lunes, 16 de septiembre de 2019

Crítica Teatre: Kràmpack / Aquitània Teatre

Quan fotre un Kràmpack és més que un joc...


Kràmpack, la primera comèdia de Jordi Sànchez, que es pot tornar a veure des del 12 de setembre de 2019 al Teatre Aquitània, s’estrena avui, 16 de setembre, després de més de vint anys de l’èxit de l’espectacle original – que fins i tot va inspirar una pel·lícula dirigida per Cesc Gay l’any 2000.

L’obra, dirigida per Pep Antón Gómez, és una comèdia sobre la relació d’amistat entre un grup d’amics que ronden la vintena d’anys i que decideixen anar a viure junts. La convivència farà que aflorin fortes tensions sexuals i els protagonistes s’acabin despullant emocionalment.

El ritme dinàmic i el to desvergonyit es mostren ja des de la primera escena en què Pau (Àlex Ferrer) junt amb José Luis (Mikel Iglesias) i Xavi (Jaume Casals) organitzen el funeral de la padrina –així és com l’anomena Pau-, l’antiga inquilina que troben morta al pis. Tot i així, la mort de la padrina no serà qui desencadeni el conflicte principal, sinó Berta (Lídia Casanova), l’ex d’en Pau, que ocupa la quarta habitació que queda per llogar, i a en José Luis i a en Xavi els hi agrada.

A partir d’aquest primer plantejament, característic d’una comèdia de situacions, l’espectador s’endinsa en la trama narrativa captivat per l’autenticitat dels actors. En aquest punt, però, cal esmentar les  reminiscències de Plats Bruts, especialment, pel fet que Àlex Ferrer i Jaume Casals recorden a López (Jordi Sànchez) i a David (Joel Joan), respectivament –en concret, Jaume Casals l’imita a la perfecció. Potser el director ha volgut que aquests imitessin els actors que interpretaven papers similars en l’espectacle original, però, tot i ser una imitació molt ben aconseguida, aquesta limita el joc interpretatiu més personal -en concret, el de Jaume Casals

L’escena en què les actituds i els comportaments ja no són merament superflus té lloc a la cuina. La mateixa escenografia i el vestuari mostren que s’inicia una escena més intimista: un escenari enfosquit que contrasta amb la llum de l’interior del frigorífic, que el deixen obert, i al costat del qual Pau i Xavi apareixen asseguts vestits amb samarreta i calçotets. Mig despullats acaben fent un Kràmpack, que és més que un joc entre amics. A partir d’aquest moment, es desenvolupen la resta d’escenes amb una càrrega molt més dramàtica on es deixa més de banda la superficialitat còmica. 

Kràmpack és una obra recomanable: enganxa in crescendo des de les primeres escenes. Per passar una bona estona i riure.

Crítica escrita per Teresa M. 


KRÀMPACK
Horaris: Dijous i divendres 20:30h, Dissabtes 18:30h i 20:30h, Diumenges 18:30h
Idioma: Català
Durada: 80 minuts
A partir de 10 €
Producció: White Moose
Autor: Jordi Sánchez
Direcció: Pep Anton Gómez
Actors: Àlex Ferré, Mikel Iglesias, Jaume Casals, Lídia Casanova

domingo, 15 de septiembre de 2019

Crítica teatro: La Llamada de Javier Ambrossi y Javier Calvo / Nerea Rodríguez, Angry Fernández, Ruth Lorenzo, Roko, Mar Abascal / teatro Poliorama Barcelona


La obra teatral La Llamada se gestó hace ya más de seis años cuando sus directores Javier Calvo y Javier Ambrossi la estrenaron como pieza de pequeño formato en el Hall del teatro Lara de Madrid. El boca a boca, la prensa y blogs empezaron a recomendar esta obra. Así La Llamada pasó al escenario del teatro y creció aun con apenas medios y presupuesto, pero llenando el aforo cada noche. El resto es historia: después de tantos años sigue activa, empezó una gira en el año 2014 por España, ha conseguido multitud de premios y hasta se transformó en película en 2017 dirigida por sus mismos creadores. Ahora esta joya se ha estrenado en el teatro Poliorama de Barcelona y se representará durante tres únicas semanas y solo se puede dar un consejo: ¡No os la perdáis!


