lunes, 21 de octubre de 2013

Presentación Various Horror Visions de SantiPérez




El sábado 20 de octubre de 2013 en el marco del 46º Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya tuvo lugar en Sitges la presentación de el mic Various Horror Visions de Santiago Pérez Domínguez. La conferencia estuvo moderada por Jordi Ojeda, divulgador de la historieta, profesor de la UB, fundador de la empresa Rational Time, conferenciante y comisario de gran numero de exposiciones, entre ellas la que se ha podido ver también en Sitges en conmemoración a los 75 años de la famosa emisión radiofónica que Orson Welles realizó de la obra de H. G. Wells La guerra de los mundos.

Various Horror Visions es un libro de historietas cortas de terror en b/n y color. Su autor tanto en el guión como en el dibujo es Santi Pérez (excepto en el guión de la historia La invasión de los insectos cavernícolas a cargo de elchinodepelocrespo). La recopilación acaba de ser publicada por Diábolo Ediciones. La edición es en tapa dura con 64 páginas de gran calidad tanto en contenido como en continente. Su precio: 14, 95 euros. Si te gusta el genero del terror con paradoja de la realidad no puedes dejarlo pasar.



Os dejo aquí con la transcripción de lo mejor de la presentación:

-Siempre es complicado realizar una presentación de cómic porque no sabes muy bien si se puede hablar del contenido, si lo habéis leído, si lo que hay que hacer es hablar para que tengáis ganas de cómpralo...
Various Horror Visions es una recopilación de historias cortas que previamente se han publicado en los dos últimos años en la revista Cthulhu de la editorial Diábolo y que ahora se han recopilado en este álbum de un autor que tiene una historia singular porque empezó hace más de veinte años dibujando en cómic en la revista Creepy y luego ha tenido un parón de 20 años. Ahora se ha reincorporado de nuevo al medio con una gran fuerza con este titulo.




¡Qué tiempos aquellos! Primer número de la segunda epoca de Creepy (1990) en la contra aparecía un nuevo valor: Santi Pérez

-En esta obra hay varios estilos, estéticas y recursos diferentes. ¿Cómo has escogido el estilo para cada historieta? ¿Es primero la historia o el estilo?
En realidad no es ninguna cosa predeterminada. Cada historia esta trabajada y hecha de una manera debido sobre todo a la temática. La revista Cthulhu sale cada seis meses y nos exigen un tema especial como el de los zombis o la ciencia ficción para cada número. Esto hace que cada historia se haya hecho de una manera y con una técnica muy diferentes.

-¿El recurso de la técnica es una sensación de experimentación?
Cada vez que empiezo un trabajo es como si empezase desde cero y desde luego hay mucha experimentación. No tengo un proceso a seguir o fijo en cada trabajo.

-Háblanos del proceso creativo de la portada, de gran elegancia por cierto, y que es un ejemplo de la elegancia que trasmite el interior. Destaca en las estanterías de las tiendas por la potencia de la misma y al hacer destacar el dibujo del zombi con ese fondo blanco. La corbata es muy simbólica.
Al principio la portada iba a ser todo lo contrario. Barajamos muchas ilustraciones y todas con fondo negro. Todo muy oscuro y cuando faltaban dos días para la entrega se me ocurrió hacer este dibujo, se lo mandé a Lorenzo el editor y le sorprendió mucho por que se alejaba de lo que estábamos hablando y de los bocetos con los que estábamos trabajando desde hace un mes. Pero me dijo déjalo. Me gusta. Y ahí se quedó!!

-La primera historia Carne Seca posee un argumento que cuando lo lees no tienes claro por la sensación de proximidad si es de zombis o de terror cotidiano. La historia de un zombi que se levanta por la mañana y se va a trabajar a la oficina: 

"Cada mañana me cuesta más levantarme y abandonar el letargo que el sueño me ofrece. Sin ánimo. Sin fuerzas. Me arrastro. Mis rígidas articulaciones se quejan con cada movimiento".


