miércoles, 13 de noviembre de 2013

Entrevista a José Fonollosa: El hombre y sus gatos Miau


Los gatos son los señores de la casa. Tienen un poder sobre sus “dueños”, van a su rollo pero cuando quieren cariño, su ronroneo, roces y miradas desarman a cualquiera. La convivencia con uno o más gatos es sorprendente y a veces difícil aunque sean independientes. José Fonollosa sabe de lo que habla dibujando porqué lo esta viviendo in situ.

 El autor  ha alcanzado la popularidad con sus libros de tiras sobre gatos Miau. Estas anécdotas empezaron en 2010 en su web cómic y ya lleva publicados cuatro libros, que se han editado incluso en inglés distribuyéndose por el catalogo Previews, y se han traducido al italiano, francés y alemán.
Todo amante de los gatos debería tener alguno de estos libros que narran el comportamiento y las vivencias de los dos gatos de cierto dibujante de cómics.¡Humor gatuno realista! Y si no eres amante de los gatos ni asiduo lector de cómics (que no hace falta para acercarse a esta simpática obra) pero quieres descubrir el tierno mundo felino ahora es el momento. Diábolo Ediciones ha decidido recopilar en un solo volumen los tres primeros tomos Miau. Su titulo no puede ser más claro Todo Miau. Cerca de 400 páginas a un precio súper asequible de 19,95 euros.


En la revista del club de López Espí escribo una serie de artículos sobre superhéroes de cachondeo y claro esta sus Vengatas aparecieron en un capítulo acompañados de una pequeña entrevista a José Fonollosa. Amplío ahora la misma con motivo de este tomazo Todo Miau que ha salido al mercado el pasado viernes 18 de octubre.


ENTREVISTA A
JOSÉ FONOLLOSA

-¡Recomienda  este tomo Todo Miau a tus futuros lectores!
A los lectores veteranos no tengo que contarles lo que van a encontrar en Todo Miau, ya que es un recopilatorio de los tres primeros libros (Miau,  Más Miau y Guía Gatuna). Afortunadamente cada día hay nuevos lectores que se unen a la familia gatera y es una oportunidad estupenda para tener las primeras tiras en un único tomo y a un precio estupendo.
Además, se acercan las navidades y seguro que tienes a un amigo / a o cuñado loco de los gatos. Ya tienes solucionado el regalo.

-Cómo realizas normalmente una tira Miau. ¿Te sientas a observar a tus gatos?
Normalmente llevo una pequeña libreta donde apunto ideas o cosas que hacen mis gatos. El proceso de documentación de esta serie es genial porque lo hago desde el sofá teniendo a los protagonistas 24 horas alrededor. Además en la página de Facebook de Miau Cómic se está hablando continuamente de comportamiento felino, así que dispongo de una fuente de información inagotable.
Después viene la parte más...”artística” por llamarlo de una manera. Es cuando a partir de una frase como “el gato persigue una polilla” tengo que darle vueltas a la cabeza para que se me ocurra una página graciosa y atractiva.

-Tus gatos son muy esquemáticos ¿Es algo que buscabas a propósito?
Quería que fueran unos personajes característicos. Hay miles de tiras cómicas y entre ellas muchas que hablan de la relación con nuestros animales. Estuve dándole muchas vueltas hasta que encontré el aspecto que finalmente tuvieron. Además desde un principio tenia claro que muchas de las tiras no tendrían ningún dialogo y toda la atención debía recaer en la expresividad de los gatos.

Dedicatoria del autor

-¿Por qué obstaste por el tono azul en tus tiras?
Al igual que con el diseño de Rufa y Belfi fue algo muy pensado. Este proyecto empezó como serie de tiras en Internet así que tenia que ser algo que llamara la atención al primer vistazo. No prestamos la misma atención cuando estamos leyendo un libro, que la prensa o cuando estamos mirando facebook .
El dítono azul blanco creo que le da a las tiras un aspecto amable y me permite hacer juegos de sombras que no quedarían igual si fuera únicamente en blanco y negro o a todo color.


