sábado, 4 de octubre de 2014

Vigilante de Marv Wolfman en Ediciones Zinco

"Y el Vigilante detesta a los que desobedecen la ley... y lo que detesta lo trata con...  ¡Severidad!"


Este no es un personaje muy conocido ni entre los que leen actualmente cómics DC ni entre los que los leían en el lejano 1986 pero todos los que nos acercamos a esta colección aquel año nos quedamos enganchados a ella, y la recordamos con cariño como una de las que más nos hizo disfrutar su lectura.

La portada del número 1 no pasaba desapercibida con ese “imponente hombre de negro” apuntándonos directamente. La primera página del cómic presentaba un resumen rápido: Adrian Chase era un fiscal que luchaba por encarcelar a los maleantes. Algunos claro esta se libraban por tecnicismos. Un día Adrian encerró a uno de los mayores gansters y como premio una bomba mató a su mujer  e  hijos y a él también. Al menos durante siete minutos. “Se llama muerte clínica. Adrian se fue durante mucho tiempo y nadie sabe donde. Pero cuando volvió era muy diferente...” Hasta aquí la primer página luego al girarla encontrabas un potente dibujo a toda página con unos textos que rezaban: "Se convirtió en el Vigilante, Y el Vigilante detesta a los que desobedecen la ley.. y lo que detesta lo trata con... ¡Severidad!"


Vigilante no era un superhéroe ni tampoco un Punisher al uso. De hecho creo que el personaje es más rico en personalidad y secundarios que el más popular Castigador, pero no ha tenido nunca las ventas de este.

La primera aparición de este negro justiciero fue en los New Teen Titans hacía 1982 de los autores Marv Wolfman y George Perez. Hay que decir que este no fue el primer Vigilante del mundo del tebeo de la DC, puesto que en Action Cómics 45 de noviembre de 1941 se presentaba al personaje Greg Saunders que cogía este nombre al vestirse de cowboy y vagar impartiendo justicia con una moto. Si queréis saber más.

Marv Wolfman es un excelente guionista y es el padre de esta criatura que dotó de buenas y diferentes historias durante los 16 primeros números que estuvo al frente de la serie regular que empezó en noviembre de 1983 . El cómic se disfrutaba por que presentaba emoción, humanidad, intriga y  dosis de acción a partes iguales. El Vigilante era una figura potente que aumentaba con esa forma de narrar en la que sus pensamientos siempre estaban en los recuadros de las páginas del cómic dando fuerza e intensidad a la acción. Al principio el Vigilante estaba ayudado por Teresa Gómez  ayudante de investigación y J. J Davis experto en computadoras y armas. ¡Qué queréis! ¡la serie nació en 1984!, pero historias como “Sombras” nos  mostraban  que Vigilante experimentaba con el medio del cómic y que podías encontrar historietas verdaderamente distintas.


Tal vez el punto negativo fue el baile de dibujantes Keith Pollard, Dick Giordano, Chuck Patton, Ross Andru, Don Newton. Pero debo decir que esto no me importó demasiado en aquellos años salvo excepciones como el dibujo de Gil Kane del número 12. Aunque ahora lo veo con otros ojos y no me desagrada tanto. Mi dibujante preferido Rick Magyar.

Cuando Wolfman dejó la serie tomo las riendas en los guiones Paul Kupperberg. Y puede ser que a esta alturas ya no sea original leer en un cómic que un héroe deje su alter ego superhéroico y otro inesperadamente ocupe su lugar. Pero en aquellos años nos sorprendió de lo lindo. Y nos intrigó durante muchos números saber quien se escondía bajo la mascara de este segundo Vigilante de métodos más expeditivos. Como Adrian Chase intentaba averiguarlo y como poco a poco notábamos según avanzaba la trama que este iba perdiendo algo de cordura. Cuando apareció un tercer Vigilante en escena ya fue ¡la leche!. La serie se iba tornando más violenta recuerdo como anécdota que a mi padre no le hacia gracia que leyese este cómic.


El número 17 presentaba una de las historias más fuertes y recordadas El día del Padre, no es para menos si su guionista fue Alan Moore. La historia llegó a tener una segunda parte titulada El día de la madre. En el episodio doble se narra la historia de un padre que ha salido de la cárcel por abusar de un hija y va a por esta. Su mujer intentara evitar la tragedia. La historia plantea dilemas interesantes y una historia que se sale de lo común en este género por aquellas fechas.


Las portadas de la serie también fueron innovadoras y con enfoques originales gracias a autores de la talla, entre otros, de Magyar, Howard chaykin, Joe Kubert, John Bryne y Brian Bolland.
 

 ¡Portadas de diez!

Zinco publicó al principio como era habitual durante años un capitulo y medio por tebeo y a partir del 19 cuando los números americanos aumentaron en unas pocas páginas se pasó a publicar solamente un episodio completo por número y con un caracter enfocado a lectores adultos. Vigilante fue una de las colecciones en que pudimos ir viendo la remoldeación de Ediciones Zinco con la entrada de Miguel G. Saavedra con unos iniciales artículos de Watchmen  “Línea directa” y después ya correos, artículos y demás ofreciendo un envoltorio más digno, informativo y cuidado en las publicaciones.


Sin embargo las ventas de este cómic tal vez por que era un personaje nuevo que se presentaba en España por primera vez no acompañaron y en el número 31 (el 36 americano) se canceló la edición española. Tampoco es que en USA la serie triunfase puesto que solo llego hasta el número 50. En este último número de Zinco muy correctamente se ofrecía un resumen de los capítulos que ya no veríamos y de las últimas páginas del ultimo número con un final que demostraba una vez más que estábamos antes una serie adelantada a su tiempo que presentaba a veces situaciones entonces inconcebibles para este género. Bueno y de hecho creo que sigue siendo uno de los pocos personajes de cómics que acaban su vida así.  Vigilante fue un thriller con buenas dosis de suspense, accion y emoción.


No se ha vuelto a reeditar este cómic en España y los intentos americanos de resucitarlo como el emprendido por el buen guionista Bruce Jones en 2005 no es que fuera para tirar cohetes. Se llegó a publicar aquí en un tomito. Y en 2009 el propio Marv Wolfman retomaba el personaje en una serie de 12 números en que un nuevo Vigilante con lazos de sangre con el anterior volvía a la palestra.

No existe apenas merchandising de Vigilante, tan solo una figura articulada DC Universe y es relativamente nueva.

 El ya clásico justiciero más molón que el Punisher

Curiosidades:
Un crossover con Superman que si que existio y otro con La Cosa que no:

Si, tambien hubo una Vigilante en los locos noventa, aparecio en la serie Deathstroke the Terminator. Fue mucho antes de la miniserie de Bruce Jones.


2 comentarios:

intruso dijo...

Vigilante estuvo muy bien, Magyar es,que yo sepa, entintador y no dibujante y en la serie "Question" ebtintó a Dennys Cowan que también hizo algunos números de Vigilante. En mi opinión una vez entró Todd Smith ya no valía la pena comprar la serie... sin Wolfman decayó pero con Todd Smith y algunos que le siguieron era casi insufrible

ElRinconDelTaradete dijo...

Gracias por el apunte del entintador. A mi la etapa con los guiones de Paul Kupperberg tambien me gusto, al menos hasta donde llego Zinco. Aunque el dibujo era peor en los últimos