domingo, 5 de julio de 2020

Reseña cómic: Como peces en la red de Juan Álvarez / Nuevo Nueve


- Eso engañate a ti misma. Yo era una niña, pero tenia ojos y oidos. Te maltrataba, nos maltrataba.
- Tú eres una blanda… Siempre lo has sido.
- Sí, mama ¿Qué quieres?


En algunos momentos de nuestra existencia sentimos que estamos atrapados, que no somos felices con la vida que llevamos. En medio de estas cadenas mentales o reales, siempre hay un resquicio, una esperanza, unas ilusiones, que nos pueden salvar y dar energía para escapar y empezar una nueva vida, pero estos hilos son finos y están rodeados de otros muchos factores. El amor es una de las fuerzas que más poder tiene para cambiar nuestras vidas, pero según se canalicen los diferentes tipos de amor mezclados con lo que nos dicta nuestra propia responsabilidad, nos pueden llevar a caminos chocantes. El cómic Como peces en la red de Juan Álvarez retrata todo esto en una emotiva historia de amor con pasajes dramáticos y nostálgicos en forma de vidas pasadas y presentes en una cotidianidad asfixiante y complicada que pondrá a prueba este creciente amor.


Anna y José (una catalana y un canario) están en la cincuentena y se han enamorado a través de las redes sociales. Anna trabaja de recepcionista en un hospital psiquiátrico cerca de Girona. Su vida transcurre sin muchas alegrías, es una mujer muy responsable y trabajadora que se ha de hacer cargo de sus hijos y de todo lo referente al hogar. Su marido está en el paro, es alcohólico y no la trata con respeto. Hace tiempo que perdió el amor por él, pero ahora ha conocido a José por internet y habla con él a todas horas y la hace feliz. José también está enamorado de ella, pero está atrapado por un pasado traumático con su anterior pareja. La distancia les separa, pero esta es fácil de vencer, lo difícil de superar son las circunstancias de ambos.

Juan Álvarez hilvana una sencilla historia de amor donde se mezcla el sacrificio, las decisiones vitales, la superación y el diferente sentido de la responsabilidad de cada uno de los protagonistas. Anna es una mujer fuerte con una infancia difícil. Como peces en la red nos muestra su pasado y el de su amante, a través de unos perfectamente integrados flashbacks en la historia que transitan del presente al pasado y viceversa, con una naturalidad visual excelente. Son muy poéticos también los pasajes en que el cómic nos muestra sus vidas paralelas al unísono. La historia tiene también una buena y natural recreación de las dos diferentes poblaciones por la que se mueven los protagonistas.

Álvarez imprime un trazo delicado, elegante y sencillo en el dibujo que los lectores de la memorable serie Los Mendrugos que realizó junto junto a Jorge Gómez en la revista El Jueves hace ya más de tres décadas ya descubrimos y disfrutamos. Solo que aquí el autor no se enfrenta a una historia de humor condensada en una página, pues el cómic tiene más de cien y eso requiere mucha más planificación y estudio para que la historia funcione. ¡Y vaya si lo hace! La historia se construye a base grises y negros, plasmando un poco ese poso de tristeza, melancolía y a ratos dureza de lo que explica.


En el cómic seremos espías de las conversaciones privadas que Anna tiene en su lugar de trabajo y que le sirven como válvula de escape y ensoñación, algo que el autor consigue con planos muy similares cambiando levemente sus expresiones. De hecho así nos introduce de lleno en la historia. Aunque luego hay muchos más perfectos planos al servicio del relato. Una historia que puede resultar algo tópica pero la trabajada y elaborada forma en que es contada para que todo funcione a su ritmo, te atrapa y transmite emoción. Ademas los secundarios también tienen peso y con varios matices, como ese marido seco y maltratador de Anna, la relación de ambos con sus hijos, los momentos felices… Una gozada narrativa. Mostrar en un cómic sensibilidad y sentimientos no es fácil y Como peces en la red muestra una historia de amor creciente, en un entorno difícil y sombrío, con algunos apuntes de humor. Una historia que nos hará reflexionar en su final y pensar si es correcto o no, o lo que haríamos nosotros mismos en esa situación y es que una sola frase se convertirá en el leitmotiv.


