempo y la vida transcurre en aparente calma. No se diferenciaría de muchos otros, si no fuera por la particularidad de que ningún habitante de Stillwater muere ni envejece. Pero lo que puede parecer un milagro, también puede ser una pesadilla y hay unas normas rigurosas que cumplir para mantener la comunidad a salvo. Daniel West ha recibido dinero en herencia de un pariente desconocido de ese pueblo y junto a su amigo Tony Kim se dirigen allí. Su llegada precipitará acontecimientos insospechados…



El escritor de este cómic es Chip Zdarsky, seudónimo de Steve Murray, un guionista y dibujante que ya nos sorprendió con sus guiones en la nueva etapa de Daredevil de la Marvel, volviendo a las consabidas tramas de mafias y sus guerras internas. Una etapa muy adictiva en Daredevil que es la que ahora mismo se está publicando en España en grapa. De hecho en una viñeta de Stillwater hay un guiño jocoso a esta serie. Sus dibujos también se vieron en la premiada Sex Criminals, con guiones de Matt Fraction. Esta serie fue incluida en la lista de los diez mejores cómics y novelas gráficas de 2013 por la revista Time. Sus guiones para Jughead en 2015 como parte de la New Riverdale de Archie Comics también han sido muy populares. En España, pudimos disfrutar de sus guiones en la diferente revisión de la vida de Spiderman con el tomo: Toda una vida con dibujo de Mark Bagley.

En Stillwater, Zsarsky vuelve a contar una historia que interesa con solo leer la sinopsis, pero cuidando además los detalles problemáticos que conlleva la premisa argumental. Una historia absorbente que sabe desarrollar e ir incrementando con la ayuda de un reparto coral con buenos y sólidos personajes. Y es que Zdarky sea un buen creador de historias es un hecho indiscutible.



Ramon K Pérez nos presenta un dibujo sencillo y no muy recargado que va perfecto para la historia. Sabe imprimir emoción a los momentos de tensión y acción. Se puede palpar el movimiento en sus viñetas pero también ese realismo en las escenas más pausadas o cotidianas. Usa muy bien el recurso de casi repetir dibujos para algunas escenas de conversación. El autor también se hace cargo de las portadas. El color de Mike Spicer nos sumerge en un mundo de luz pero mortecino, como intuyendo que algo no va bien por debajo de la normalidad. Buen uso de la paleta de colores para la definición del pueblo, con sus mañanas, atardeceres y noches y lugares interiores. Además enfatiza los estallidos de acción con colores fuertes.

El tomo reúne los primeros seis números de la serie original. Una cómic muy recomendable si te gustan las historias de suspense y tensión y que no sabes muy bien por donde tirará, lo que hace su lectura más interesante. Sentiremos como el protagonista está atrapado en ese pueblo del que no puede escapar y nos sorprenderán muchas secuencias. Stillwater además pone en relieve temas como la libertad de elegir del individuo o el supuesto bien común, hasta aparece un referéndum... y toca también el tema del imparable avance de las nuevas tecnologías con las que nada se puede ocultar mucho tiempo.

La serie está englobada dentro del sello Skybound de Image Comics que dirige Robert Kirkman, el padre del cómic Walking Dead, Invencible u Outcats.

El único punto negativo de la edición española de ECC es que no contiene ningún extra y además tienen la maldita manía de poner las portadas de los diferentes números al final del tomo, con lo que no acabas de saber donde termina un número y empieza el otro y esto es importante para el tempo de la lectura. Por todo lo demás, cómic recomendado si te gusta el género de suspense y tensión con ciertas dosis de violencia. 

 Stillwater vol. 1 (Stillwater núms. 1-6) USA  
Guión: Chip Zdarsky  Dibujo: Ramón K. Pérez  
Formato: Cartoné, 136 páginas. A color.
ECC / 17,95€




lunes, 1 de noviembre de 2021

Entrevista a Santipérez / Reseña comic : El Taxidermista y otras histerias macabras / Isla de Nabumbu

Santipérez (Santiago Pérez) es un guionista y dibujante que siempre vuelve, como aquellas clásicas películas de sagas de terror que cada cierto tiempo aparecían con una nueva entrega. No importa el paso del tiempo, cuando piensas que no volverás a ver algo de su autoría publicado, aparece para nuestro regocijo un nuevo recopilatorio de historietas de terror y suspense, su género predilecto, así, de repente, como los buenos sustos en las películas de terror.

