lunes, 2 de mayo de 2016

Las últimas historietas de Bruguera: La Gorda de las Galaxias y otras nuevas fantasías creativas.

El Jueves 5 de mayo y en el marco de el 34º Salón del Cómic Internacional de Barcelona se celebrará la conferencia “Las últimas series de Bruguera”  con la presencia de Antoni Guiral y Gerardo Vilches divulgadores del mundo de la historieta y el dibujante Jaume Rovira, moderados por Vicent Sanchis. Como complemento de la misma presento este articulo.

LAS ÚLTIMAS HISTORIETAS DE BRUGUERA: 
LA GORDA DE LAS GALAXIAS 
OTRAS NUEVAS FANTASÍAS CREATIVAS.

En 1982 la Editorial Bruguera se encontraba herida de muerte. Estaba en suspensión de pagos por diversos motivos entre ellos las malas inversiones, la inflación económica, decisiones equivocadas como potenciar más los libros que los tebeos, el elevado coste de la adquisición de derechos de publicación. Todo esto coincidía con que los lectores buscaban otras revistas ya que las de Bruguera habían quedado desfasadas.

A pesar de que sus cabeceras estrella se habían reducido drásticamente, que los dibujantes clásicos seguían en pie y el material se reeditaba cientos de veces, indiferentemente de su calidad y de su autenticidad, surgieron nuevos fichajes que aportaron un cambio y una cierta renovación. Autores jóvenes junto a veteranos que tenían una cierta libertad en la realización de historietas ya que el gigante se desmoronaba y había que probar nuevas ideas con que atrapar a los lectores. Ana María Palé que había sido redactora y se convirtió en la directora editorial en aquella etapa, es una de las personas que más apoyó esta libertad creativa, pero aún con todo ello la historieta clásica con esos personajes alocados, frustrados y provocadores de carcajada, estaba ya posiblemente en declive y los lectores soñaban y se divertían más con otros personajes.

Sin lugar a dudas, uno de los fichajes con unas obras más surrealistas, diferentes e innovadoras de esta etapa final de Bruguera fue Nicolás Martínez Cerezo y su La Gorda de las Galaxias. Y por él empezamos este recorrido por Las últimas series de Bruguera:

NICOLÁS: LA GORDA DE LAS GALAXIAS

Nicolás es un autor muy precoz con una fantasía interior desbordante, que ya con seis años se materializa en forma de fanzines caseros. Con 16 años ya publica su primer dibujo de Leon Russell en la revista musical Disco Express y de ahí publica en diferentes revistas alternativas de los setenta. Con 17 años entra en la revista satírica La Codorniz con chistes gráficos y textos. Escribe relatos de humor para ABC, incluso debuta como guionista para el periodista y presentador Alfredo Amestoy en TVE y colabora con ilustraciones para el programa Esta semana. Ha escrito novelas, poesía, y ha realizado cientos de ilustraciones que a día de hoy la mayoría permanecen inéditas.

En 1982 para la revista Semana y a petición de su director crea las tiras Pepe, Pepa y Pepita en las que ya se desborda su colorido y su mundo de ensueño. Después de su paso por Bruguera y Ediciones B sus trabajos se han visto en diversas publicaciones. En 1992 publica Mermelada y Dinamita, un homenaje a los Beatles. En 2002 recibe el premio Ivá al mejor historietista profesional.


EL NACIMIENTO DE LA GORDA DE LAS GALAXIAS
Los niños y jóvenes que a mediados de los ochenta abrimos la revista Zipi y Zape a partir de su numero 561, nos encontramos con unas de las páginas más raras que jamás pudiéramos imaginar. Un cómic protagonizado por una gorda que iba repartiendo guantazos en un extraño mundo espacial. Todo muy psicodélico, aventuras llenas de colores vivos e inocencia y que parecían dibujadas por un niño armado con rotuladores Carioca. Una apuesta muy personal y arriesgada que rompía con todo. Nicolás es un autor revolucionario: estallidos de color y un mundo que parece salido del efecto de una sobredosis de ácido.