Álvarez lleva toda su vida delicada a la ilustración, el cómic, participando en eventos y realizando tallares sobre este arte. Sus obras más longevas vieron la luz junto al colorista Jorge Gómez en la revista El Jueves allá por 1990 con Los Mendrugos, que trataba sobre un grupo de estudiantes con pocas ganas de estudiar y muchas de ligar. A está sucedió la serie Lucía, gabinete de sexología y más recientemente y aún en activo Hera y sus cosas de bombera. Pero sus obras están dispersas en diferentes publicaciones de comic en España, Estados Unidos, Francia e Italia. Como peces en la Red es su primera obra más extensa y ha sido publicada por el nuevo sello editorial Nuevo Nueve de Ricardo Esteban Plaza.

COMO PECES EN LA RED
Juan Álvarez Montalban
16,00€
21 x 16cm | 136 pags. | Rústica




jueves, 2 de julio de 2020

Josep Maria Beà en Vampus / Póster Grandes Ilustradores

Josep Maria Beà uso más de doce seudónimos en su carrera con diferentes estilos. Con esta acción no estaba obligado a usar un solo estilo, siendo libre y ademas si algo salia mal, su nombre no quedaba manchado.

"Valeroso, imaginativo y de exquisita sensibilidad artística, Josep Maria Beà es uno de esos grandes autores que por sus peculiaridades estilísticas y narrativas destacan netamente del resto. Leer sus obras una, dos y tres veces garantiza el descubrimiento de nuevos rincones del maravilloso mundo d ellos sueños y fantasía". Will Eisner, uno de los granes del cómic americano y creador del personaje Spirit.
Pósters de la revista Vampus:


martes, 30 de junio de 2020

Rafael Cortiella / Western book cover / 9

Rafael Cortiella estuvo mucho tiempo trabajando para la editorial alemana Bastei Verlag ilustrando las portadas del personaje del Oeste Lassiter y fueron tantos años que el editor de Bastei le entregó una medalla de oro por su trabajo en la misma Barcelona.

"Fueron 12 años. La medalla aún la tengo, costaba ciento cincuenta mil pesetas, nos la dieron a doce autores, y nos hicieron una fiesta en el Hotel Princesa Sofía. Es la única vez que un editor me ha regalado algo... y ha tenido que ser alemán." Rafael Cortiella en una entrevista en este blog.




jueves, 25 de junio de 2020

Recordando: El Gran Héroe Americano / The Greatest American Hero / serie TV


Pocas personas mayores de cuarenta años desconocerán a uno de los mayores “superhéroes de cachondeo” que ha dado la pequeña pantalla: El Gran Héroe Americano (The Greatest American Hero). Emitida de 1981 a 1983, con tan solo tres temporadas y 44 episodios, esta serie americana conquistó el corazón de los televidentes con una acertada mezcla de humor y acción. Las aventuras de un tipo real obligado a ser un superhéroe en medio de las situaciones más absurdas.

EL GRAN HÉROE AMERICANO: LA HISTORIA.

Ralph Hinkley (William Katt) es un profesor de instituto que da clases a alumnos problemáticos. Una excursión con ellos cambiará su vida. El mini autobús que conduce se avería y decide ir a buscar gasolina en pleno desierto. En su caminó Ralph se topará con una enorme nave extraterrestre cuyos ocupantes le harán entrega de un traje que solo a él le proporcionará súper poderes. Ralph no está solo ya que minutos antes es casi atropellado y recogido en la carretera por Bill Maxwell (Robert Culp) un duro y malcarado agente del FBI al que la presencia alienígena le ha hecho perder el control de su coche. El super-traje confiere a Ralph casi todos los poderes de Superman, además de la invisibilidad, la capacidad de ver lo que está sucediendo en otros lugares y un largo etcétera que irá descubriendo a trompicones pues ya de primeras pierde las instrucciones de uso.


La tercera protagonista de la serie es la novia del “héroe”, la abogada Pam Davison (Connie Selleca), que intentará poner un poco de cordura en el asunto y rescatar a Ralph de los tejemanejes en los que le involucra Bill, que utiliza al súper chico para resolver sus casos policiales.

La serie funcionaba en parte por el tira y a floja entre Ralph y Bill. Eran la extraña pareja ya que casi siempre estaban discutiendo. Si el profesor de instituto era altruista, el agente del FBI todo lo contrario. Bill Maxwell fue sin duda uno de los papeles más divertidos del veterano actor Robert Culp (1930-2010​)  que hizo suyo a este agente respondón, chulesco, patriota y algo caradura. La relación entre ambos era el pilar de la serie junto a la perplejidad y paciencia de Pam.