De la mano de la pequeña editorial Isla de Nabumbu llega El Taxidermista y otras histerias macabras, el recopilatorio de sus historias cortas de terror. De hecho las historias contenidas en este tomo se publicaron en los noventa en la última etapa de la revista Creepy, antes de que esta pasará a mejor vida. Injustamente estas historias potentes, curiosas y primitivas no tuvieron un álbum recopilatorio por parte de Toutain, pero más de 30 años después se ha hecho justicia.

 
Y aquí está: El Taxidermista y otras histerias macabras, 84 páginas de puro terror comiquero en las que el autor ya demostraba su gran valía en estos primeros relatos cortos. En este tomo nos encontraremos desde sus primeros trabajos con tan solo quince años hasta su primeras publicaciones profesionales cuando rondaba los veinte y podríamos decir que entonces era joven, pero no inexperto. Son historias cortas con guiones clásicos, más con el paso del tiempo, pero su arte ya desprendía vigor y fuerza, sus viñetas con perspectivas trabajadas y sorprendentes, sus dibujos que respiraban a veces un aire a lo Bernie Wrightson, pero con el tiempo asumiendo un nivel y personalidad propia que ha ido aumentando y evolucionando.

Santipérez puede dedicar horas a una sola página hasta que no la siente perfecta. Aquí encontramos esa semilla que ya llamó la atención a los lectores de la revista Creepy en los noventa. El tomo incluye una introducción en que se narra la trayectoria de Santipérez y al final del libro se muestran bocetos y comentarios del propio dibujante narrando el contexto y la idea de las historietas incluidas. Este documento final resulta interesante pues descubrimos historias temibles como la que hay detrás de “accidente doméstico”, o nos deja la curiosidad por saber cómo sería la obra al óleo que el joven Santipérez presentó como un trabajo de instituto y que provocó que los profesores se preocuparan por su ambiente familiar o su salud mental, como cuenta entre bromas. Este recopilatorio es un buen viaje al pasado, a aquellos cómics de terror tipo Creepy que muchos devoraban con entusiasmo. Y sí no estabas allí en aquella época, ahora puedes descubrir a este autor en sus inicios.  Una buena edición en tapa dura de Isla de Nabumbu.

 Santipérez empezó muy joven su carrera en el mundo de las viñetas, allá por los noventa, y siempre de forma autodidacta. Sus primeros trabajos se publicaron en la segunda etapa de la edición española de la revista Creepy. Sus historias ya destacaban por esa atmósfera lúgubre y malsana que te envolvía al leerlas dejando huella en aquellos lectores. Luego desapareció del panorama comiquero durante más de 20 años. El autor se dedicó a la publicidad, colaboró en revistas como CNR e Integral (Grupo Zeta), National Geographic-Historia (RBA)… Hasta trabajó en el mundo del gambling. Pero afortunadamente alguien gritó tres veces su nombre frente a un espejo y volvió en 2011. Sus nuevas historias aparecen muy esporádicamente en una de las pocas revistas de terror de calidad activas, Cthulhu, de Diábolo Ediciones. Cuando hubo suficientes se recopilaron en el año 2013 en el álbum Various Horror Visions. ¡Absolutamente recomendable! Luego tuvimos que esperar hasta 2019 para volver a tener un recopilatorio, esta vez con material inédito y en el que descubrimos que el autor cada vez se supera a sí mismo. Estamos hablando de Diablo House publicado por Norma Editorial, con guiones de Ted Adams.

Los citados recopilatorios y dos portadas de Santipérez para Road of the dead de IDW

ENTREVISTA A 

SANTIPÉREZ

-¿Qué se encontrarán los lectores en el cómic El Taxidermista y otras histerias macabras?
Lo primero, cuando lo tengamos en las manos, vamos a ver un libro muy bien confeccionado, de un tamaño ni grande ni pequeño, muy manejable, tapa dura con encuadernación de cosido y un papel satinado de 150g que hace que brille la impresión lo justo, vamos, un lujo.
Dentro, once histerias cortas, dos de ellas a todo color, presentación y bio a cargo de Javier Alcázar, algunas notas y apuntes de mi puño y letra, a modo de índice, sobre cada una de las historias, y entremedias algunos bocetos y notas.
Los veteranos que vivieron la época de los kioscos van a disfrutar de aquellas historias en un solo volumen con una calidad de impresión acorde a nuestros tiempos… Y los de generaciones posteriores que descubrieron mis historias en Cthulhu después de 20 años de descanso, van a poder reabrir el caso y ver los antecedentes olvidados de un peligrosísimo psicópata armado con un lápiz.

