domingo, 12 de octubre de 2014

Reseña: Zombeavers


Tres universitarias (Cortney Palm, Lexi Atkins, Rachel Melvin) van a pasar un fin de semana en una cabaña situada en el bosque al lado de un estanque. Lo hacen para que una de ellas olvide las penas de amor. No habrá móviles, ni chicos, ni sexo... Está claro que solo se cumplirá lo primero. Al mismo tiempo un bidón con productos nocivos se pierde en la zona y acaba recalando en la presa de unos simpáticos castores...


Zombeavers tiene todos los ingredientes de las clásicas películas de terror ochenteras de videoclub: chicas buenorras y cachondas, chicos salidos (Peter Gilroy, Hutch Dano, Jake Weary), tríos amorosos, extraños habitantes de pueblo, una cabaña, un lugar apartado y unos cuantos zombis castores. Bueno, esto último es algo novedoso. Pero hacer que esta formula, vista mil veces, vuelva a funcionar no es fácil, y su director Jordan Rubin lo consigue con muy pocos medios.

Los títulos de créditos destacan al sobreimprimir a las imágenes, dibujos animados de estilo comiquero. Al finalizar estos, ya vemos un par de castores que no es que estén muy bien conseguidos, pero cuando los veamos en salvaje acción será todavía peor, lo que juega a favor del film. Los animatronics de los castores son tan pobres y ridículos que dan risa y añaden ese encanto irrisible a la película. Detrás de todo ello está el estudio Creature Effects que ha participado en películas como Yo soy leyenda, El Llanero Solitario y Ted, lo malo es que había poco presupuesto y lo hicieron lo mejor que pudieron y por amor a su trabajo. Así que no esperéis ver la maestría animada de un gremlin. Los salvajes castores son de un tosco que potencia la comedia. La escena de la balsa es la más previsible desde el momento en la que aparece, ya que sabes que va a pasar, y ya se había utilizado con mucha mayor tensión en otras películas como Creepshow 2, sin embargo hay muchas más secuencias realizadas con ingenio, desenfado y sorpresa. Un buen ejemplo es la escena que aúna pánico y erotismo en la que Lexi Atkins se encuentra espatarrada encima de la mesa de la cocina enfrente de un castor infectado, una secuencia a la altura del film Re-animator. Es un película de terror con mucho humor pero sin caer en la parodia, ni el gore más brutal. Nos cuenta lo tópico pero de forma divertida y eso es esta película, un puro divertimiento sin pretensiones ¿Y eso la convierte en mala? ¡Pues no!


La película se inicia al más puro estilo Kevin Smith con las surrealistas conversaciones de los dos transportistas. Los estragos que producen los malvados castores tardan algo en mostrarse en el film, pero no importa porque la película nos regala la vista con los cuerpos de las tres bonitas adolescentes además del largo bonus con el potente topless de Cortney Palm. Mientras que los castores se van acercando a sus futuras víctimas aparece la consagrada escena de fiesta pijama salpicada de conversaciones pasadas de vueltas y los posteriores polvos del mismo tono.

Cualquier excusa es buena para quedarse en bañadoro ropa interior pero además Courtnay Palm nos regala la visión de sus pechos y no es que sea la primera vez.

La película da un buen giro sorpresivo hacia la mitad de su metraje con un argumento todavía más descabellado, que aumenta la tensión, la hilaridad, el humor y lo absurdo de la situación. En esta parte los efectos especiales están algo más conseguidos.

Su director Jordan Rubin es un guionista de televisión y cine, que en esta ocasión colabora junto a los guionistas y hermanos Jon y Al Kaplan (que también han compuesto la música) y han parido esta película tras hablar de hacer una de zombis a partir del titulo soltado en coña por uno de ellos. Se nota que es una película de amigos llevada a buen puerto, y no fue fácil realizarla ya que fue rechazada su producción en veinticinco ocasiones. Sus productores fueron los de  American Pie, Cabin Fever y The Ring, 

La película se rodó en el The Disney Ranch en Santa Clarita en 21 dias. Los actores no son muy conocidos, a excepción de Robert R. Schafer, que interpreta a un fornido cazador de la zona, pero cumplen bien sus cometidos y más las chicas que son las autenticas protagonistas y de espíritu guerrero.


Se estrenó en el Festival de Cinema de Tribeca en Nueva York el 19 de abril de 2014, aunque su trailer ya fue un éxito en Internet en febrero de ese mismo año. En el Festival de Cinema Internacional de Sitges ha tenido dos pases en los cuales que se respiró un ambiente festivo y de buen rollo. Al parecer se estrenará directamente en dvd y blu-ray en diciembre.

Serie B, aposta, de la buena, que no se esconde y con la sola pretensión de hacerte pasar un buen rato si te gusta este genero.