Dos adolescentes Susana Romero y María Casado están recluidas en el Campamento cristiano La Brújula. Las dos amigas solo piensan en escaparse e irse de fiesta. El campamento está bajo el férreo control de la hermana Bernarda ayudada por la monja Milagros, más joven e inocente. La vida y creencias de María se trastocarán cuando se le aparezca el mismísimo Dios. En verdad las consecuencias serán imprevisibles para todas.

La llamada es una divertidísima obra de teatro repleta de buenos diálogos con humor en que la sonrisa es constante. María (Nerea Rodríguez) y Susana (Angy Fernández) clavan el papel de jóvenes alocadas. Sus diálogos son espontáneos. Pero es que no se quedan atrás Roko como la monja Milagros con esa mezcla de candidez, ese tono de voz y esa forma peculiar de ser. El cuarteto se completa con Mar Abascal como la monja jefa, con ese aire de monja superiora enrollada que intenta ser moderna y severa a la vez. Las cuatro actrices están geniales en sus papeles y hacen de La llamada una comedia de diálogos muy ágiles con buenas salidas que fluyen con naturalidad y mucho humor, pero es que ademas las actrices se relevan también brillantes cuando tienen que cantar. Y claro está, por encima de todas esta Dios que es omnipotente y con ese chorro de voz de Ruth Lorenzo. Porque la obra también es un buen musical. Hay que decir que las actrices cambian dependiendo de la función, aquí hemos hecho hincapié en las que actuaron en el estreno.


No nos engañemos, La llamada sigue siendo una comedia musical de pequeño formato, pero ya quisieran para sí otros musicales aparentemente más espectaculares, trasmitir toda esa alegría, ritmo y potencia que logra el espectáculo. Los números se apoyan con golpes de efecto a base de humo y buen juego de luces. El escenario no cambia en toda la obra. Unas literas en una esquina y cuatro paredes que simulan el campamento. En el centro unas escaleras con una gran cruz y a ambos lados de esta los cuatro músicos que componen la banda de rock que toca en directo. La obra no necesita nada más gracias al gran talento de las actrices y de las potentes apariciones de Dios.


La llamada dura cerca de dos horas y no aburre ni muestra altibajos, salvo las paradas que provoca el público debido a las risas. Casi cada espaciado número musical impacta por las voces, y algunos te podrán la piel de gallina. Un camino de humor, canciones y emoción que conducen a la explosión final de alegría, color, cambio, superación y buen rollo, que logran que todo el público aplauda levantándose de sus butacas.

Para los que han visto la película decir que esta tiene un poso más nostálgico y algo melancólico, la obra de teatro es en sí más espectáculo explosivo, aunque la parte cómica es similar.

La Llamada es un musical de calidad. Su mensaje no es moralizante y trasmite esa alegría de vivir, de no preocuparse tanto por los problemas, de acabar siendo una versión mejorada de ti mismo, de que por unos instantes todo cuadre, ya lo rezan su protagonistas en ese lema vital “Lo hacemos y ya veremos”. Siente la llamada... te garantizamos que te lo pasarás bien, saldrás contento y como diría Susana “lo fliparas”.


LA LLAMADA / Teatro Poliorama
Del 12 de Setembre de 2019 al 29 de Setembre de 2019 
Miercoles a viernes:  21:00 h  / Sabados: 18:30 y 21:30  / Domingos:  18:30. Consultar horarios
Precio: A partir de 15,70€
Duracion: 115 minutos
Idioma: Castellano
Dirección: Javier Ambrossi,Javier Calvo
Autor: Javier Ambrossi, Javier Calvo
Reparto: Nerea Rodríguez: 12, 13 i del 18 al 29. Andrea Guasch: 14 i 15. Mar Abascal: del 12 al 29. Angy Fernández: del 12 al 15. Lucia Gil: del 18 al 29. Roko: del 12 al 26. Erika Bleda: del 27 al 29. Ruth Lorenzo: 12, 13, 26 i 27. Raoul: del 20 al 22. Richard Collins Moore: 14, 15, 18, 19, 25, 28 i 29
Escenografía: Ana Garay
Iluminación: Carlos Alzueta
Vestuario: Ana López Cobos
Música original: Alberto Jiménez
Producción ejecutiva: Mariano Piñeiro
Premios: Mejor musical  Premios Broadway World
Mejor actriz Premios Broadway World
Mejor dirección Premios Broadway World
Mejor actriz de reparto  Premios Broadway World
Mejor actrz de reparto Premios de Teatro Musical