-El tomo Various Horror Visions del año 2013 recopila las historias previamente publicadas en la revista Cthulhu, pero incluiste la historia “Jack el moroso” publicada en la revista Creepy. Esta historieta la remasterizaste, incluso cambiando algún contenido de las viñetas para mejorarla. ¿En estas has realizado algo similar?
En absoluto, todas las páginas están escaneadas de los originales, solamente con los retoques de reimpresión necesarios (donde Antonio Moreno, el diseñador de Isla de Nabumbu, puso su destreza); únicamente en “Accidente doméstico” hay algunos retoques en el dibujo, pero os aseguro que eran inevitables. Respecto a “Jack el moroso”, en este álbum vamos a encontrar la historia tal cual salió en su momento, únicamente una necesaria corrección y rotulación de textos, nada más. En un principio yo ni siquiera contaba con estas páginas para incluirlas en el libro, pero Javier Alcázar, el culpable de todo esto, me dijo que tendría que estar todo el material de esos años, aunque en su momento saliera en el tomo Various Horror Visions (gentilmente Lorenzo Pascual de Diábolo ediciones nos dio su bendición). Me alegra haberla incluido, porque en esta narración, pese a tener ya algunos años, encontramos un trasfondo que podría ubicarse en nuestra actualidad, no hay ninguna pista sobre la raza, religión o condición sexual de Jack… era aficionado a leer cómics de EC, eso sí, pero yo descartaría esta apreciación, y lo que mueve a estos paletos a hacer lo que hacen con Jack es un misterio que dejo a la imaginación del lector. El principal motivo parece ser una deuda, de ahí el título, pero el odio de estos energúmenos hacia Jack hace pensar en otras ocultas razones. 


Jack el moroso ya fue retocada en su anterior edición.  En el tomo “El Taxidermista...” se ha retocado alguna que otra historia como Merrie Melodies ( Arriba versión Creepy)

- Cuéntanos un poco el proceso de la impactante portada de esta recopilación. ¿No temes que al ser algo repulsiva, lo sea para algún comprador ocasional que no esté muy decidido a adentrarse en el cómic de terror?
La idea principal, y cómo no, era representar a una de las histerias más importantes del libro, “El taxidermista”. Cuando fue la ganadora del concurso de la editorial de Toutain, se hizo un recopilatorio con los finalistas, dividida por un lado como Zona84 y por otro como TOTEMToutain me encargó la ilustración para la portada. Así que para este álbum quise hacer la nueva versión intentando superar lo macabro de la primera. Es una portada donde he querido dejar aparte una composición retorcida y centrarme en el mensaje de una manera cruda y fría. En ella aparece el taxidermista, igual que en la primera versión, cosiendo con una mano la piel de un cadáver para contener el relleno mientras que con la otra sujeta la cabeza de la mujer como si estuviera tapizando un sofá. Puede que cause un poco de repulsión si la persona que ve la ilustración no conoce la historia, aunque con el título queda bastante claro, pero aunque la mujer pueda parecer que vive por la forzada expresión, se trata de un cuerpo inerte y nuestro protagonista con la mejor de las intenciones lo prepara para que esté entre la familia durante algunos años más.
Ya sé que no descubro nada nuevo, pero hay que recordar que una portada no solo tiene que contar una historia sino que tiene que provocarnos para querer saber más de esta.
Ya que todas las páginas del álbum están entintadas o coloreadas con acuarelas o gouache, quise darle a la portada el mismo tratamiento al igual que hice con la portada de 1990 dejando de lado la ilustración digital.



La portada original en Zona 84 y la nueva versión

-¿El tomo incluye alguna historia inédita?
Sí, hay algunas páginas anteriores a las que se publicaron en Creepy y que fueron premiadas en algunos concursos. Javier Alcázar, mi editor, me insistió mucho en que ese material debía ver la luz. Estas histerias son “Migas”, ejercicio personal, y “Accidente Laboral” y ”Puppet ”, premiadas en concursos.

- ¿Cuál es tu historia favorita?
Ninguna me gusta, son todas horribles…
No, en serio, todas son diferentes en cuanto a lo que cuentan y cómo se cuentan y lo mismo si nos fijamos en el estilo gráfico, así que no podría decirte.
Quizá a las primeras les tenga un cariño especial por lo de ingenuo de sus guiones pero cada historia tiene su propia identidad.