 -Al leer esto pienso ¡Este soy yo levantándome cada mañana, yéndome a trabajar, rodeado de otros zombis que están peores que yo!. Esta proximidad de lo cotidiano, de la realidad, hace más verosímil la historia. Eres claramente un contador de cuentos. 
Sí, y yendo al servicio. Mucha gente me ha dicho que en el lavabo también pone la mano en la pared (risas). Esta historia es con la que empecé de nuevo a engancharme al cómic. Es una historia que estaba haciendo para mí, sin ninguna intención de publicarla. Iba actualizando mi blog con esta historieta y dio la casualidad que un antiguo compañero de la revista Creepy, Javier Santonja, la vio y enseguida me puso en contacto con Álex Ogalla y Manuel Mota que son los coordinadores de la revista Cthulhu y daba la causalidad de que el siguiente número de la revista iba a ser un especial de zombis. ¡Date prisa que entras!, me dijo.
Para mí es una historia significativa por esto.

-Durante estos últimos veinte años sigues con tu trabajo habitual y el cómic pasa a ser una especie de hobby fuera de horas de trabajo.
Yo trabajo en la publicidad, colaboro con revistas como National Geographic, Historia, o para grupo Z. Vamos lo que hacemos los dibujantes para pagar las letras. Aunque el cómic también se ha convertido en una pequeña fuente de ingresos pero no deja de ser una pequeña ayuda.


Diseño industrial realizado por el autor.

-La historia Jack el moroso tiene la singularidad de que en ella firmas con fecha 1990-2013. Explícanoslo.
Debo decir que no todas las historias incluidas en este tomo son de la revista Cthulhu. Hay una que publiqué en 1990 en blanco y negro. Es una historia que yo quería haber hecho en color pero en aquel momento no hubo manera y este año he hecho un remake de ella con muchas mejoras en la historia. Por eso en la firma de Jack el moroso aparecen las dos fechas.

Aparte del color está el tema de la documentación. En el año noventa documentarse era algo muy difícil. Si querías saber como era un Ford Econoline de 1970 o veías una película de aquella época o no había manera. Hoy en día con Google pones los datos del vehículo y enseguida te sale. Hay algunas cosas que he actualizado como el dibujo de los vehículos, de las latas de gasolina que aparecen en la historia...



 Algunas viñetas tal como aparecierón en Creepy en los noventa y en la actualidad.

La historia la puedes leer y te puede hacer mucha gracia o ni puta gracia. Según tu estado de ánimo. Es la historia de un tío que debe dinero a los típicos personajes americanos que se contentan con tener el 4x4 a tope de gasoil o con que no les falte munición a sus pistolas.

-También hay una historia homenaje a Lovecraft.
Todos los que hayan leído Lovecraft seguramente habrán leído Reanimator, una historia que está compuesto de seis episodios y a la que yo he tenido el valor de sumarle un séptimo y pienso que si Lovecraft levantara la cabeza directamente me daría una patada en el culo ya que no le acabaría de gustar mucho. Porque mi historia habla de cosas en las que él no estaba de acuerdo. En esta historia se ve reflejado como una mujer en aquella época, alrededor de 1920, se atrevía con cosas como defender a los desahuciados o ayudar a los inmigrantes. Sabemos que para Lovecraft un inmigrante era como un animal que iba a dos patas como los humanos.
Doble página de Un parentésis de luz

-Después de Carne seca viene la historia La Segunda Fase.
La Segunda fase es un cuento que tiene diferentes niveles de lectura. Lo puedes tomar como una historia muy simple de una jefaza que tiene una multinacional y es una vampira y que necesita un tipo de sangre muy concreto y le ofrece un trabajo a una persona que tiene necesidades de dinero puesto que su familia vive en una chabola. La metáfora está en hasta donde es capaz el ser humano de venderse para conseguir lo que necesita. 


La segunda Fase

-¡Al final lo que nos queda es vender la sangre que es algo que ya se está haciendo!
¿Tienes alguna historia favorita en esta recopilación?
La verdad es que todas me gustan mucho pero especialmente la de Carne seca. No quiero contar nada pero es una historia muy emotiva. Cuando estaba haciendo el guión le contaba la historia a mi mujer y terminaba siempre con los ojos rojos, a punto de llorar.