Libertad total. No hay corsés. No hay leyes. Nicolás era un autor completo: guionista, rotulador y colorista, un hecho raro en Bruguera. Dicen que su dibujo tiene algo del maestro Forges y puede porque este le introdujo en el mundo editorial. Los cómics de La Gorda de las Galaxias te producían inicialmente un ¿pero esto que es? y solo si continuabas siendo niño o lo eras te gustaba. Una revolución estética e ideológica desde su presentación hasta su imaginativo desarrollo. Un personaje poco convencional que fomentaba la rebeldía y adelantado a su tiempo. Por eso había tanta división de opiniones acerca de él.



El germen fue que Nicolás siempre había sido un lector de tebeos de Bruguera, en los que se sumergía completamente de niño y se imaginaba transitando en las calles que ilustraban sus páginas. Le encantaban los personajes antiguos: el loco Caricoco, Gordito Relleno, Doña Urraca, esta última según Nicolás con su maldad casi poética. El autor quiso trabajar en la Revista El Jueves, pero como no le contestaron probó como venganza su verdadero sueño: entrar en Bruguera. Durante el verano de 1983 estudió los personajes de esta editorial y creó unos veinte nuevos, basados en los tópicos de la editorial: solteros, familias, detectives y entre ellos La Gorda de Las galaxias, la más diferente y a la postre la que escogieron a través de Mercedes Blanco.

LA CREACIÓN
La Gorda de las Galaxias fue una suma de muchas ideas. Era un juego de palabras y de ambientación con la película La guerra de las Galaxias, pero también inconscientemente un homenaje a aquellas mujeres gordas de Federico García Lorca en Poeta en Nueva York, y de las películas de Federico Fellini. La Gorda de las galaxias también proviene de tres canciones que hablan de la soledad. De 2000 Light Years From Home, de los Rolling Stones; Rocket Man, de Elton John; y de Space Oddity de David Bowie. Porque Nicolás siempre se ha sentido solo, perdido en sí mismo y fuera de la vida. Perdido en el espacio como su personaje pero en libertad.

La Gorda representaba para el autor el final de la adolescencia y el inicio de la juventud. Según el autor este personaje quiere traer un nuevo mundo de justicia, de amor y de poesía. Equilibra la fuerza y la dulzura y supera todas las fronteras de lo masculino y femenino.

Todo esto gustó mucho a las mujeres de la redacción Bruguera Mercedes Blanco, Ana María Pale y Montse Vives, tal vez porque era un personaje muy femenino y lo defendieron dándole luz verde junto a dos más del autor: Don Marino y su Submarino y Maladona El Futbolista Chino, igual de psicodelicos y coloristas

LOS INVITADOS
En La Gorda de las Galaxias aparecían algunas veces personajes Marvel para conectar con los niños y acercarlos al cómic, aunque no hiciera falta. En algunas entregas se empezaba con viñetas muy grandes que casi podían ser pósters con héroes como Spiderman, Hulk o Iron Man. Incluso aparecían personajes reales como Bertin Osborne, Isabel Presley o Espartaco Santoni ya que Nicolás creía que a los niños les interesa el mundo de los mayores.


LA CENSURA
En esos años de experimentación y de prueba de nuevas series existía más libertad. A Nicolás solo le devolvieron en los inicios de la Gorda una historieta porque decían que era floja de guión, por lo cual casi dejó la serie porque ya que el autor consideraba que ya se contenía lo suficiente en los guiones. Afortunadamente Mercedes Blanco le convenció para que no lo dejara, diciéndole que era algo que habían sufrido todos los dibujantes. Como censura tan solo le indicaban que no utilizara muchos fondos negros ni tampoco algunas palabras en concreto, y una vez le hicieron cambiar un final en el que la Gorda en su infinita bondad transformaba a Hulk en una Monjita. Cambio de sexo, reírse de la religión... Al final Hulk se transformo en un simpático enanito del bosque.