El ORIGEN DE LA SERIE
Cuando a Stephen J. Cannell (1941-2010), famoso guionista y productor de series de televisión, le propusieron desde la cadena ABC que creara una serie de superhéroes, respondió de primeras que le parecía interesante, porque nunca le ha gustado decir que no. Eso le dio tiempo para pensar y ver lo que podía salir de la propuesta. El problema es que a él nunca le habían gustado los superhéroes, ni entendía nada sobre ellos. Se reunió con dos de sus guionistas, Juanita Barchert y Patrick Hasburg, y les planteó la siguiente cuestión: ¿Qué pasaría si uno de nosotros mismos recibiera un traje con superpoderes? Un tipo normal y corriente al que le ofrecen la posibilidad de hacer el bien a la humanidad. Seguramente tu vida va a quedar patas arriba pero ¿cómo puedes negarte a ello? Cannell comunicó a la ABC que si querían que hiciese la serie, tenía que ser protagonizada por un superhéroe en un mundo real. Un drama que acabo siendo una comedia. Una serie agradable que iba a gustar tanto a pequeños como a mayores.
Y afortunadamente dieron luz verde al proyecto.

Stephen J. Cannell es el creador de series como Baretta, Los casos de Rockford, Dos contra el crimen, Hunter, Nuevos policías, Medias de Seda, Renegado o la mítica El Equipo A. Además escribió guiones para otras series como Iron Side y Area 12.


LOS EFECTOS ESPECIALES
El problema principal es que había que hacer creíble el vuelo con super-traje del protagonista. Hacía pocos años que se había estrenado la película Superman. El presupuesto del vuelo en esta película ascendía a un millón de dólares, más o menos lo que tenían presupuestado para realizar todo el capítulo piloto. Cannell sabía que la primera escena de vuelo tenía que ser impactante y que convenciese, luego ya podrían bajar algo el listón. Lo lograron. Vistos hoy los efectos de vuelo quedan bastante descafeinados, pero no hay que olvidar que la serie se rodó a principios de los ochenta.

Para las escenas de acción se contaba con la pericia del jefe de los especialistas Dennis Madeloni, que no dudaba en ponerse el traje de superhéroe, una peluca rizada y rodar las escenas más arriesgadas casi a pelo. En la serie podemos ver los despegues voladores que se ejecutaban con un trampolín oculto y los aparatosos aterrizajes a base de tortazos, que eran talmente así, sin trucos visuales.



El propio William Katt cuenta que en alguna escena llegó a subirse al patín de aterrizaje de un helicóptero despegando sin ningún tipo de cable. Una escena sin las mínimas condiciones de seguridad impensable hoy en día. En la primera temporada de la serie para las escenas de vuelo se filmó al actor en diversos planos en un gran hangar de la Paramount colgado con cables a unos 10 metros de altura. En una ocasión se soltó un cable y quedó sujeto por el otro dando vueltas sin ni siquiera una red de seguridad. En la segunda temporada ya usaban una plataforma donde William se apoyaba y se desplazaba una cámara a su alrededor sin que él se moviese, a semejanza de Christopher Reeve en Superman.

El actor ha contado que con todo esto él no disponía de un solo día de descanso a la semana a diferencia de sus compañeros de reparto y que odiaba ese traje por todo ello y por lo ridículo que se sentía con él puesto. Pero es que de esto último se trataba. Hay que decir, por otra parte, que en la segunda temporada abusaron de la repetición de planos cada vez que volaba.



LA SERIE
Los guiones de la serie contaron también con el buen hacer de Frank Lupo, otro guionista y productor co-creador de la serie El equipo A. Aunque Stephen J. Cannell es el guionista que escribió más capítulos de la serie: 28 en total.

La idea que quería desarrollar su creador era la de una serie basada en la condición humana de los personajes con tono de comedia familiar. Los protagonistas, su relación, las bajezas humanas y sus problemas tenían que pesar más que las propias historias detectivescas en sí. Ralph, el profesor convertido en superhéroe, era liberal, noble y muy buena persona. Un carácter que chocaba con el de Bill Maxwell, conservador, directo y sin sutilezas. Robert Culp definía jocosamente a su personaje como un gilipollas colosal pero con un gran sentido del humor, aunque no para de fastidiar. Los dos formaban una extraña pareja condenada a no entenderse pero forzados a colaborar y a quererse en el fondo. Esta confrontación era lo que se quería explorar en la serie junto a la divertida presencia de Pam, la novia y abogada del héroe, que también recibía lo suyo por parte del agente del FBI.