 - Estas historias aparecieron en la revista Creepy en los noventa, ¿qué recuerdos tienes de su editor Josep Toutain? ¿Cómo era trabajar con él?
Mi relación con Toutain no empezó con buen pie… El primer intento de acercarme a la editorial fue a través del concurso anual y tuve la mala experiencia de ser descalificado la primera vez que participé, sin saber el motivo. De esto me enteré un año después cuando gané el concurso con “El taxidermista”.  Toutain me llamó para comunicarme la buena noticia y para disculparse por la descalificación un año antes con “Amigos hasta la muerte”. Me dijo que me descalificaron porque creían que había plagiado a Bernie Wrightson, y se equivocaron.
Esta fue la primera vez que hablé con Toutain, pero pese a este pequeño malentendido, mi relación con Toutain fue normal. Sí que recuerdo que hablaba por los codos y cada vez que me llamaba me tenía al teléfono una hora (yo escuchando)…  Todo el tiempo que pasábamos al teléfono él trataba de insuflarme inspiración para crear historias.

Estos son los números 1,2, 11,16 y 17 donde aparecieron por primera vez las historietas de Santipérez incluidas en el tomo.

-¿Y de aquella época en general? ¿Sabías si tu trabajo gustaba? ¿Alguna curiosidad o anécdota?
En aquella época no había manera de estar comunicado con nadie así que no tenía ni idea. Tan solo familia y amigos podían opinar sobre lo que hacía. Había incluso gente de mi entorno que no le daba valor a aquello y quisieron ayudarme buscándome trabajo de repartidor de piezas por talleres mecánicos o cosas así… por mi bien, claro. ¡Todo un clásico en esta profesión!
Sí que pude leer alguna carta enviada a la editorial pidiendo más material “del Santi Pérez” dándome cuenta de que había vida extraterrestre ahí afuera que admiraba lo que estaba haciendo.

 
Según un correo de la época en 1990 se imprimian 20.000 ejemplares de la revista Creepy. En la primera distribución se vendía un 50 % . El resto a través  de redistribución, venta por correo, exportaciones..

-¿Conociste a otros autores como Raf en Creepy?
No pude conocer a nadie… mi aislamiento en esos años era total.
Fue al cabo de muchos años después cuando pude conocer a varios de los compañeros de aquella etapa, con los que hablo de vez en cuando y que me alentaron para volver al cómic.

-La historia “El Taxidermista” que da título a este cómic fue premiada en su día en el concurso que se solía realizar anualmente en las publicaciones de Toutain para encontrar y animar a los nuevos valores. ¿El premio era solo publicarla? ¿Y qué pasó en este concurso la primera vez que te presentaste?
Aparte de la publicación también había un premio económico pero no recuerdo bien la cantidad… creo que alrededor de los 300€ (en pesetas de la época), pero vamos, cualquier premio económico se lo quedaban mis padres. Malos tiempos.
Pues lo que te decía, la primera vez que participé, con “Amigos hasta la muerte”, me devolvieron los originales por correo sin ninguna explicación. Y al año siguiente, al ganar con “El taxidermista”, el propio Toutain se disculpó y me los pidió de nuevo para publicarlos.


-En El Taxidermista y otras histerias macabras podemos disfrutar de tus primeros trabajos, pero una cosa es segura, tus influencias gráficas de Bernie Wrightson, Richard Corben, Mark Schultz, han ido evolucionando. Según tengo entendido, el próximo año tendremos otro recopilatorio en el que podremos apreciar todo esto. ¿Puedes avanzar algo?
Sí, claro, me encantaban todos aquellos autores e influían en mi manera de trabajar, pero eso nos pasaba a todos los novatos que caímos en las garras de Toutain.
Es un proceso natural cuando estás empezando. Luego ya emprendes tu propio camino y sin darte cuenta vas dejando atrás todas estas influencias y brota tu estilo.
Sí, ya estoy trabajando en otro álbum para Diábolo, Various Horror Visions II, que recopilará algunas historias de Cthulhu pero además contará con algunas nuevas inéditas, de las que puedo adelantar que una de ellas estará compuesta de 26 páginas, no coloreadas sino pintadas, en las que me estoy dejando las retinas y el coprocesador matemático del cerebro, calculando sombras, luces e iluminaciones globales,  y otra más relajada en cuanto a dibujo pero que narrativamente podría ser muy interesante. También habrá extras como en el álbum anterior, siguiendo la línea del primer recopilatorio.