miércoles, 4 de septiembre de 2019

Entrevista a Das Pastoras / Julio Martínez


Das Pastoras es un ilustrador y dibujante de cómics. Su obra se ha podido ver desde las míticas revistas ochenteras de ciencia ficción, fantasía y terror como Zona 84, Cimoc, Comix Internacional, Creepy, la costumbrista y de humor Mas Madera! que fue el ultimo intento real de Bruguera de modernización, la underground El Víbora, el semanal del humor El Jueves e incluso incursiones en Marvel, sin olvidar las portadas e ilustraciones en los libros de rol para Jocs Internacional. El estilo del autor es muy personal y reconocible. Espectacular tanto en dibujo como en color, luz y con mucho volumen. Su nombre es Julio Martínez Pérez, pero en su Galicia natal lo llamaban por el nombre de los de su casa “los de los Pastores” y lo utilizó como su nombre artístico.

ENTREVISTA A
DAS PASTORAS 





-¿A qué edad ya pensabas dedicarte al cómic?
A mi me gustaba el cómic y me gustaba dibujar. Pero objetivo de ser dibujante de cómics no tenía. Yo me vine aquí a Barcelona para hacer Bellas Artes.

 Foto extraída del blog Viñetas

-¿Qué cómics leías de joven?
Leía cómics pero no me interesaba quien los dibujaba, tan solo leía las historias. Pulgarcito, Tio Vivo, El Capitán Trueno y Jabato. Yo me iba directo a las páginas en Tio Vivo de Gir o Moebius, sin saber ni quien era ya me gustaba. Aunque uno de los dibujantes que más me pegó fue Víctor de la Fuente y también Hernández Palacios. Luego apareció la revista Trinca y descubrir el Arzak de Moebius me impactó. De hecho lo primero que hago para la revista Comix Internacional es muy Moebius. No copiaba sus personajes, de hecho me cuesta trabajo copiar, tengo incapacidad para hacerlo y un poco de vagancia de estar mirando. No cojo documentación, por eso he hecho tanta mierda (risas), por no levantarme, buscar y copiar un fondo, por ejemplo. Me da mucha pereza copiar, sí que lo estudio y luego lo dibujo ya sin mirar. No cojo un modelo, una referencia, lo hago con lo que he estudiado previamente y es un fallo en realidad, porque las cosas las sabes pero no muy bien.

Ilustraciones originales para interiores de un juego de rol Stormbringer.

-¿Fuiste autodidacta ?
Desgraciadamente sí. Porque se aprende muy lento, mal y coges muchos defectos.

-En 1981 te unes a un grupo de jóvenes autores que luego se harían imprescindibles como  Toni Garcés, Miguelanxo Prado, Mike Ratera, José María Beroy, Pedro Espinosa y Pasqual Ferry, entre otros, para crear el fanzine Zero que duró 10 números. Cómo era llevar ese fanzine con tanto autor.
Fue bien. Fue la manera de entrar en contacto con el cómic. Con la materia. Yo hasta ese momento no conocía a ningún dibujante. Cuando llegué a Barcelona en la pensión que estaba había dos dibujantes de Ciudad Real y nada más. Donde empece a tomar contacto con el mundillo fue con la gente de fanzine Zero, que tampoco estaban aun muy metidos en el cómic profesional. A raíz de esto conocimos a gente que estaba más introducida como Mediavilla y Gallardo.
La verdad es que entré en contacto con los dibujantes gracias a Toni Garcés. Yo trabajaba en un taller pequeño que hacía maquinas para biselar cristales de las gafas y Garcés hacia la publicidad de la empresa. Un día vino y uno de los jefes me dijo que le hiciera “un dibujito a este señor” Y ahí empezó todo...

 Primeros trabajos del autor para el mítico fanzine Zero en 1981

- ¿Conociste a Josep Toutain? ¿Cómo era personalmente?
Sí, conmigo muy bien, aunque no tuve mucho trato. La primera vez que le mostré mi trabajo yo llevaba una carpeta repleta de dibujos. De todo tipo, no había ni siquiera una linea así de cómic. Dibujos sueltos. En esa época estaba en el fanzine Zero y es allí donde hice mi primer cómic, pero en folios. Pegando aquí y allá. Claro, empezó a pasar dibujos y cuando ya llevaba 20, me dice “mira, no se en concreto lo que vamos hacer, pero no quiero perder el contacto contigo”. Después ya me miré más sus publicaciones y me adecué a lo que sabía le iba a gustar. El contacto con el cómic más profesional con papel, tinta y rotulación lo empecé con Toutain.