Y así fue vendida a los ejecutivos de la ABC Marcy Carsey y Tom Werner. Lo malo es que poco después ambos dejaron el estudio, y los nuevos directivos querían una serie enfocada más hacia el público infantil, con el superhéroe enfrentado a monstruos y salvando al mundo. Este fue un tira y aloja constante que acabo perjudicando a la serie hasta que fue cancelada en su tercera temporada.


 CURIOSIDADES
Al final de la primera temporada el protagonista pasó a llamarse Ralph “Hanley” por que Hinkley se parecía demasiado con el apellido de John W Hinckley, ciudadano estadounidense que había atentado contra el presidente Ronald Reagan en el año 1981. Después de un tiempo, en la segunda temporada, se volvió a usar el apellido original.

Connie Selleca se quedó embarazada por lo que durante la segunda temporada de la serie aparecía poco y cuando lo hacía era de medio plano, sentada, o tapándose la barriga con cualquier cosa.

El símbolo del pectoral del supertraje no es más que la silueta de una tijeras que Cannell tenia en su despacho.

Los poderes que el traje confería al protagonista eran muy variados. Aún así la DC, propietaria de los derechos de Superman, puso una demanda contra la cadena ABC, porque veía una copia de Superman, pero la demanda no prosperó.

Robert Culp era el actor más experimentado de la serie. Ya poseía una dilatada  trayectoria en la pequeña pantalla con series de éxito como Yo espía, Raíces, las siguientes generaciones y posteriores como La clave está en Rebeca. Culp dirigió, además, dos capítulos de la serie que nos ocupa. En 1993 interpretó al presidente de Estados Unidos en la película El informe Pelícano.

Tres años después de la cancelación de la El gran héroe americano se intentó recuperar la serie con el rodaje de un nuevo capítulo en el que el mundo descubría la identidad secreta de Ralph Hinkley y este tenía que devolver el traje a petición de “los hombrecitos verdes”. En verdad William Katt no quería ponerse el traje nunca más. El relevo recaía en una joven interpretada por Mary Ellen Stuard a la que a regañadientes Maxwell accedía a entrenar. La propuesta era tan pobre en medios que ni se llegó a emitir, aunque el capítulo se recuperó para el lanzamiento de la serie en dvd en 2006.


La canción de overtura de la serie “Believe it or not” compuesta por Mike Post y Stephen Geyer e interpretada por Joey Scarbury, fue una de las más populares de los ochenta. De hecho el actor William Katt afirmó irónicamente en una entrevista “no consigo quitarme esa maldita música de la cabeza”.

William Katt hizo las pruebas de casting para el papel de Luke Skywalker en Star Wars.

En la primera temporada entre los alumnos del heroico profesor se encontraban Faye Grant, que interpretaba a Rhonda Blake y que luego se haría muy popular por su papel de Dra Julie de la serie V, y Michael Pare, que daba vida al problemático Tony Villicana. Ver ahora las pintas que tenían los alumnos masculinos del instituto con ropas deportivas es de risa. Lo que antes podría parecer de machote ahora queda muy gay.

La serie fue nominada al Emmy al mejor guión y montaje respectivamente en dos ocasiones. También recibió una nominación a la mejor canción por “Dreams”, tema que suena en el capítulo de la segunda temporada titualdo “La sacudida te matará”. Cannell fue nominado por el sindicato de Guionistas Americanos al mejor guión de comedia televisiva. Y por último en 2006 el lanzamiento en dvd fue premiado con un Saturn a la mejor reposición en este formato por la Academia de Ciencia-Ficción, Fantasía y Terror.

EL CÓMIC
Pues sí, aunque parezca mentira la serie contó a partir del año 2008 con una tardía mini serie de tres números  publicada por el propio William Katt con su editorial Catastrophics Cómics y editada por Arcana Studios. Los guiones estaban escritos por el mismo Katt junto a Christopher Folino y Sean O´Reilly y fueron dibujados por Clint Hilinski  actualizando la historia.