Página de Carne seca

 -Es la sensación de realidad que hay detrás.
Si, la cercanía. Mi zombi no es realmente un muerto viviente, todo lo contrario.

-Los éxitos de las películas, los libros y los cómics de zombis son debidos en realidad por la parte humana, por el conflicto que se genera con la irrupción del mal que en este caso es la invasión de unos zombis y de cómo reaccionas delante de una problemática de este tipo. De hecho el fantástico es eso. Personas normales que nos encontramos en una situación extraordinaria y como reaccionas delante de ella.
Al final lo que importan son los conflictos entre las personas.




-Se dice que en épocas de crisis siempre aparece el terror como un elemento importante en el ocio. Con este libro también participas de este momento de éxito. La revista Cthulhu ha tenido muy buena acogida con 10 números ya publicados que esperamos que continué. ¿Entre la invasión que tenemos en la actualidad de cine, series y ahora cómics de zombis, cómo situarías tu cómic dentro de este contexto?
En realidad lo que me pasó a mi es como si estos veinte años que he estado sin dibujar hubiera estado invernando. He vuelto a despertarme y decir ¡ostras que viejos estáis todos! y me miro al espejo y ¡ostras yo también!. Han pasado veinte años y mis temáticas y el estilo siguen siendo las mismas que cuando terminé de dibujar cómics. Sigo el camino que inicie.



Diferentes inicios de historietas de terror de Santi Pérez para la revista Creepy (nº 1,11 y 17). No incluidas, lamentablemente, en este tomo.

-Posees algunas influencias de autores de la revista Creepy.
No oculto mis influencias, las principales han sido Bernie Wrightson con su historia de Jennifer. También Richard Corben , Mark Schultz y su Xenozoic Tales. Aunque según va pasando el tiempo las referencias van cambiando o las vas agregando. También me dejo influenciar por pintores como Ramón Casas, Fortuny o Santiago Rusiñol, algo que se puede notar un poco en el colorido...


Dos libros antiguos para conocer y saber más del maestro Bernie Wrightson o bien a traves de la nueva edición.

-Tus viñetas son casi cuadros.
Esa es la referencia que te decía. En esto se debe notar.

-Existe en Various Horror Visions un esfuerzo para que cada viñeta sea explicativa y que tenga una fuerza para comunicar, prueba de ello es el resultado final que atrae al lector y mantiene la tensión. Tengo la teoría de que los cómics de terror son los más difíciles de hacer. En las películas de género fantástico una parte importante de la tensión dramática y del terror y el miedo los produce el sonido. El sonido te ayuda y acompaña a ese proceso de tensión. Por eso el cómic más difícil de hacer es el de terror porque el lector está en la soledad de su casa y tienes que conectar con él. El lector tiene que introducirse dentro de la página, pasar miedo leyendo y viendo la imagen y eso es muy difícil.
Sí, en el cómic hay menos recursos para narrar. Carecemos de sonidos, de poder dar sustos. Además, el lector puede estar tentado a leer previamente la última página y descubrir lo que hay.

-En el cómic de terror es un requisito fundamental no conocer lo que viene a continuación. En el diseño de una página de cómic de terror existe el conflicto de cómo acabarla para que haya provoque una tensión en el lector que le permita continuar para ver que pasa en la siguiente.
En Carne Seca las ultimas viñetas no son especialmente grandes para lo que es un final de historia, pero en realidad está hecho a propósito. No quiero que cuando pases la página descubras el final, por eso he reducido el tamaño para que llegues cuando toque y te encuentres un final sorprendente. Existe esa intencionalidad. Normalmente se suele hacer lo contrario, que la última página sea una splash page, una viñeta completa, pero claro, el lector puede pasar la página y desvelar la sorpresa. Si haces las viñetas más pequeñas obligas al lector a leerse toda la página hasta llegar a la ultima.
A mí hacer las historias me cuesta mucho, les doy muchas vueltas, me cuesta parirlas. Tengo mis propios recursos. Uno de ello, al ser historias cortas, es crear una estructura básica pero empezando por el final. Una vez establecido el final desarrollo la historia hacia atrás, haciéndola crecer para que ese final que yo conozco sea mas sorprendente.
Lápiz de Carne seca

