viernes, 25 de diciembre de 2015

Presentación libro: Torpedo 1936: Historia de un gángster sin alma de Javier Mesón (2ª Parte)

El día 6 de noviembre tuvo lugar la presentación del libro Torpedo 1936: Historia de un gángster sin alma escrito por Javier Mesón. La conferencia estuvo presentada por Antoni Guiral y contó con la presencia, entre el público, de su guionista Enrique Sánchez Abulí.
Esta es la segunda parte de la presentación.




Antoni Guiral crítico, divulgador y guionista de cómics presentaba así al genial guionista Enrique Sánchez Abulí:

Tenemos entre nosotros a Enrique Sánchez Abulí, guionista que comenzó a escribir desde muy temprana edad. Uno de sus primeros guiones se publicó en Hazañas Bélicas. Serie Roja. Siguió escribiendo y traduciendo también del inglés y del francés. En los años setenta publicó en revistas importantes como Gaceta Junior o Trinca. En los ochenta colaboró también en la agencia de Selecciones Ilustradas. Con el inicio del famoso boom del cómic para adultos es cuando Enrique se hace mas presente en la industria, no solo con Torpedo, sino  con otras muchas series. Ha trabajado con José Ortiz, Esteban Maroto, Félix Vega, Das Pastoras, Oswald y con Jordi Bernet, por supuesto. Ha trabajado también para El Jueves y ha colaborado en muchas revistas de cómic para adultos. Este año ha ganado el gran premio del Salón del Cómic de Barcelona. La verdad es que es una de las pocas veces en las que se da un premio a un guionista. De hecho es la tercera ocasión en que se le otorga a un guionista. Antes que él lo recibieron Pedro Quesada y Víctor Mora. Enrique es una persona muy especial para mi porque cuando yo empecé a hacer fanzines en 1982 quise entrevistar al guionista de Torpedo.  Con Internet es mucho mas fácil, pero para entrevistarle entonces, cogí las paginas amarillas y empece a buscar. Enrique accedió amablemente y se mostró como una persona muy directa y sencilla.


Dicho esto, continuamos con las preguntas:

- ¿Has tenido libertad absoluta en el contenido?
Sí, no me han puesto cortapisas. Siempre hay correcciones de ultima hora, eso sí, o mejora esto, añade este texto... pero no hubo ninguna injerencia en mi forma de escribir el texto.

-¿Has contactado con mucha gente para realizar el libro?
Sí y casi todos han sido muy receptivos e incluso a algunos los he entrevistado. A mi me gusta documentarme mucho. No me gusta escribir sin saber de lo que hablo y más cuando no he vivido la época a la que hago referencia. En verdad sí que la viví como lector, pero no trabajaba en Selecciones Ilustradas. Para mi era importante hablar con personas dentro de Toutain Editor porque ellos vivieron esa época. Con sus momentos buenos y malos estos guionistas y dibujantes hicieron un trabajo importantísimo para el cómic español. Sin ellos muchos otros no serían conocidos hoy en día, ni hubieran trabajado para el extranjero.


-En el libro aparecen todas las personas que han colaborado en su realización ¿El tema de las ilustraciones del libro fue fácil?…
Para hacer un libro de este tipo has que tener siempre permisos. Me he atenido al derecho de cita y en algunos casos he pedido permiso a los autores, sobre todo en relación a las fotografiás, o he comprobado que estuvieran libres de cargas para ponerlas. Uno nunca se quiere arriesgar a tener algún problema legal. Este es un libro divulgativo y, como suele decirse, lo he hecho por amor al arte. Si alguien piensa que voy a ganar un duro con este libro está muy equivocado. Para mi no es que sea un homenaje, es que simplemente quiero que sea el legado de uno de los mejores personajes que se han creado en España y que se le reconozca el trabajo que han hecho a profesionales como Enrique Sánchez Abulí y Jordi Bernet.

-Antes has dicho “cuando era adolescente me impacto Torpedo”. Pero  Javier, seamos realistas, cuando salió Torpedo tú tenias diez años. ¿Ya lo leías entonces?
No cuando tenía diez años, lo comencé a leer un poco mas mayor.


-¿Que te impacto más?¿Aparte de sus mujeres?
Me impactaron tantas cosas... los juegos de palabras, las historias tan directas... No estaba acostumbrado a ese tipo de historias, ya que más bien leía cómics de Bruguera o de superheroes de Vértice. Torpedo mostraba diálogos secos, cortantes, directos, impactantes. Además te hacia reír, estaban matando a una persona o te mostraba un acto un poco escabroso, y te partías de risa. Es un personaje que no te lo puedes tomar en serio.