EL RETORNO 
20thFox TV ya  intentó reiniciar al serie en 2015 y 2016 pero sin éxito, ni llegar a empezar . En 2018 la ABC anunció un nuevo piloto pero todo quedo también en agua de borrajas. ¿Volverá algún día como nueva serie o película? Seguramente si.


(Artículo publicado originalmente en Fans Club nº 49)

jueves, 18 de junio de 2020

Josep Maria Beà en Vampus / póster Grandes Ilustradores

Josep Maria Beà es lo que se dice un artista completo pues ha sido guionista, dibujante, editor, ilustrador, empresario, novelista, publicista, cantante en el grupo Los Dálmatas con José González. Jonny galaxia fue el primer personaje internacional en formato comic que dibujó  Beà a través de Selecciones Ilustradas. Colabora en  las innovadoras revistas Nueva Dimensión y Drácula. Fue uno de los primeros dibujantes españoles que publicó sus propios en la Editorial americana Warren, amen claro esta de ilustraciones para portadas. Sus obras en cómic son potentes relatos de ciencia ficción como Historias de la taberna galáctica o más filosóficas y surrealistas  En un lugar de la mente en las que el autor da su visión del futuro humano. Entre otros géneros domino el del cómic de terror pero sus estilos de dibujo son variados y cambiantes, ahí lo descubrimos con más de doce seudónimos Valls, Norton, Pere Calsina, VicSánchez Zamora... creando historias más erótico jocosas, humorísticas o mundanas. Josep Maria Beà también fundó su propia editorial Intermagen y de allí salieron revistas como Caníbal, Bichos, Gatopato, o el coleccionable teórico La técnica del cómic. A destacar importantes obras como La esfera cubica, la murallaSiete vidas

Este póster fue publicado en la revista Vampus (1971-1978)


viernes, 12 de junio de 2020

Crítica película: Batman y Harley Quinn / DC universe original movie animation


Batman, la serie de animación de Bruce Timm y Eric Radomski de 1992 fue un prodigio y un salto evolutivo en el mundo de las series de dibujos animados, tanto a nivel de guiones como de dibujo. Vista hoy, siguen siendo  muchos episodios obras maestras que captaron la esencia de Batman como ninguna otra serie animada. Un Batman oscuro, letal, eficaz. Una sombra.

Han pasado ya más de 25 años de su estreno y han ido surgiendo hasta hoy largometrajes de animación de Batman adaptando cómics y nuevas historias con mayor o menor fortuna. En 2017 se estrenó en dvd y blu-ray Batman y Harley Quinn, consiguiendo captar el espíritu de la serie original, su halo noir, pero aportando más dosis de diversión y atrevimiento.


Hiedra Venenosa y el Hombre Florónico han robado los archivos secretos del Dr Alex Holland. Dicho Doctor murió en un experimento, convirtiéndose en La Cosa del Pantano. La pareja de villanos pretenden pervertir su fórmula y transformar a todos los humanos en híbridos con plantas, para salvar a la madre naturaleza. Lo peor es que, si el experimento sale mal, el virus resultante puede matar a toda la humanidad. Para esto han secuestrado también al mejor experto en biogénetica del mundo. No os asustéis, la película no es deprimente por todo lo que está ocurriendo hoy en día, todo lo contrario a partir de aquí es absolutamente divertida y con buenas salidas de tono. Batman y Ala Nocturna (Nightwing) necesitarán de la ayuda de Harley Quinn para encontrar a Hiedra Venenosa y abortar el temible plan.


El director de la película es Sam Liu, con experiencia ya en estas lides, con la colaboración de Bruce Timm creador original de la serie animada y co-creador del personaje junto a Paul Dini de Harley Quinn, y nos presentan una comedia de acción que juega magistralmente con la seriedad de Batman y el descaro de Harley Quinn.

El personaje de Harley Quinn fue creado por Paul Dini y Bruce Timm precisamente para la citada serie de dibujos animados y, durante todo este tiempo, se ha ido desarrollando y enriqueciendo. En esta película animada tenemos a una Harley independiente, sociópata (que no psicópata como ella misma dice), que intenta ser buena persona y trabajadora, pero la sociedad se empeña en negárselo. La película nos muestra su diversas facetas: resolutiva, cariñosa, alegre, de buen corazón, loca,  imprevisible, aniñada, bisexual… todo un cóctel que arrancará sonrisas al espectador, por contraste con el porte seco de Batman.