Durante su larga carrera ha creado series con guiones propios como Guerreros y Canal 44 pero también ha colaborado con diversos guionistas como Narciso Fradera, Xavier Roca, Felipe Borrallo o Enrique Sánchez Abulí.

-Estuviste en Bruguera, en su última etapa con una revista muy variada y diferente de las que publicaban. Mas Madera!, capitaneada por Alfons López y producida por Saco Roto. ¿Cómo fue esa experiencia?
Yo no iba a las reuniones. A mí me pedían algo y lo realizaba. Es la primera vez que hice los grises marcando negro. También hice alguna portada. Fue algo muy breve. Y ahora me entero que era una publicación de Bruguera (risas), yo en aquella época era un pasota muy pasota, de ahí que empece a hacer cómics en folios no sabiendo muy bien...

 En la revista Mas Madera de Bruguera 
colaboró en cada número y realizó varias portadas en 1986


- Ahora se está empezando a recordar la revista El Víbora. Hay interés en la historia de sus viñetas. Tu también colaboraste en la misma. Inició su andadura en 1979 y se mantuvo hasta el 2004. ¿Ahora sería una publicación inviable de primeras?
Yo estoy muy apartado de todo. El Víbora más que revista de denuncia eran pajas mentales y también la vidilla de la calle y de la gente que hacía la revista. Era la contracultura de aquí, creo que narraban más cosas de la vida y ya ves como acabaron algunos. Yo hice cosas para ellos pero era tangencial, conocí algunos de sus dibujantes y a Emilio Bermúdez, que llevaba la revista, que ya lo conocía de la librería Makoki.

 Diversas portadas para El Víbora con historieta interior

- Uno de tus trabajos más recordados con cariño por los lectores es tu larga etapa en la revista El Jueves, primero con Kafre con guiones de Enrique S. Abulí y luego en solitario con el humor de Das Pastoras. Historietas cínicas y negras. Que técnica usabas en esas historietas
Lo que he usado casi siempre es tinta china y acuarela. Ahora utilizo más acuarela de tubo, antes usaba lo que se llamaba anilinas que eran acuarelas liquidas. Tenían unos colores más vivos y más potentes. Pero la volatilidad con la luz se pierde más rápido.


 -¿Has pensado alguna vez volver al semanario El Jueves?
No, porque es que tampoco casaría con la línea que tienen ahora y no me gusta. En El Jueves hacían encuestas y según estas Kafre no funcionaba, pero bueno fueron unos cinco años. Al final todo aburre o ellos pensaron que había que hacer otras cosas. O también lo de curas y negros ya empezaba a ser políticamente incorrecto.

En el suplemento semanal de "El Mundo" se publicaron también sus viñetas de humor gráfico recopiladas luego en dos tomos  titulados "Ustedes Perdonen" (Sinsentido)

- Hay lectores que te recuerda, algunos con cariño y otros no tanto, pero al menos no dejabas indiferente y no son otros que el de los jugadores de rol. Pues entre 1991 y 2003 ilustrabas las cubiertas e interiores de los libros de rol de Jocs Internacional Lider. Incluso realizaste las ilustraciones para el juego de cartas Lord of the Rings. Portadas como el abismo de la garganta de serpiente no creo que ahora se pudiesen publicar. ¿Te daban total libertad? ¿Te llegaban las opiniones de los jugadores?
Me daban información sobre qué trataba el libro, pero no me concretaban mucho. Pero ya no recuerdo porque hacia algunas portadas que no tenían mucho que ver con el interior. Recuerdo una de un gorila y un tío saltando con un shuriken, y no se por qué dibuje esa portada. Tampoco me llegaba a mí si esas portadas gustaban. Pero es que yo también pasaba de todo, si el editor me seguía encargando portadas, al menos a él le gustaban. Fue una de las mejores épocas de ingresos económicos porque hacia las portadas de rol y aun estaba en El Jueves. Porque luego hay unos cuantos años que estas a dos velas. Esa época fue buena de trabajo, tranquilidad, y me gustaba por que era un trabajo variado y diferente entre Kafre y el Rol.
Pero Jocs Internacional hizo en los noventa malas jugadas cuando se lanzó con las cartas coleccionales que fueron un fracaso y empezó a haber más competencia. Los Juegos de cartas de El Señor de los Anillos tampoco fueron bien de ventas.