Cuando Bruguera cerró en 1986 el personaje renació en las revistas de Ediciones B gracias al buen hacer de Mercedes Blanco, pero Grupo Z decidió eliminar el personaje. Nicolás cuenta en la entrevista en el blog Yorokobu que cuando la editora tuvo que abandonar Grupo Z debido a un problema familiar, lo primero que hicieron fue despedir a Nicolás y a José Sanchís, autor de Robin Robot.Según ellos, éramos demasiado fantásticos y debían pensar que se empieza por la fantasía y se puede acabar sacando utopías y hacer que la vida sea de otra manera, como decían los surrealistas. Me quedé con los ahorros y he estado viviendo de ellos hasta ahora. A pesar de todo, me vino muy bien para hacer novelas y hacerlas libremente porque, como nadie me las iba a publicar, hice lo que me dio la gana”.


Las series y el modo de hacer de Nicolás rompió moldes, fue una rara avis y revolucionó la historia Bruguera y se quedó grabado en las mentes de los que eramos pequeños y algo diferentes. Historias agridulces, surrealistas y raras. Un canto sensible a la imaginación más libre y al rico mundo interior del autor. Canciones que se transforman en historias.

Recientemente Nicolás Martínez Cerezo no está pasando una buena racha económica, por lo que si queréis solicitarle un encargo este es su correo:



MIGUEL: LOS DESAHUCIADOS, Y BILLY ROCA

Miguel Angel Francisco Moreno participó en un concurso para nuevos dibujantes de Bruguera y aunque no lo ganó, fue contratado con tan solo 16 años. Junto al guionista Jesús de Cos creó, en el año 1984, dos años antes del cierre de Bruguera, las series Ricky y Los Desahuciados y Billy Roca. Más tarde continuó en Ediciones B con Ricky y Los Desahuciados y Fernández, una fantasía heroica en clave de humor.

Al principio hacía dos paginas semanales pero pronto pasaron a cuarenta. No sufrió la censura y pudo crear sin cortapisas. Eso sí, cobraba inicialmente solo 2000 pesetas por página, era igual que las entregase en color o solo en tinta y estuvo un tiempo que ni siquiera las cobraba.


Miguel, que es así como firmaba sus páginas, realizaba un dibujo más moderno y contemporáneo y dibujaba a las chicas muy sexys y exuberantes, lo que ya era en sí una novedad en los últimos años de Bruguera. Historias con más contenido aventurero, de fantasía y algo social, pues Los Desahuciados eran una banda de rock que se sacaban las pelas como podían.

Como curiosidad, Miguel debido a su cabezonería, conserva los derechos de sus personajes desde Bruguera, algo que no era nada habitual, y también de Ediciones B, que se oponían a ello como los anteriores. El autor, con la debacle de los tebeos de humor en los noventa, se pasó a la publicidad, a la animación y más tarde a los videojuegos en la dirección de arte y creando desde personajes a fondos.

JOAQUIN CERA: REBUZNOS EN EL ESPACIO

Joaquín Cera el creador de Pafman también estuvo en la editorial muy al final de Brugura. Entroócon 17 años a través del mismo concurso de nuevos dibujantes que permitió a Miguel dibujar para la editorial. Acto seguido Cera ya dibujaba la serie Rebuznos en el espacio en Mortadelo especial en su número 206. Y aunque el estilo en esta corta serie de ciencia ficción era muy de acorde con el de la editorial, el autor ya experimentaba con los planos y composiciones. Después demostraría todo su valía como creador de desternillantes historietas de Pafman y el Dr Pacostein.

 Año 1986

JOAN MARCH: EL MINI REY, TRANQUI Y TRONCO, AMBROSIO CARABINO.