En cuanto se juntan los tres héroes Harley QuinnBatman Ala nocturna, la película funciona casi como una divertida road movie. Impagables las escenas en el Batmóvil, genial la persecución de un sospechoso, hilarante toda la escena en el bar de mala muerte, original  la escena en el restaurante Super Babes donde las chicas van disfrazadas de superheroínas, como si de un Hooters se tratase…

 El sugestivo e impropio restaurante Super Babes

Diálogo entre Batman y el Jefe de una organización gubernamental A.R.G.U.S., a la que pide ayuda sobre el caso:
Batman: -Resulta raro que digas que es confidencial y tengas las manos atadas. Un grupo de hackers han tenido acceso a cierta información sobre los empleados de A.R.G.U.S, y algunos de ellos parecían estar implicados en, llamémoslo así, “actividades nocturnas cuestionables”
Jefe:  -¿Me estás amenazando? Y, para que conste, lo que la señorita Lisa hace por mí se considera terapia en algunos países.

La película incluye hasta una sorpresiva y atrevida escena de sexo, que a mi me parece natural, y que humaniza a los personajes y, además, siempre montada desde el prisma del humor. A muchos críticos no les ha parecido bien, sino forzado, pero yo pienso lo contrario. Me encanta y además refuerza el que Harley Quinn ya no está en las garras del Joker y hace lo que quiere.


Batman y Harley Quinn contiene homenajes a la serie de dibujos de los noventa, aparecen muchos de su personajes, e incluso guiños a la de imagen real sesentera de Adam West. ¡Ole!

La aparición de La Cosa del Pantano es todo lo mística que podía ser y al estilo de Alan Moore. ¿Que más se puede pedir? Tal vez una trama más potente, pues es muy simple, pero aquí lo que importa es el envoltorio y el camino, y está plagado de buenos momentos. ¿Y si te lo pasas bien viéndola, para qué luego nos la cargamos?

Buena nota para los responsables de la muy variada y pegadiza banda sonora Lolita Ritmanis, Michael McCuistion, Kristopher Carter y que  incluye temas de la original de 1992. De hecho, ya en los títulos de crédito iniciales, sonando los temas y con una presentación al estilo alocado de La Pantera Rosa,  intuímos que estamos ante un film diferente.

Batman y Harley Quinn es una divertida película que os sorprenderá por su atrevimiento y salidas de tono. El argumento es sencillo y hasta ya visto. Un divertimiento sin más y que, con todo, humaniza por momentos a Harley Quinn y a un, superado por las circunstancias, Batman. Una película con buenas dosis de acción que, tal vez, acaba de una manera abrupta pero que, si luego lo piensas, tiene también su gracia. Y como se suele decir en las de la Marvel ¡has de quedarte hasta el final de los créditos!

Le edición en blu-ray incluye un magnifico documental en que diferentes autores, incluída una psicóloga, hablan sobre Harley Quinn. Dos episodios de la serie clásica y Loren Lester: de propia voz, dedicado al actor que pone la voz a Robin y Nightwing y estos personajes en si


miércoles, 3 de junio de 2020

Cómic de ayer, hoy y siempre: La salvaje Hulka Marvel Limited Edition

 Viñeta con la tradución de la editorial Vertice y portada tomo publicado por Panini

Ella es inteligente, fuerte y sexy… Ella es Hulka! El personaje nació en 1980 de la mano del guionista Stan Lee y el dibujante John Buscema. Lee siempre se había negado a realizar versiones femeninas de sus personajes más famosos, pero hacia dos años que la serie de televisión de El Increible Hulk se había consolidado con éxito, y había cambiado de parecer por necesidad. A Lee le había llegado el rumor de que los productores del show querían realizar una serie con una mujer como Hulk, sin estar por tanto atados a los derechos de Marvel, y para evitar que otros se aprovecharan del éxito en un tiempo récord lanzaba el primer número de la colección con una impactante portada.

Hulka publicada por Vertice en 1980 con portada de López Espí

Jennifer Walters era la prima de Bruce Banner alias Hulk, y cuando esta es herida de bala por un capo de la mafia, estando Bruce con ella, solo la puede salvar con una transfusión de su sangre. Al final de ese primer número veremos las espectaculares consecuencias de esa transfusión. Nacía Hulka y aunque en principio era bastante salvaje, pronto veríamos que conservaba también la inteligencia intacta, curvas de gran tamaño y una melena muy alborotada.

