sábado, 28 de noviembre de 2015

George Barris (1925-2015)

El pasado 5 de noviembre de 2015 fallecía George Barris.



Puede que ese nombre no nos diga mucho pero coches tan famosos como los de las siguientes series de televisión no necesitan presentación: el Batmovil, the Munster Koach y casket turned dragster (the "Drag-U-La") de la Familia Munster, Starsky & Hutch (Ford Torino), The Dukes of HazzardPower Rangers (Turbo Vehículos)  o el mismísimo Coche Fantástico (Pontiac trans Am), fueron customizados por él. George Barris fue un diseñador americano y constructor de muchos famosos coches personalizados de Hollywood.




Recuperó aquí la parte de un articulo que publique en Fans Club Magazine dedicado al periplo del Batmovil de la serie Batman de Adam West de los sesenta:

EL NACIMIENTO DEL BATMOVIL

Uno de los platos fuertes de la serie fue el Batmóvil, que a diferencia de las otras dos series anteriores de Batman, en esta sí lució. Sorprende que su diseño futurista y elegante estuviera basado en un coche ya existente diez años antes. El modelo original era un prototipo de la Ford construido a mano a mediados de los cincuenta por la compañía Ghia en Italia y llamado Lincoln Futura. El prototipo de color blanco azulado llamaba la atención por su complejo diseño, con un parabrisas con forma oval y su ausencia de techo. Este atrevido y extravagante diseño y su elevado coste hizo que no tuviese éxito entre el publico y sólo se utilizase en exposiciones o para fines publicitarios, llegando a aparecer pintado en rojo en la película “Empezó con un beso” (1959) dirigida por George Marshall e interpretada en el papel principal por Glenn Ford.



Después de este rodaje el automóvil acabó olvidado durante años en el taller del diseñador y constructor de coches personalizados George Barris, ya que nadie en Hollywood se hizo responsable de su almacenamiento. Barris lo ofreció sin éxito para el rodaje de películas de ciencia ficción y con el tiempo se lo quedó "en concepto" de pago por el almacenamiento. Pero la vida de este coche aún no había finalizado ya que un fulgurante éxito le esperaba.

Semanas antes de empezar el rodaje los productores de la serie Batman le encargaron a Barris un Batmovil. Se pensó en usar como base un Cadillac, pero el trabajo de transformación era costoso y tampoco disponían de tiempo. Fue entonces cuando Barris se acordó de su Lincoln Futura. De esta forma Barris y varios expertos más como Bill Cushenbery convirtieron el antiguo modelo en un diseño todavía mas fantástico. Hay que decir que Cushenbery era el competidor de Barris en este negocio, pero como el tiempo jugaba en su contra, tuvo que pedirle ayuda. Los laterales del Lincoln se elevaron; se cambiaron piezas del morro pareciéndose ahora más a un murciélago; en la parte de atrás se instaló lo que simulaba una turbina que escupía literalmente fuego; se incluyeron dos paracaídas para las frenadas bruscas y otros gadgets que se fueron sumando con el paso del tiempo durante los rodajes. Fue difícil de conseguir, por ejemplo, el detalle de que el logotipo de Batman del centro de las ruedas no girase con estas.

Con todo esto el flamante Batmovil pesaba más de tres toneladas pero estaba listo para ser utilizado en el primer capitulo, al menos exteriormente porque interiormente era una chatarra. El motor se recalentaba, consumía mucha energía y se quedaba sin batería. El primer parabrisas realizado en lexon daba problemas de visibilidad. Un neumático estalló el primer día de rodaje porque no soportaba el peso y tuvieron que ponerle neumáticos de coche de carreras. En la serie para dar mas sensación de velocidad se rodaban algunas escenas del Batmovil en cámara lenta, con ese peso no es que corriese mucho, y luego las pasaban a cámara rápida. También aparecieron dos motos o batcycles con o sin sidecar. La primera era una Harley Davidson casi tal cual y la segunda, más modificada, una Yamaha. Apareció, incluso, un ¡Bat helicóptero!. Sin olvidar claro está, la Bat tabla de surf, aunque ninguno de ellos alcanzó la magia del Batmovil.


Más tarde Barris y su equipo cambiaron el motor del Batmovil e hicieron una puesta a punto del vehículo. Las replicas del Batmobil para uso publicitario de la serie, fueron realizadas en fibra de vidrio a partir de moldes de la carrocería original metálica y utilizando otros coches como base, ya que el original era un coche único. El diseño del Batmovil fue patentado por Barris para tener el control legal sobre las replicas. El éxito del vehículo se constataba en los revuelos que causaba en las exposiciones y shows en los que participaba y en las cerca de cinco millones de ventas unitarias que hizo la casa de juguetes Corgi de su modelo a escala entre 1966 y 1979. Y es que con el fulgurante triunfo de la serie el mercado se inundó de Bat merchandising. Se crearon más de 500 productos fabricados por 54 empresas diferentes en el año de su estreno.