- Has dicho algo básico cuando hablamos de Torpedo. Puede ser una serie negra, un cómic policíaco, pero también es un cómic con humor y sarcástico, para ser mas exacto, de humor negro. Esto es básico para entender un poco porque funciona. El personaje no se puede tomar en serio, el lector lo sabe y ese es un juego que mantienen los autores con el lector, y este lo sigue perfectamente. Esa es una de sus grandes cualidades. Yo me quedo con el juego de palabras de la historia de la croqueta. Fue bastante impresionante en diversas viñetas, no recuerdo ahora en qué historieta.


-Hablanos del rotulista de la serie.
Martí Ripoll es el que hacía los títulos de cabecera de las historietas y fue uno de los grandes rotulistas y grafistas. Le daba un toque genial. Para el integral de Torpedo cogimos todas las letras de las cabeceras y al grafista le dimos algunas indicaciones para mantener el estilo y la estructura de las letras en las historias en las que ya no colaboró Martí Ripoll cuando dejó Toutain. El grafista o maquetador hizo un abecedario con todas las letras que había en Torpedo y con ellas compusieron los títulos que Martí Ripoll no había hecho en la cabecera para dar unidad a todas las historias.

Proceso de restauración.


Publico: ¿Has vuelto a leer las historias de Torpedo?
Para hacer un libro de este tipo has de releerte todas las historias de nuevo. Anotar que pasa en cada capítulo, con cada personajes, junto a otros detalles del momento en el que fueron publicadas. A medida que vas leyendo vas recordando la época en la que las leías. El impacto no es el mismo con la nueva lectura, pero me sigo riendo igual. Son impresionantes los dibujos de Bernet, ya cuando empezaba  imitando los dibujos de Alex Toth y más tarde dejando ya su impronta en el dibujo.
De Bernet se suele decir que es el último dibujante americano. Recogió el espíritu del cómic estadounidenses y lo envolvió en el genero negro de Torpedo con los magníficos guiones de Abulí.

-¿Vas a trabajar en un nuevo libro?
Piensa que hacer un libro así es complicado. Entiendo que ha de haber colaboración de los autores o creadores. Yo he tardado diez años en reunir la documentación, fotos... Una cosa es lo que me gustaría y otra lo que puedo hacer y luego está el problema de encontrar un editor, que es algo complicado.

TORPEDO DISPAROS.

Expongo aquí algunos pensamientos y comentarios de los dos ponentes:

Alex Toth era un extraordinario autor, llamado el “dibujante de los dibujantes”, porque tenía una capacidad de síntesis brutal y sabía como aplicar el blanco y negro, pero sus trabajos no eran muy comerciales. Aunque entre los dibujantes de cómic era uno de los mas respetados. Alex Toth tenía su moral, su forma de ver las cosas y no aceptaba la moral de Torpedo e intentó redimir al personaje con unas lágrimas en una viñeta que no estaban en el guión. La censura moral que intentó aplicar el dibujante al personaje no fue bien vista por Toutain y su creador Abulí. Fue una de las principales discusiones que tuvieron al respecto. A la hora de publicarlo Toutain borró esas lagrimas. El dibujante fue sustituido a partir de la tercera historia por Jordi Bernet.


Ha habido problemas con algunas escenas, no por la violencia sino por el tema del sexo. En Estados Unidos se han publicado algunas ediciones censuradas. Aquí en España el suplemento dominical de El País, no quiso publicar una de las historietas Lolita. Es un cómic para adultos y se supone que hay libertad de expresión, pero depende de los intereses de las empresas que lo publican. En verdad lo que ocurre en esas historietas es lógico en el contexto del personaje.

Algunos títulos de las historietas son parodias de películas o libros.

Ahora mismo por mucha libertad que tengamos no creo que se pudiese hacer un personaje con esa crudeza. Primero porque ya no hay revistas que publiquen historietas y segundo porque es un personaje muy violento. Es muy difícil que se publique un personaje nuevo así, pero es que ahora mismo seria muy difícil también que nacieran Mortadelo y Filemon, porque es un humor políticamente incorrecto a otros niveles.

¡Esperemos que Torpedo vuelva pronto de sus prolongadas vacaciones!

Torpedo 1936. Historia de un gángster sin alma 
    Javier Mesón
    24x17cm
    € 18,00
    160 Páginas
Drakull Editorial


1 comentario:

Blogger dijo...

ClixSense is a very recommended work from home website.