En Bruguera y en Cómics Forum no se resistieron 
a ponerla en portada en la colección de Hulk

 El aspecto gráfico de ese primer número lucía genial con los lápices de John Buscema, lo malo es que solo estuvo en ese primer número de presentación, al igual que Stan Lee. Solo era una jugada para conseguir que nadie se apropiara de la idea. No sabían bien como continuar la saga que recayó en el guionista David Anthony Kraft y del solo correcto dibujante Mike Vosburg. La serie tuvo un arranque espectacular vendiendo mas de 250.000 ejemplares. El nuevo tandem creó toda la base de Jen como abogada, con nuevos personajes, su vida amorosa y aderezada con sus transformaciones en su yo salvaje. Historias con algo de humor y guiones que no eran nada del otro mundo, historias vintage, poco épicas, e incluso raras o algunas algo ridículas leídas hoy en día. Una serie clásica de su tiempo pero a la que defendieron y dieron buena coherencia al estar el mismo equipo hasta su final. Por la colección pasaron Iron Man, el Hombre Cosa y el pronto popular Morbius.

Original y página publicada
Hulka nº 14 / Dibujo: Mike Vosburg y Frank Springer

Todo esto lo podremos descubrir en el tomo Marvel Limited Edition La Salvaje Hulka que ha editado Panini con los primeros 14 números. Como siempre con buenos artículos, complementos y en definitiva un gozo de edición. Las historias en conjunto son algo flojas. Tal vez la primera vez que se publican estos números con esta calidad, ya que estos cómics de Hulka ya fueron publicados por Vertice con colección propia en los ochenta, después también fueron editados por Bruguera y luego por Forum como complemento de la serie Hulk.

Esta primera colección de Hulka apenas duro dos años y no fue para echar cohetes, pero el personaje caló entre los lectores. Mike Vosburg no era Buscema pero aun así su Hulka destilaba algo de erotismo. El personaje tenía potencial y perduró en otras colecciones formando parte de los Vengadores y después de Los 4 Fantásticos. En los noventa vio la luz la Hulka de John Bryne, una de las series más originales de Marvel de esa época. Al mando de los guiones y dibujos, el autor demostró estar en su plenitud artística y nos presentó una Hulka súper divertida, desenfadada y que rompía la cuarta pared constantemente. Un personaje de comic que conocía su naturaleza y que forzaba los limites del code de los comics con su erotismo. John Bryne ya había demostrado lo sexy que era la piel verde en una miniserie en 1985. En esta nueva serie regular Hulka seguía siendo una mujer independiente pero sin tantos traumas como en su primera colección. La serie duró 60 números y no fueron más porque Bryne la dejó después del número 8 por desavenencias con Marvel y no volvió hasta su número 31. Entre medio hubo historietas mas flojitas y no tan sensacionales en el dibujo. Esta etapa de John Bryne que fue un hito, también ha sido publicada de forma completa en otro Marvel Heroes de Panini, incluida la citada miniserie de 1985.

Portada del tomo de Panini y  páginas de la edición de Comics Forum
 En los 90 Hulka fue un tebeo refrescante, diferente y muy divertido.
 La protagonista solía quedarse sin ropa muy a menudo.


Después de esto hubo más intentos de serie regular de Hulka. Uno en 2004 que solo duró 12 números y otra del mismo año con el guionista Dan Slott con una nueva serie que hacia énfasis en la posición de abogada de Jennifer resolviendo casos muy locos con supervillanos incluidos y con mucha vida en las oficinas. La serie no olvidaba el humor de su predecesora aunque mas contenido. La colección fue cancelada en el número 36 y los últimos números estuvieron guionizados por un en horas bajas Peter David según la critica.

En 2013 Charles Soule y el dibujante español Javier Pulido continuaron esa vida de abogada en una nueva serie que no paso del número 12. El último intento de serie regular en 2017 tampoco fue demasiado largo y poseía un tono bien diferente. También se publicó en España y ya lo reseñamos aquí.


Hulka ha aparecido también en diferentes series de dibujos animados como en la segunda temporada de Hulk de 1996 como coprotagonista. Una gran noticia es que para el año 2021 se espera el estreno de una serie de televisión de Hulka con imagen real, aunque con la pandemia mundial seguramente se retrasará.