“El vigor del movimiento y la viveza del color de las ilustraciones de Julio Das Pastoras ha coincidido con la búsqueda de una nueva expresión estética de calidad en la que está trabajando Joc Internacional."  Texto en revista lider en 1991de Jocs Internacional

-¿Usabas la misma técnica que en los cómics de Kafre?
No, para las portadas utilizaba óleo. Y para Kafre era lla ínea tinta rotulador casi siempre, acuarela y también plumilla y pincel.

-Has trabajado para el mercado franco-belga dibujando dos sagas de fantasía: Las Heresiarcas (escrita por Carlos Portela) y Catsaka (con guiones de Alejandro Jodorowsky) en 2002, con las cuales el público de esos países han podido descubrir tu arte. Estos han sido cómics de lo más elaborados en la parte gráfica.
Sí, de Las Heresiarcas estaban previstos más números pero en cierta manera nos la cortaron. No se vendió mucho y fue una de las series que más a gusto he estado y disfrutado. Sobre todo el primer volumen, porque el segundo el dibujo era como el de un sello, no sé a santo de qué cambió la narrativa, y eran ocho o diez viñetitas por página. En el primer volumen las páginas respiran, compones mejor y, claro está, es menos trabajo (risas) si tienes que hacer menos viñetas y menos pequeñas con los personajes. El segundo volumen fue muy trabajoso porque había varios personajes que iban juntos todo el viaje y no se perdía ninguno (risas). También en la cancelación de Las Heresiarcas no se hasta que punto fue porque Jodorowsky quería que empezará con el cómic suyo Catsaka.



-Luego incursiones en Marvel en 2009 con algunas historias cortas de Lobezno y Thor. ¿No te convenció seguir en Marvel? ¿O solo fueron trabajos puntuales?
Para mí fue muy bueno. Era otro registro. La pena es no tener un ritmo mas rápido. Yo no tenáa mucho conocimiento del mundo Marvel, y empece a ver trabajos de autores antiguos y descubrí una manera más espectacular de narrar. Puedes llamar la atención con un gesto. Después ves el cómic europeo, no por la temática, pero lo ves más descriptivo. Estas dentro del ambiente y el lugar, pero si lo que ocurre en la historia no tiene nada, pues entonces eres un turista. Estás mirando ostia que bien esta esto, que documentado, pero si se come la historia, mal. Marvel es la acción y lo que ocurre y lo que les ocurre a los personajes. Aunque también es verdad que el europeo esta cambiando y han cogido algo del estilo americano y se ve en los cambios de ángulo, en los planos, en los gestos… Aunque nunca sabes la intención del que lo dibuja. Como François Schuiten, que es un dibujante que es arquitecto y que hace unos edificios que casi son los protagonistas, impresionantes pero ¿Recuerdas alguna historia? Aunque claro, todo tiene algo que te puede gustar si te gusta el cómic, el dibujo...


-En 2015 realizas portadas para X-O Manowar de Valiant y otras colecciones como Book of Death: Fall of Ninjak y Bloodshot Reborn. ¿Te dan libertad en las mismas?
Solo dibujo las portadas. Por ejemplo en Bloodshot Reborn me dicen lo que ocurre pero luego yo hago un poco lo que quiero. En una al personaje se le metían una serie de robotitllos dentro del cuerpo y empezaban a fastidiarlo. Y eso es lo que me pidieron. Yo me limité a dibujarle bultos en la cara que se aprecia que le están haciendo daño...


 -¿En la actualidad en que estas trabajando?
Las portadas caen de vez en cuando, pero ahora la mayor parte del trabajo son comissions. Tengo ideas para algunos cómics pero has de tener tiempo y estar cubierto y yo no lo estoy. De trabajo estable de momento nada.



OTROS TRABAJOS Y CURIOSIDADES:


 Caricatura realizada por Raf para la revista El Jueves

Entrevista realizada en julio de 2019