Joan March es otro de los autores peculiares que estuvo también en los últimos años de Bruguera, aunque ya había estado en la editorial a inicios de los setenta, dinamitando en los años ochenta con su peculiar humor los convencionalismos del tipo de historieta clásica de la casa. Dibujos vigorosos muy animados y vivos. De trazo sintético y con uso de onomatopeyas espectaculares. En esa etapa van apareciendo sus alocados El Mini Rey, Tranqui y Tronco, y Todos estamos locos. El Mini Rey estaba basado libremente en su familia, que vivía en una casa del siglo XV o XVI. Tranqui y Tronco eran dos jóvenes despreocupados que compartían piso y Todos estamos Locos podía haber sido publicado en la revista El Jueves pues analizaba temas cotidianos desde la vertiente humorística.

Según Joan March en Bruguera tenía libertad creativa y todo dependía de si la historieta funcionaba. En cambio cuando pasó a Ediciones B todo estaba mas planificado. Al igual que con La Gorda de las galaxias, el grafismo de March es diferente. Antoni Guiral lo explica así en la colección clásicos del humor de RBA ”Su humor, imbuido de surrealismos, jugaba en ocasiones con el metalenguaje, introduciendo en sus páginas tanto su propia figura de autor como las de algunos técnicos editoriales que trabajaban en Bruguera”



Año 1984

JAUME ROVIRA: SEGIS Y OLIVIO / LOS CINCO AMIGUETES

De todos los que aparecen en este artículo Jaume Rovira es uno de los que más tiempo permaneció en Bruguera conociendo a muchos dibujantes veteranos y a las incorporaciones finales. Rovira entró en Bruguera a inicios de los setenta. Empezó entintando páginas de Vázquez, e imitando el estilo Ibáñez por imposición editorial, aunque pronto se hizo el suyo bebiendo de dibujantes extranjeros que admiraba como Uderzo. Sus series estrella Segis y Olivio (1972) y Los cinco amiguetes (1978), que son las que se mantuvieron hasta el cierre editorial, fueron evolucionando en cuanto al dibujo.

Innovaba y experimentaba con estas serie. Si inicialmente mostraba un dibujo de base clásico Bruguera, fueron transformándose estéticamente hacia líneas mas modernas y suaves. Son un placer leer estas historias de gran calidad y todo un logro con una media de entrega de 40 páginas semanales. Censura sufrió poca, tal vez las únicas ocasiones en las que la padeció fueron en la que no le dejaron poner el nombre de Nuria (el de su hija) al personaje femenino de Los cinco amiguetes, porque “sonaba muy catalán”, y es que las andanzas de esta pandilla tenían mucho de las vividas en la niñez del dibujante, o que no le permitieran utilizar fotos reales en las viñetas porque se reproducían mal. Al cierre de la editorial y ya en Ediciones B, el dibujo de Jaume Rovira se vuelve mas de linea clara en series como Piluca, Angel u Obeso Pisafondo. Pero esa ya es otra historia.



RAMÓN MARÍA CASANYES: PACO TECLA Y LAFAYETTE

Este gran dibujante e ilustrador entró en Bruguera a mediados de los setenta y pronto pasó a dibujar páginas apócrifas de Mortadelo y Filemón. Salió y entró varias veces de esta editorial pero siempre le encargaban material “negro”. Fue despedido de muy malas formas cuando Bruguera estaba en suspensión de pagos y pretendía que cobrase la mitad de su sueldo por su trabajo. No fue hasta el ultimo año de Bruguera en 1986 y a dos números de que cerrara la revista Mortadelo, que consiguió sus ansiados personajes propios: Paco Tecla y Lafayette, gracias a la nueva directora Montse Vives. De todas formas le impusieron que se parecieran a Mortadelo y Filemón. Casanyes creo dos periodistas que con el tiempo pasaron a agentes secretos. Le daba mucha viveza y detalles al dibujo. Casi parecían tener movimiento. Cuando cerró Bruguera estos personajes continuaron el la nueva revista Garibolo, aunque los colores utilizados en ella eran tan aleatorios como los de Bruguera y esto desanimaba al autor, ya que deslucía los detalles de su dibujo.



