domingo, 21 de septiembre de 2014

Jaume Capdevila "Kap" habla del libro El gran Vázquez coge el dinero y corre

El jueves 12 de enero de 2012 en la librería Casa del Libro en Barcelona tuvo lugar la presentación del recomendable libro: El gran Vázquez coge el dinero y corre de Dolmen Editorial. Un libro colectivo coordinado por J. J Vargas y realizado por varios estudiosos y dibujantes del 9º arte que además incluye entrevistas a personas que trataron al genio. En esa presentación intervino entre otros el dibujante humorístico Jaume Capdevila más conocido como Kap. Ya se sabe, más vale tarde que nunca y aquí esta lo que dijo Kap al respecto de este completo libro y sobre la figura de Vázquez:


En primer lugar he de decir que de los que están en esta mesa soy de los que saben menos de Vázquez. Él fue un gran historietista, y he de reconocer que mi campo de actuación habitual es más el humor gráfico, la viñeta satírica y la caricatura, más que el mundo de la historieta. Este último lo he conocido y disfrutado como lector. Un lector aficionado de las historietas de Bruguera en mi infancia y la verdad es que las disfruté mucho. De todas formas este libro es una obra extraña para empezar, pero importante. Importante porque nos da una visión múltiple, una visión caleidoscópica de la vida y sobre todo de la obra de un personaje como Manuel Vázquez. De sus múltiples facetas de pequeños y grandes aspectos de su vida. Está fuera de duda que fue un gran creador y que el personaje de Vázquez va más allá de la persona. Una de las mejores invenciones de Vázquez como autor fue la creación de su propia leyenda, de su propia vida. De esto también se habla bastante en este libro.

Tal vez es un libro oportunista, porque no sé si una editorial se hubiera atrevido a publicar un libro como este si no se hubiese estrenado la película de Santiago Segura. Hemos de admitir que en este país en el que la industria del cómic es la que es y está como está, y que ya cuesta que los editores paguen a los autores de cómics que es lo que tiene que ser, imaginaos ya el hecho de hacer crítica y teoría sobre la historieta, es una cosa no solamente heroica, sino que tiene bastante de masoquismo, por tanto “hacer un esfuerzo editorial sin precedentes” con once autores estudiando un personaje, es una cosa extraña.


Jordi Cañisà habla en su aportación al libro de las series menores. Y no porque sean menores no vale la pena hablar de ellas. Un trabajo importantísimo de Vázquez dentro de la dinámica de Bruguera. Lo normal era que los autores hiciesen series que igual funcionaban o no y después el señor González, con su criterio acertado o equivocado, decidía que series sí y que series no. Lo más interesante de este libro es que no es una visión de un señor que se ha estudiado la obra de Vázquez y que dice lo que le parece, sino que no hay 11 autores diferentes que hablan sobre él, a parte de diversas entrevistas, testimonios. En definitiva, diferentes visiones que te permiten hacerte una idea de lo que fue la vida, la obra, y las creaciones de Manolo Vázquez. Una aproximación desde diversos ámbitos. Un esfuerzo interesante y que en este país se tendría que hacer más a menudo.

Evidentemente lo más interesante en el mundo del cómic es que se hagan cómics, que se editen cómics buenos, que se lean cómics, pero tal vez si al lector de historietas después de leerlas le viene de gusto saber alguna cosa más sobre lo que ha leído, es interesante que haya estos trabajos teóricos. Es verdad que son para un público más reducido, puede que no sean para el gran público porque a este igual no le interesa saber en que año Vázquez hizo esto o dijo aquello... El público lo que quiere es coger una historieta de Vázquez y pasárselo bien y en esto él era un maestro.

Vázquez consiguió revolucionar en cierta medida el humor infantil que venía arrastrado por el TBO, por lo que era políticamente correcto. Hay que recordar que vivía en un mundo en el que gobernaba el régimen franquista donde tampoco te podías salir mucho de la raya. Vázquez ya fue vitalmente y personalmente un personaje incorrecto y en su obra intento ser el máximo de incorrecto. Estas pequeñas incorrecciones, estas pequeñas transgresiones que hacia en el dibujo, en el planteamiento, en la manera de dibujar, de explicar la historia, incluso en el desenlace de la misma, tuvo una gran influencia en muchos otros autores y ha abierto muchas puertas posteriores porque fue uno de los primeros autores que se salto las normas, siempre que podía y tanto como podía. Al ser un transgresor llegas y pisas terrenos inexplorados por primera vez, después es fácil que otros vengan detrás. Y esto se le ha de reconocer a Vázquez como autor. Estas ganas personales, vitales de llevar la contraria. Aquí hay una explicación de su propio personaje que ya es un mito. Vázquez vendría a ser como un Rossend Llates o un Pompeu Gener, que eran unos personajes de la Barcelona de principios de siglo que fueron las raíces de humorismo, continuamente les pasaban anécdotas y si no les pasaban era igual, porque la gente ya se las atribuía directamente a ellos. “¿Ya sabéis la última del Peius?” y explicabas cualquier animalada. Vázquez seguramente hizo de muy gordas y seguro que Jaume Rovira nos lo podrá explicar por el hecho de conocerlo personalmente. Toda la gente que lo conoció tiene muchas anécdotas para explicar, pero seguro que la leyenda supera al hombre.


Este es un libro importante y se habrían de hacer más, no solo sobre Vázquez porque se lo merecen muchos otros autores, porque si una cosa es importante en este país es tener una tradición de autores fuera de serie, grandes personajes que han hecho grandes cosas en el mundo de la historieta y en el mundo del dibujo, y muchos de ellos no son bastante conocidos, bastante investigados y de algunos de ellos ya es difícil de seguir su obra anterior a la Guerra Civil. Pero después de la Guerra Civil a algunos dibujantes no se les ha tratado como artistas sino como obreros de la historieta y esta producción tan exagerada que se les ha exigido, obligándoles a bajar los criterios de calidad para primar criterios editoriales de producción (páginas y páginas y vender y vender) esto ha obligado a los autores ha ofrecer una obra inferior de calidad a la que ellos estaban capacitados.
Pero aún con todo ha habido grandes nombres de la historieta española y estaría bien que esta fuera la primera piedra de una colección de autores de los que vale la pena explicar quienes eran, cómo lo hacían, y dejar constancia, porque el tiempo pasa y hay gente que si no los vamos recordando puede ser que los olvidemos. Sirva este libro para inaugurar futuras investigaciones. Es un patrimonio cultural importante que vale la pena que exista. Y en un país como Dios manda esto es tan importante, ahora iba a decir, quizá incluso más importante que el Fútbol (risas). Hombre si mañana gana mi equipo me alegraré y además jugaremos la final pero ... también es importante dedicarse a la culturilla.

Muchas gracias.

EL GRAN VÁZQUEZ: Coge el dinero y corre
Dolmen Editorial
280 páginas; 24x17 cm
Encuadernación: Rústica con solapas.
PVP: 19, 95 EUROS