sábado, 14 de noviembre de 2015

Un recuerdo para Ralph McQuarrie.

RALPH McQUARRIE (1929-2012) 



"A veces lo que dibujaba salía de lo más hondo de mi interior. Otras era Lucas el que me inspiraba mostrándome cosas que había visto en revistas o leído en libros". Ralph McQuarrie. Cita extraída del libro: George Lucas, el poder de la fuerza, de Teresa L. Velayos (Royal Books, 1995)

La figura más poderosa y oscura del universo Star Wars es Darth Vader. Aunque esa fuerza visual fue idea de George Lucas, el que la plasmó en el papel fue el diseñador e ilustrador Ralph McQuarrie. Y no solo dio forma al malo de la trilogía, sino también a Chewbacca, R2-D2, C-3PO, la Estrella de la Muerte, el vehículo de los Jawas... En definitiva, algunos ambientes y naves del universo Star Wars salieron de su mente y fueron realidad en sus ilustraciones. El  3 de Marzo de 2012 moría este artista estadounidense.

George Lucas afirmó:
"Fue la primera persona a la que contraté para ayudarme a imaginar el universo Star Wars. Sus dibujos ayudaron a todo el equipo y podía mostrarlos porque plasmaba sus ideas como nadie. Algunos de sus storyboards fueron mostrados a la compañía 20th Century Fox para que dieran luz verde al proyecto y algunos de estos storyboards se convirtieron en película tal cual". Acabó trabajando su arte conceptual en toda la trilogía original.

Los primeros diseños de algunos personajes de Star Wars también fueron convertidos en figuras de Hasbro en 2007, en una de esas figuras se puede leer este texto: “Originalmente Darth Vader no iba a llevar la característica máscara. Ralph MCQuarrie concibió a Vader abordando la nave Tantive IV volando a través del espacio para alcanzar la nave, lo que requería que llevara una máscara de respiración. La máscara se mantuvo y se ha convertido en un escalofriante icono.”


En sus inicios Ralph McQuarrie trabajó unos veinte años como ilustrador técnico de la compaña Boeing Aircraft, pero no se lo pensó dos veces cuando George Lucas lo contrató para dar rienda suelta a la ilustración más imaginativa. El arte visual de McQuarrie lo podemos encontrar en la serie original Galáctica y películas como E.T., Encuentros en la tercera fase, Regreso al futuro o Cocoon. Esta película se llevó el Oscar a los mejores efectos especiales, a los que contribuyeron las ilustraciones del autor. En los últimos años el artista, que padecía la enfermedad de Parkinson, ya no dibujaba, pero sus bocetos y pinturas son reconocidas por cualquier fan del cine de ciencia-ficción y la ilustración fantástica y perdurarán para siempre.