ESEGÉ o SEGUNDO GARCÍA GONZÁLEZ: NERONIUS

Este autor trabajó en el TBO renovando sus contenidos allá por 1977. A inicios de los años 80 realiza en Bruguera la serie Neronius con guiones de Jesús de Cos y Francisco Serrano. Curiosamente esta era la continuación de una poco conocida serie belga llamada Résidus tyran de Rome de Blaureu y Pierre Guilmard. Un emperador caprichoso y déspota que lleva por el camino de la amargura a sus vasallos con sus ideas estrambóticas. Esegé llegó a realizar en Ediciones B, en la ultima etapa de la revista Guai!, una historieta larga de Paco Tecla y Lafayette pero sin el entusiasmo que destilaba en Neronius.



FRESNO´S: BENITO BONIATO

Benito Boniato es recordado por todos los jóvenes que leíamos tebeos Bruguera en los ochenta, debido a su moderno dibujo y porque era un personaje que reflejaba, salvando las distancias de la historieta humorística, a los jóvenes estudiantes de bachillerato de la época. Los problemas con los padres, las salidas con los amigos, las peleas con los hermanos…

Benito Boniato es una creación de los hermanos Carlos y Luis Fresno iniciada en 1977. Unas paginas que parecían sacadas de un álbum belga de André Franquin. Eran unas historietas muy trabajadas en el aspecto gráfico y en el guión. Los hermanos Fresno's fueron también los encargados a través de Bully Figuren, de llevar al cómic los Astrosniks, una especie de Pitufos del espacio que la empresa alemana había creado en forma de figuras de pvc. Así que serializada en los tebeos, esta también podría considerarse una estupenda ultima serie en Bruguera alejada totalmente de los cánones al ser de encargo.


MARTZ SCHMIDT: CAMELIO MAJARETO Y DELIRANTA ROCOCO 

Cuando Martz Schmidt colaboró con la editorial Bruguera a finales de los 70, Camelio Majareto y Deliranta Rococo fueron sus ultimas creaciones, que convivieron hasta el final junto a sus clásicos Doctor Cataplasma (1953) y El profesor Tragacanto (1959).

La serie Camelio Majareto, iniciada en 1978, era un psiquiatra con aspecto de Groucho Max con unos métodos curativos algo excéntricos. La serie Deliranta Rococó, inaugurada en el año 1979, fue creada por la guionista y editora Montse Vives, aunque participaron en ella muchos más guionistas, incluso el propio Schmidt, en las sucesivas historietas. Deliranta era una mujer bastante pasadita de peso, que pertenecía a la alta burguesía venida a menos, e intentaba mantener su estatus aparentando y a costa de su maltratado mayordomo Braulio.



GOSSET / JORGE GOSSET RUBIO: ROQUITA


Gosset fue un dibujante sencillo y discreto. Una de sus últimas aportaciones para Bruguera fue Roquita, dibujada a partir 1979, una inteligente niña de la prehistoria que convivió con su otra creación mas popular en la misma linea, Hug el troglodita. Roquita era una serie que gustaba mucho a los niños. Una pequeña rebelde y curiosa a la que que no le gustaba la sopa, se aburría viviendo con su madre y siempre se salía por la tangente. Usaba de forma divertida los recursos prehistóricos. La serie continuó en ediciones B con un dibujo mas estilizado.


JAN: PULGARCITO

El padre de Superlópez creó en 1981 Pulgarcito, uno de los mejores cómics infantiles. Ese año la Editorial Bruguera quería lanzar una revista tamaño bolsillo que hiciera algo de competencia a la veterana Don Miki en este formato. Se encargó a varios autores de la casa, como Ibáñez y Raf entre otros, que crearan nuevos personajes como estrellas de la nueva cabecera. Pulgarcito de Jan fue elegido, protagonista de aventuras llenas de imaginación, adaptaciones de cuentos clásicos, diversión y viajes en el tiempo a otras épocas. Cada historieta era diferente y mágica y el personaje estaba rodeado de un buen número de excelentes secundarios a parte de su familia.

