martes, 28 de abril de 2015

Portadas de López Espí para El Motorista Fantasma nº 82 y 83 Editorial Vertice

El Motorista Fantasma de los noventa con su nuevo diseño, cadenas, remaches, cuero,  “la mirada” con la que castiga a los delincuentes, la indestructible moto que hace que se transforme cuando se derrama sangre inocente y sobretodo el tono oscuro de las escenarios, con magníficos y sombríos dibujos, hacen que supere a su predecesor Johnny Blaze; aunque el nuevo sea menos vengativo.
Pero las añejas portadas de López Espí para la editorial Vertice siguen siendo atrayentes hoy. Para muestra la del número 82. Hasta el titulo de la historia lo es. Año 1978.


Nº 83 Un árbol intentando sujetar al llameante Motorista Fantasma. Una escena delirante y una tontería de plan como el Druid comprende en dos viñetas. López Espí eligio esta secuencia interior del la aventura para la portada.