-¿Cómo surgió la idea de plasmar el comportamiento de tus gatos en tus cómics Miau de una forma bastante alejada del Garfield de Jim Davis?
La vida de los cómics de gatos no acaba en Garfield, ni mucho menos. Realmente Garfield se comporta más como un compañero de piso o un hijo gruñón, no como un gato. Si tuviera que buscar un referente a mis tebeos de gatos seria los de Jeffrey Brown, una auténtica oda al amor que le tenemos a nuestros animales.
En mi caso fue a finales del 2009 cuando estaba acabando la serie El Viaje de Darwin para la editorial Planeta y quería hacer algo diferente después de dos años haciendo un cómic histórico. En los meses anteriores me había aficionado a seguir varios webcomics españoles. De la misma manera que leía las noticias me leía mi ración diaria de webcomics con el primer café de la mañana. Me di cuenta que era una nueva forma de cómic y quería hacer algo parecido. ¿De que podía hablar sin que me aburriera a las dos semanas? La respuesta era sencilla, la tenía durmiendo a mi lado. Desde entonces he estado dibujando tiras inspiradas en la vida junto a mis gatos hasta hoy.

  
-¿Habrá un quinto tomo dedicado al mundo gatuno?
Desde el segundo libro, Más Miau, vengo diciendo que es el último. No porque no me guste dibujar sus tiras, ¡AL CONTRARIO!  Sino porque creo que no me queda nada más por contar y no quiero hacerme repetitivo a mis lectores. Por eso suele pasar que entre uno y otro libro de gatos empiezo otro proyecto, me alejo un poco y siempre se me ocurren cosas nuevas que contar. Así vuelvo a mis historias gatunas con más ganas. Paso con Guía Gatuna donde hablaba de la relación con nuestros gatos pero a modo de 100 puntos por los que ellos son los dueños de la casa y pasó con Toñin, donde por circunstancias de la vida nos encontramos con un nuevo gatito en casa con todo el jaleo y nuevas anécdotas que ello conlleva.
¿Habrá un quinto libro? Seguro que si. ¿Sobre que tratará? No tengo ni idea, aún.


-En verdad los gatos ya comenzaron a conquistar el mundo del cómic allá por 1913 con Krazy Kat de George Herriman
Supongo que será porque muchos autores viven con gatos. Es un animal que requiere pocas atenciones mientras tenga el comedero lleno y tengas una mano libre para acariciarlo cuando le apetece a él, claro.

-Y en España no podemos olvidar ese gato aventurero llamado Pumby obra de José Sanchis Grau. ¿Lo leíste alguna vez?
No lo puedo asegurar al 100% pero creo que lo leí de crío, en la revista valenciana Camacuc.
-¿Con quien pasarías una velada Catwoman o Gata Negra?
Catwoman tiene un medio novio al que no querría ver enfadado. Además la Gata Negra siempre me pareció mas divertida y ligera de cascos.
 Una muy morbosa Gata Negra vista por Jordi Bayarri

-¿Por qué los gatos en los dibujos animados siempre salen mal parados? Véase Tom y Jerry.
En un episodio de los Simpson lo explicaban muy bien (creo que es en el que aparece Poochie, el perro).
Resumiendo viene a decir que a la hora de crear personajes tiene que haber uno bueno y otro que es el que lo persigue y que sufre todas las desgracias por su maldad. En esa escala seria ratón-gato-perro. Imagino que al principio los creadores no verían claro que el perro fuera el malo (hay muchísima gente con perro y, seamos realistas, suelen ser más nobles y sumisos que los gatos) y eso se quedó como un dogma.
Seguro que hay gatos buenos en los dibujos animados, pero hay que pensar un rato para acordarse de uno.


-¿No te molesta tener la casa llena de pelos de gato?
Si vieras como tengo el sofá comprenderías que el pelo de los gatos es el menor de mis problemas a la hora de vivir con mis gatos.
Nah, son pequeñas cosas a las que te adaptas.


-¿Cambiando de tercio por que elegiste parodiar Los Vengadores en  tu cómic Los Vengatas antes que otra película superheroica?
El concepto mismo de la parodia entraña un cierto “comportamiento parasitario”. La parodia no es nada sin una obra original en la que se refleja. Fue en unas semanas entre trabajos que tanto echo de menos que se me ocurrió; ya había fecha de estreno de la película, yo no tenía nada que hacer y ME ENCANTAN los tebeos de superhéroes; prácticamente no necesitaba nada de documentación, toda la información ya la tenia en mi cabeza después de años de leer tebeos de superhéroes, ahora solo faltaba pensar las bromas y chorradas con las que intento que el lector se ría.
A los editores de Dolmen les gustaron las primeras páginas que les envié y nos pusimos manos a la obra.