Un cómic que merece estar con letras mayúsculas entre las nuevas creaciones ochenteras y eso que el ritmo de la publicación era infernal. El autor tenía que presentar semanalmente de 10 a 15 páginas.



No puedo acabar este artículo sin nombrar dos series más y una revista:

Jan Europa del guionista y dibujante Edmond. Esta no era una serie humorística sino de aventuras y acción pero de gran calidad, donde brillaba el arte de este dibujante. Era novedosa en comparación el estilo anodino que mostraban normalmente este tipo de historietas en las revistas Bruguera. 1979 es el año que ve la luz Jan Europa en la revista Mortadelo nº 438, que narra las aventuras de un inmortal que lucha por la paz. Sin embargo, la peligrosa secta Los Iniciados Negros capitaneada por Incógnito se lo pondrá difícil. Acción e intriga amena y muy entretenida protagonizada por Jan, un héroe de Cadaqués con grandes valores humanos.


 El Capitán Pantera es el personaje marinero estrella de Antonio Pérez García que firma como Carillo. Este ya era un personaje suyo de aventuras desde el año 1954, pero en el año 1983 lo retoma transformándolo del estilo realista al humorístico, pero sin perder por el camino sus buenas dosis de aventura. ¡El héroe desenfadado!


Más Madera! fue una de las últimas revistas que lanzó Bruguera en el año 1986. Dirigida por Alfonso López contenía historietas totalmente opuestas al modelo de la editorial, con tramas de índole social, denuncia, humor etc. Colaboraron muchos dibujantes en ella, algunos del equipo Butifarra. Representó una renovación total.


Y finalizo con una palabras del propio Jaume Rovira en una entrevista en el blog de Juan A. Ros:

"En general siempre he pensado que mi generación, la de March, Essegé, Miguel, MarcoMaikel, Ramis, Cera, Casanyes, etc., somos un poco como una generación perdida: cuando habíamos llegado a un punto de madurez donde empezar a hacer cosas realmente interesantes, aquello se cortó bruscamente, sin la menor posibilidad de seguir adelante. La verdad, fue bastante frustrante. Pero así fue, culpa de nadie, simplemente los tiempos estaban cambiando y todo el mundo tuvo que adaptarse como pudo."


Quién sabe donde hubieran llegado estos genios de haber podido continuar las revistas de tebeos después de Ediciones B o si el mundo editorial hubiese sido diferente.


Biografía consultada:
Entrevista a Joan March en el blog el cómic en catala de Jordi Riera Pujal
Entrevista a Nicolás en Yorokobu por el periodista Eduardo Bravo y en Campamento Kripton de Jose Viruete.
Entrevista a Miguel Angel en el blog El maravilloso mundo de los tebeos
Maltravieso del tebeo nº 3

5 comentarios:

Marc Alberich Lluís dijo...

Felicidades por el artículo! Muy ameno,muy completo,y sobretodo,muy necesario.... Realmente,poca gente se acuerda de esta "generación perdida" de Bruguera.

Frank Jones dijo...

Enhorabuena Taradete... un muy buen trabajo de arqueología, ¡qué recuerdos!
desde luego una lástima que aquellos artistas no pudieran continuar...

kunimon dijo...

Esegé continúa aún en activo. Acaba de inaugurar una exposición de ilustraciones en una galería de Barcelona: https://www.facebook.com/Gothsland/photos/a.107849429258980.5307.107781875932402/1109834482393798/?type=3&theater

Tebeos yTebeos dijo...

Hola. ¿Fuiste a la charla? Ando buscando información ya que lamentablemente no pude acudir... Ni un resumen ni nada de nada veo por internet.
Con lo que me hubiera gustado preguntar cosas a Rovira...

ElRinconDelTaradete dijo...

Hola. Un saludo a todos y gracias. Tebeos y Tebeos: Si que asisti a la charla, si tengo tiempo hare una entrada.