-¿Haces composición de storyboard para tus historietas?
En la historia Segunda Fase hice un storyboard porque era una historia difícil de contar al jugar un poco con el antes y el después. Quería ver la consecución de imágenes. Monté una tira leica con sonido y todo y cuando vi que funcionaba ya hice la típica distribución.

Página de La segunda fase

Preguntas del público:
-¿Es posible hacer pasar miedo con la lectura de un cómic, experimentar esa tensión que podemos tener con el visionado de una película?
Los dibujantes de cómic nunca podremos llegar al nivel del cine por esta falta de recursos que decíamos. Se puede pasar miedo, sí, pero a otro nivel. En un cómic no puedes pegarte sustos, es diferente. No es terror, te puedes horrorizar con un cómic. Es horror por lo que puedes ver.

Jordi Ojeda: Es un miedo psicológico. Los libros de terror lo tienen peor porque solo es texto y la página en blanco y te lees el libro y te mueres de miedo. El discurso narrativo exige que el lector se implique en la historia para acabar participando en ella y pensar que te podría pasar a ti, por ejemplo

-¿Tiene sentido hacer historias de terror en relación con lo que esta pasado actualmente? O sea utilizar el fantástico para explicar cosas que están sucediendo en otro contexto.
Cuando quiero contar una historia me influye mucho la realidad aunque la distorsione un poco. En la historia de La Segunda Fase está clarísimo: tenemos las viviendas, lo difícil que es encontrar trabajo, la desgracia de tener un cáncer. Es una historia de terror pero influida por la realidad.
Hay otra historia en el libro ambientada en un túnel del terror donde he sustituido a las figuras de monstruos típicas en ellos y he realizado una critica social bárbara. Pura y dura. La pena de muerte, el problema de la inmigración, los pederastas... Todos los monstruos que de verdad dan miedo.



Jordi Ojeda: Un ejemplo lo podemos ver en la exposición de La guerra de los mundos. Como utilizan los diferentes autores, tanto en la novela como en las adaptaciones de cine, el fantástico para hacer crítica social. En La Guerra de los mundos en el año 1898 el novelista H. G. Wells utiliza la metáfora de la invasión marciana en realidad para criticar la acción colonizadora de Gran Bretaña y de paso criticar las diferencias sociales en la sociedad victoriana de finales del siglo XIX

Jordi Ojeda: Various Horror Visions es un cómic que tiene varias lecturas. Recomiendo que lo leáis más de una vez porque quizá la primera vez te fijas más en el miedo y la tensión pero en una segunda lectura ves los detalles. El reto de un dibujante es que en una viñeta has de explicarlo todo y ahí tienes los fondos y los detalles que en una primera lectura también se te pueden pasar.

Santi: Pueden parecer superficiales pero tienen mucha chica por debajo.

 El mundo de Merrie Melodies no se libró de su versión negra de la mano de Santi Pérez para el último número de Creepy Nº19

Jordi Ojeda: Alguien te ha bautizado como un dibujante de terror elegante. Este es un cómic muy trabajado, hay otros cómics de terror que son mas concretos, van más a la acción. Various Horror Visions permite una cierta reflexión. Solo con la apuesta de pensar en lo cotidiano puede hacer que el lector se sienta identificado con el discurso. Además es un cómic atemporal, dentro de unos años podemos volver a leerlo y creo que no habrá pasado el tiempo para el. Hay otros cómics de entretenimiento que no aguantan tanto el paso del tiempo.

AUTOR: SANTIPEREZ,
EDITORIAL: DIABOLO
ENCUADERNACIÓN: Cartoné
PÁGINAS: 64
BN Y COLOR
PVP:14,95 euros