-¿Vas a realizar alguna parodia más de película con superhéroes?
En un futuro cercano no. Como ya te comentaba el Vengatas surgió de un día para otro. A mí me gusta mucho el jugar con los mitos que tantos buenos ratos me han hecho pasar y parece que no me desenvuelvo del todo mal con los cómics de humor. Ojala dentro de poco me llegara un encargo para hacer una parodia de la JLA; sería señal de que iban a hacer la película. Me muero de ganas por ver como quedaría ese grupo en movimiento.

-¿Qué elementos ha de tener una buena portada?
Después de estos años como profesional poco a poco empiezo a entenderlo. Una portada no ha de ser necesariamente bonita o virtuosamente dibujada o descriptiva de lo que hay en el interior. La función última de una portada es que se distinga entre el resto de portadas que hay en la estantería y que llame la atención del posible lector. Como ejemplo de portadas que considero maravillosas son las de la serie Watchmen, completamente distintas de lo que se hacía hasta ese momento.



-¿Cuál es tu opinión sobre el panorama del tebeo de humor para el público juvenil y para el adulto en España?
Tebeos y autores con talento y ganas de hacerlos hay de sobra, tanto de humor como de cualquier género. Lo único que nos falta es un par de millones más de lectores para que todos estemos de mejor humor.

-¿Crees que una salida son los web cómics?
De momento, tal y como yo los uso, los web cómics son una forma de promoción de tu trabajo de cara a la futura publicación en papel y para que gente de todo el mundo pueda verlo ya que nunca se sabe de donde te puede llegar un encargo.
Para los jóvenes autores que están empezando imagino que es una manera de coger mano, el ponerte unos plazos para publicar tus páginas, saber que tienes a unos lectores esperándolas y ese tipo de cosas es similar a como los de mi quinta nos forjamos en los fanzines. Un punto a su favor es el contacto inmediato con el lector y es ahí donde puedes tomar nota de tus puntos fuertes y cosas a mejorar.
En España hay autores como Jordi Bayarri (seguro que hay otros, que me disculpen si no los menciono) que llevan años publicando sus cómics únicamente en formato digital y sacando un beneficio económico con ello, pero ese no es mi caso.

 -¿Cuáles son tus próximos proyectos?
Ahora mismo sigo colaborando en tres o cuatro publicaciones mensuales y siempre surgen nuevas propuestas.
Además tengo un par de proyectos que espero que encuentren casa pronto porque tengo muchas ganas de ponerme con ellos y estoy seguro de que les gustarán a la gente. Lamentablemente aún no hay nada confirmado así que no puedo contar más



SOBRE EL AUTOR
Sus trabajos empezaron a verse publicados en el año 2000 en la revista valenciana Camacuc y otras como Batracio Amarillo y Dos Veces Breve.

En 2006 y con guión de Manuel Castaño presenta el cómic de 48 páginas Bill Bob. Una historia pasada de vueltas con animales antropomórficos en plan vida desastrosa después de una ruptura amorosa.

Un año después dibuja la novela gráfica Te quise como solo se quiere a los cabrones con guión de María José Giménez. La editorial Dargaud compró los derechos para publicarla en Francia, algo que no suele suceder. Siguen obras como Sebastián Lefoud (2008) para Aleta Ediciones y El Viaje de Darwin (2009) en tres tomos para Planeta DeAgostini.


Ademas de los exitosos Miau, el autor ha realizado otros cómics tanto en la parte gráfica como en el guión:
Fonollosa tiene a un “super héroe” propio de cachondeo titulado Diablo Rojo en formato tira o a página entera que se publica mensualmente en la revista Dolmen. Los Muertos Revivientes (2012) es otra parodia esta vez de la serie Walking Dead. Y si os gustan más los vampiros y otros monstruos clásicos tenéis Mordiscos (2012), que también tuvo su origen en otra web cómic. El autor se atreve con cualquier género, y sin salir de su estilo de dibujo y humor, podemos leer esas divertidas cosillas que ocurren al practicar sexo con Sex o no Sex (2011). Asimismo dibuja el cómic Malviviendo surgido de la serie de Internet del mismo nombre.
José Fonollosa varia radicalmente de temática de un cómic a otro pero casi nunca abandona el humor.