- Entre estas historias de El Taxidermista… y tu reenganche al cómic pasó mucho tiempo. ¿Cómo fue este retorno? ¿Cuál es tu método de trabajo?
Tras aquella época, estuve alrededor de 20 años bajo la sombra de grandes techos dedicado a otro tipo de trabajos gráficos, entre Ulano y fotolitos, aprendiendo Aldus freehand y photoshop 0,1 entre lentos Macintosh. Fue tras este tiempo cuando por nostalgia y por buscar un hobbie que me sacara del hastío comencé a dibujar la historieta “Carne seca” y subir el proceso a mi blog Celda 224. Enseguida antiguos apadrinados de Toutain, sobre todo Javi Santonja, lo vieron y me pusieron en contacto con Manuel Mota y Álex Ogalla quienes me abrieron las puertas para publicar en Cthulhu. A partir de entonces, y no con la continuidad que quisiera, no he dejado de publicar.

- ¿Qué opinas del trabajo que está realizando Diábolo Ediciones con la recuperación de la mítica revista de terror de los años cincuenta Tales from the crypt?
Pues una maravilla y que ya era hora!
Creo que ha habido intentos anteriormente de publicar este material pero algo desafortunados, ya sea por su tamaño o por su calidad de impresión.  Así que encantado de que Diábolo se haya lanzado con este proyecto. Los amantes del terror deberíamos tener estos libros en el salón de casa, bien visibles, para presumir de freakys cultos y así ganarnos el respeto de amigos y familiares.

- Los fans del terror amaban y disfrutaban la revista Creepy de Toutain Editor, ¿crees que ya no hay lugar para una revista de cómic de estas características?
Es algo complicado, aunque tienen su público. Si hoy en día se siguen publicando algunas, como nuestra apreciada CTHULHU, es por pasión y amor, tanto por parte de los editores como por parte de los artistas que colaboran por una retribución minimísima dado las ajustadas ventas.



Portadas del autor para posiblemente la mejor revista de cómics de terror actual

-¿Cómo fue tu experiencia como creador de fondos en la serie de animación Memorias de Idhún basada en los libros de Laura Gallego?
Aparte de dibujar cómics hago otras muchas cosas profesionalmente que ocupan la mayor parte de mi tiempo, sobre todo en medio audiovisual (storyboards y presentaciones para eventos). 




Diferentes viñetas para storyboard  para eventos con la finalidad de visualizar y entender mejor la acción. En este caso son para la agencia Tango.

También la animación es otra de mis pasiones. El proyecto de Memorias de Idhún me pareció muy interesante y me enrolé sin pensármelo dos veces.
El contacto se produjo por casualidad, en un desayuno con el grupo de amigos con los que solía quedar para hacer descensos en longboard, empezamos a hablar de temas laborales
y comentando una y otra cosa resultó que Naiara, la pareja de David, uno de mis colegas, era Production Manager y estaba metida en el mundo de la animación, fue Naiara la que me recomendó y me presentó al equipo de Vitoria, les hice unos bocetos y algunas pruebas y me subí al tren. Fue un año y medio en el que trabajamos muy intensamente y lo pasamos muy bien (y a veces no tanto). Mi labor fue la de crear y diseñar backgrounds de referencia formando equipo con dos colaboradores de la propia CTHULHU, Juan Aguilera y Juan Serrano. A parte de los KBG que yo mismo pintaba, y tras las instrucciones de nuestra directora, me encargaba de distribuir los dibujos con su color key al equipo.



-Eres un asiduo del Festival de Cine Fantástico de Sitges. ¿Pero no crees que ha perdido parte de su encanto? Se ha masificado, ya no hay exposiciones, ni calles decoradas, aunque sí una buena oferta de películas que a todas luces es insuficiente, ya que las entradas se agotan a la hora.
Es cierto que hace algunos años se hacían muchas más actividades al aire libre o en carpas, e ibas paseando y te encontrabas actividades por toda la ciudad. Yo personalmente echo de menos cosas como el Brigadoon plantado en todo el medio o el Anima’t a la fresca… bueno, tendrán sus motivos. La verdad es que con la pandemia, estos dos últimos años no he podido asistir, y la información que tengo sobre la organización no la tengo actualizada. De todos modos es una alegría verse allí y disfrutar del festival y de la ciudad. Tengo muy buen recuerdo de cuando se presentó el VHV allí, en la carpa de la Fnac, con Jordi Ojeda, en la que estuvo presente este entrevistador del Rincón de Taradete, y sobre todo la amable atención por parte de Ángel Sala, director del festival.

- ¿Cuáles son tus próximos trabajos o proyectos?
 Como ya te comentaba lo más inminente será el álbum Various Horror Visions II que es el proyecto en el que estoy volcado ahora. 

Entrevista realizada en octubre 2021

Tapa Dura / 84 págs. 28x20,5 Color y b/n 
Isla de Nabumbu
PVP: 20,00€